Prueba

Coches 4x4

Nuevo SsangYong Rexton W 2013: mejoras evidentes

Alfredo Rueda

28/11/2013 - 07:13

La tercera generación del SsangYong Rexton W 2013 no solo añade una W a su nombre. Incorpora diversas mejoras que, unidas a la versatilidad de sus siete plazas y a un precio competitivo, le convierte en un TT a tener en cuenta. Lo hemos probado a fondo.

'Work of Art' (Obra de Arte). De estas palabras procede la W que ahora incorpora el SsangYong Rexton W 2013. Pero el nuevo todoterreno añade muchas más cosas que una simple letra.

Para empezar, la tercera generación del SsangYong Rexton tiene un nuevo diseño, más moderno y actual, así como nuevas medidas que empequeñecen a su predecesor. No en vano, es más largo (3,5 cm), ancho (3 cm) y alto (1 cm) que el SsangYong Rexton II. Los cambios estéticos se centran en una nueva parrilla, inclusión de molduras laterales, nuevo diseño de faros y pilotos, espejos retrovisores con Leds integrados y nuevas llantas de aleación de 18 pulgadas.

En el interior, el cuadro de instrumentos del nuevo Rexton W 2013 también dispone ahora de iluminación LED, una nueva radio CD con MP3 y Bluetooth, así como control de velocidad en el volante y un nuevo navegador integrado (para las versiones más equipadas). Todo esto se complementa con una calidad percibida muy superior, gracias al empleo de mejores materiales y a la gran mejora que ha habido en acabados y ajustes. Además, los ruidos que llegan al habitáculo, así como las vibraciones se han reducido en un 30% gracias al empleo de más y mejores materiales de insonorización. Y al volante se nota y, sobre todo, se agradece.

También es de agradecer que en el nuevo Rexton 2013, las siete plazas sean de serie. La última fila es bastante asequible para dos adultos, y aunque las banquetas de esta tercera fila quedan muy a ras de suelo, no es de las peores plazas que hemos probado. Tampoco lo es en su acceso, aunque para abatir la segunda fila tengas que hacer bastante fuerza al levantar la banqueta, sobre todo en la parte izquierda, donde tendrás que subir la parte del 60 por ciento (dos asientos juntos). El espacio en anchura y para las piernas en esa segunda fila es bastante notable, sin nada que envidiar a sus competidores, como pueden ser el Chevrolet Captiva, Kia Sorento, Mitsubishi Outlander o Hyundai Santa Fe.

El maletero disponible con las tres filas de asiento operativas queda más reducido de lo normal, debido a un cajón dispuesto en el suelo, muy útil, por otra parte, para resguardar objetos de miradas ajenas. Además, al abatir los asientos, con esta elevación, el suelo queda totalmente plano. La capacidad del maletero con dos filas de asientos levantadas es de unos buenos 680 litros, que llegan a los 1.525 si también abatimos la segunda.

Prueba a fondo del Ssangyong Rexton W 2013

Para empezar, la mecánica de 2,7 litros y 165 CV que montaba el predecesor del SsangYong Rexton W 4x4 ha sido sustituida por un bloque 2.0 de 155 CV con similares prestaciones, menores consumos y, sobre todo, emisiones más bajas de CO2, que le permite bajar de tramo y pagar menos impuesto de matriculación. Además, su funcionamiento es mucho más progresivo, refinado y agradable, con una sensación general de mayor empuje. Solo dos pegas: a partir de las 2.500 rpm, el ruido que genera se hace bastante patente y el consumo, si eres de los que apuran las marchas, puede superar los 10 litros cada 100 kilómetros.

Esta versión del SsangYong Rexton 2013, que monta un cambio manual de seis velocidades de recorridos algo largos e inserciones rudas (al más puro estilo todoterrenero), va asociada a una suspensión trasera de eje rígido. Esto le confiere mayor resistencia si lo vas a meter por caminos en mal estado, a cambio de sacrificar unos puntos de confort en los rotos de la carretera que te encuentres durante el viaje. Como supongo que te has comprado este coche porque lo vas a utilizar en caminos más de lo que lo hacen habitualmente los dueños de los SUV de última hornada, su reductora te vendrá muy bien si la cosa se complica.

Para circular por carretera con el SsangYong Rexton W 4x4 sin que el consumo aumente demasiado, puedes hacerlo en el modo de tracción a un solo eje, en este caso el trasero. Hasta 70 km/h puedes conectar la tracción integral y si te detienes podrás activar la reductora que te transportará al mundo de los TT puros y duros. Para ayudar más si el terreno es demasiado deslizante, el control de tracción ejerce un efecto autoblocante, a través de los frenos, sobre la rueda que patina. Es decir, que pocos obstáculos van a pararte durante tu conducción 'offroad'.

Impresiones del interior

El interior del SsangYong Rexton W 4x4 es otro de los aspectos más destacables. Sus siete plazas de serie te pueden sacar más de un apuro si quieres subir al monte con toda la familia. Claro que los que vayan detrás deben ser niños o sufridores natos, porque el principal problema de la tercera fila es que la banqueta está muy cerca del suelo, lo que obliga a llevar las rodillas a la altura del pecho. Para acceder a ellas no hay mucho problema, pero sí al reclinar los respaldos de la segunda fila y a la hora de abatirlos para entrar. Pesan demasiado y la operación se hace muy incómoda. Sobre todo a la hora de levantar la tercera fila, ya que no se puede hacer desde el maletero. Tampoco es un buen detalle carecer de reposacabezas en el centro de los asientos, lo que impide (o cuanto menos limita), la ocupación de esa plaza central.

Respecto al equipamiento, puede que eches de menos alguna 'delicatessen', pero por menos de 30.000 euros tienes algo más de lo imprescindible: control de velocidad, tapicería de cuero, arranque a distancia o elevalunas eléctricos traseros.

Respecto a las transmisiones, tanto la automática T-Tronic de cinco velocidades y de origen Mercedes, como la manual de seis, me han resultado muy suaves en sus transiciones. Esta última, con unas inserciones suaves y un recorrido de palanca más que correcto.

Pero no te olvides de que el SsangYong Rexton W es un todoterreno. Un ángulo de ataque de 28 grados y una altura libre al suelo de 21 cm así lo indican. En modo normal, circula con tracción a las ruedas traseras, pero tienes un mando con el que puedes bloquear el diferencial central y conectar también el eje delantero. Esta operación la puedes hacer en marcha y hasta 70 km/h. Y si el camino se complica más de la cuenta, puedes conectar la reductora y seguir avanzando que, al final, es de lo que se trata. ¿Que el camino tiene nieve? Tienes el botón W, de Winter, para suavizar la entrega de potencia.

Con un precio para el SsangYong Rexton W 2013 en su versión superior ('Limited') 4x4 automática, de 32.900 euros (promoción de 3.000 de descuento incluidos), el equipamiento es más que completo. No te faltará navegador, cámara de visión trasera, techo solar eléctrico, asientos de cuero, acabados con inserciones de madero o llantas de aleación de 18 pulgadas. Ya está a la venta.

Prueba del SsangYong Rexton W 200eXDi 4x2 por Kike Ruiz

Para llegar a un público más heterogéneo, en SsangYong ha puesto a la venta una versión 4x2 de su Rexton. ¿Inaudito? En el fondo, si echas un vistazo a las características de este modelo, verás que el Rexton ha nacido por y par ser un todoterreno puro, de esos en los que puedes confiar para hacer salidas complicadas al campo, por lo que esta versión con solo tracción trasera puede sorprender.

Pero aún con todo, no veo mal que la oferta se multiplique con una versión que evidentemente carece de aptitudes todoterreno salvando sus buenas cotas 'offroad' y una altura libre al suelo que lo hace útil pasa salvar obstáculos fáciles. Pero ya sabes, si lo vas a meter por campo, que no esté embarrado ni con superficies poco adherentes, porque te vas a quedar enganchado irremediablemente.

Está versión es más bien para el asfalto y caminos sencillos. Es cierto que su comportamiento en carretera tiene sus flaquezas, ya que el eje trasero es rígido y su chasis es de largueros y travesaños, pero si te lo tomas con la calma necesaria y sabiendo lo que llevas entre manos, el Rexton 4x2 responde favorablemente. Con el cambio manual de seis marchas se pueden aprovechar bastante bien los 155 CV de su motor dos litros, que aunque no son muy explosivos, cunden lo suyo.

En resumen, por 25.500 euros tienes un modelo que te va a satisfacer por muchos motivos, el de la habitabilidad (ofrece 7 plazas) y el maletero (cuenta con 680 litros) por descontado. Si no necesitas una tracción 4x4, te vas a ahorrar 3.000 euros, que no está nada mal.

Lecturas recomendadas

Imagen de perfil de Alfredo Rueda

Alfredo Rueda

Periodista apasionado de todo lo que tenga motor: Coches, motos y ahora, también, cacharritos con alas...

Buscador de coches