Prueba

Probamos el Nissan Leaf Nismo RC, ¡menuda superbatidora!

Hugo Valverde

24/01/2012 - 17:44

Con 938 Kg de peso y un motor eléctrico de 110 CV y 280 Nm de par, el Nissan Leaf Nismo es una especie de experimento con el que te lo puedes pasar en grande enlazando curva tras curva, eso sí, a los 20 minutos, se le acaba la batería…

El Nissan Leaf Nismo RC es, como el Nissan , al mismo tiempo un calculado ejercicio mercadotécnico y una demostración de la cultura y las posibilidades tecnológicas actuales de Nissan. Bajo su ensanchada y estilizada carrocería de fibra de carbono, el mismo paquete de baterías y el motor del eléctrico de Nissan solo tienen que encargarse de mover los 938 kg que pesa. La tracción trasera, los casi 600 kg de diferencia con el Nissan Leaf –y llevar casi todo el peso atrás- se notan tanto que no tienes más que pisar fondo el acelerador con el volante girado un par de grados para que este bólido eléctrico empiece a dar vueltas como una peonza. Eso es lo que entiendo por lo que me cuenta el instructor que llevo sentado al lado en mi primera toma de contacto con este coche de carreras asentado sobre el eléctrico global, aunque reconozco que en ese momento iba pensando más en que era de noche y no llevaba las gafas… iba a ser un poco más difícil encontrar los conos azules que señalaban el punto de inicio de la frenada en cada curva. Pero casi mejor, ¿no?

No es el primer eléctrico que conduzco, pero hasta ahora no había llevado nunca ninguno fabricado sobre un chasis de competición y mucho menos, de noche y en circuito. Detrás de mi cabeza, el motor eléctrico del Nissan Leaf Nismo RC zumbaba un poco más de la cuenta al pisar el acelerador a fondo, aunque sin llegar a ser molesto en ningún momento, ni tampoco a echar de menos tener un V8 rugiendo. Mientras me iba subiendo a un piano detrás de otro –sin duda, lo mejor de este coche es lo rápido que puede ir en curva- la palabra “superbatidora” cruzó mi cabeza. Si el Leaf es la respuesta para quienes esperaban un eléctrico aceptable, esta es la demostración de que, con muy poco más, se puede conseguir un excitante deportivo. Por desgracia, mi diversión no duró mucho, exactamente lo que tardé en alcanzar a otro de los invitados al evento, que iba incomprensiblemente lento a los mandos del Nissan Juke-R. Ya no había tiempo de adelantar porque comenzaba la recta de meta, donde la velocidad máxima del Leaf Nismo RC es de solo unos 150 km/h.

Su hábitat son las curvas, donde su par motor de 280 Nm –acelera de 0 a 100 km/h en 6,3 segundos- aguarda para darlo todo en cuanto encuentras el vértice de salida. Eso sí, la limitación de su batería establece en 20 minutos el tiempo que puedes rodar con él a fondo. Cuando me bajé, alguien me preguntó qué me había parecido y en ese momento no me salió otra cosa que “es un coche de carreras con el motor del Leaf”, pero claro, es que eso es mucho decir. Y es que resulta evidente que, a poco que Nissan se hubiera ‘puesto un poco más las pilas’, el resultado sería para ponerle los pelos de punta a cualquiera.

Lecturas recomendadas

Hugo Valverde

Web Mánager

Apasionado de las cuatro ruedas desde que mis padres me subieron al carrito por primera vez.

Todo sobre

Nissan Leaf Leaf

Acabados de Nissan Leaf 2013 más populares:

Ver todos los acabados
Todo sobre Nissan Leaf

Buscador de coches