Prueba

Nissan GT-R 2012: acelera de 0 a 100 km/h en 2,8 s

David López

31/07/2012 - 09:27

El Nissan GT-R 2012 es el deportivo total, una máquina inmejorable, que tras su última revisión se supera a sí mismo. Ahora sube su potencia a 550 CV y logra unas prestaciones espectaculares.

El Nissan GT-R 2012 no solo puede luchar de tú a tú con deportivos como el Porsche 911, Ferrari 458 Italia y Audi R8, sino que es capaz de superarlos en eficacia, velocidad y contundencia. Además, es mucho más barato. Ahora el deportivo de Nissan no tiene 486 CV como cuando se presentó en 2008, ni 530 CV como en la versión que llegó en 2011. El Nissan GT-R que aquí pruebo sigue montando un V6 sobrealimentado, pero sube su potencia hasta los 550 CV, gracias a mejoras en la admisión y el escape.

Para empezar esta prueba muevo los tres botones de la consola central (actúan sobre diferencial, suspensión y control de estabilidad) a la posición R, para disfrutar de la máxima aceleración desde parado. Piso a fondo, subo hasta 4.000 rpm, suelto el freno y salgo catapultado como nunca en mi vida. Literalmente. Jamás había conducido un coche que empujara tanto. En 3,0 segundos justos alcanza los 100 km/h, según nuestras mediciones. Es sorprendente cómo enlaza de rápido (y suave, a la vez) una marcha con otra el cambio de doble embrague de seis velocidades. Visto el empuje del Nissan GT-R 2012, es momento de disfrutar de otra de sus grandes cualidades: un chasis afinadísimo, que hace que parezcas mejor conductor de lo que en realidad eres. El paso por curva, apoyado en su tracción integral, es rapidísimo. Pero hay que tener tiento con el pie derecho, porque si te pasas de optimista notarás que envía más par al eje trasero y te regalará una bonita cruzada.

Nissan GT-R 2012: diversión en curva

Lo mejor de todo es que pese a la enorme potencia y a que se pone de costado con relativa facilidad, resulta muy manejable. Gestiona igual de bien las curvas rápidas y las lentas. Es un coche que, salvo por su elevado peso (1.815 kg), parece nacido para los circuitos. La dirección te ayuda a dirigirlo por donde tú quieres y los frenos, que no parecen desfallecer nunca, permiten que lo detengas en el último segundo. En el apartado estético, el Nissan GT-R no introduce novedades respecto a la versión que se vendía hasta ahora.

En la parte trasera y el interior los cambios son poco significativos: llaman la atención las cuatro salidas de escape, que aumentan de tamaño y los asientos Recaro (de serie en el Black Edition). Aunque lo que más me gusta del Nissan GT-R 2012 es su pantalla multifunción, que te ofrece información al instante de aceleración, frenada, fuerzas G, temperatura de aceite... Más completo, incluso, que un modelo de competición. Es un coche que mejora hasta en el consumo. Es bastante alto, eso no se puede negar. Pero gracias al modo 'Save', no se dispara hasta las nubes y se queda en una media de 14,2 litros.

En este vídeo puedes ver la prueba del Nissan GT-R que grabamos con Lucas Ordóñez:

Lecturas recomendadas

Imagen de perfil de David López

David López

Director Online

Coches grandes, pequeños, urbanos, deportivos... todos son interesantes y tienen mucho que probar y contar

Todo sobre

Nissan GT-R GT-R

Acabados de Nissan GT-R 2008 más populares:

Ver todos los acabados
Todo sobre Nissan GT-R

Buscador de coches