Prueba

Nissan Qashqai 1.6 dCi 4x4 Tekna Sport: jugada maestra

Juan Antonio Corrales

08/10/2012 - 13:40

Hasta hace poco, tan solo existía un Qashqai diésel de 110 y otro de 150 CV. Pero la marca nipona, sabedora del éxito que ha despertado su SUV, ha cubierto el hueco que había entre ellos con el Nissan Qashqai 1.6 dCi 4x4 de 130 CV.

En el término medio está la virtud. Lo dijo Aristóteles y define perfectamente al nuevo Nissan Qashqai 1.6 dCi 4x4 Tekna Sport. Hasta ahora tenía un 2,0 litros dCi de 150 CV (asociado al cambio automático) y un 1.5 de 110 CV. El primero resulta potente pero algo gastón, y al segundo le falta un poco de chicha.

Para cubrir estas carencias, nada mejor que un motor intermedio, con buenas prestaciones pero sin penalizar en exceso consumo y emisiones. Y ahí es donde entra en juego el 1.6 dCi de 130 CV, que proviene de la marca hermana Renault y que montan modelos tan populares como el Renault Mégane. No te dejes engañar por su pequeña cilindrada: sorprende lo que pueden dar de sí sus 320 Nm de par. Recupera bien, acelera con ganas... El único pero que tiene es la falta de fuerza que muestra por debajo de las 1.800 rpm. Aún así, esto se compensa gracias a su contenido gasto de combustible, que, según mis datos, se queda en 6,1 l/100 km en esta variante con tracción integral.

Uno de los elementos que ayuda al Nissan Qashqai 1.6 dCi 4x4 a conseguir esta cifra es el sistema de parada y arranque automático Start-Stop. Aunque no funciona con la finura

de otros modelos, resulta muy eficaz y, además, es de serie. En cambio, si quieres gozar de las bondades de la tracción integral que monta el modelo de la prueba, deberás pagar

3.000 euros extra que sitúan el precio en 28.100 euros.

Es cierto que con 185 mm de altura libre al suelo las escapadas campestres con este Nissan Qashqai no podrán ser muy radicales, pero el sistema All-Mode 4x4 del Nissan te garantizará una capacidad de tracción extra no solo en pistas arenosas, sino en asfalto deslizante cuando la lluvia o incluso la nieve hagan acto

de presencia: es una manera de añadir un plus de seguridad.

Y no hay mejor aderezo para el Nissan Qashqai 1.6 dCi 4x4 Tekna Sport que un arsenal de equipamiento que se podría acercar a modelos superiores. Con esta versión Tekna Sport, además del ESP, control de crucero y sensores de aparcamiento, también se incluye un sistema de cámaras de 360 grados con navegador integrado, una opción que cuesta un ojo de la cara, si me permites la expresión, en ciertos modelos provenientes de Centroeuropa...

De esta forma, te llevas un modelo totalmente equipado, con una buena habitabilidad y suficientes prestaciones por 28.100 euros. Incluso si quieres prescindir de la tracción a las cuatro ruedas puedes ahorrarte 3.000 euros y adquirir la versión de dos ruedas motrices, que, encima gasta menos y corre algo más. No me extraña que el Qashqai sea el cuarto modelo más vendido del mercado español.

Lecturas recomendadas

Buscador de coches