Prueba

Mitsubishi Lancer 200 DI-D: menos ruido, mismas nueces

David López

14/09/2011 - 09:17

El Mitsubishi Lancer de cuatro puertas estrena motor diésel de 150 CV. El propulsor 1.8 DI-D, ya conocido en el todocamino ASX, llega al Lancer con el objetivo de reducir el consumo y lograr un mayor refinamiento. Las prestaciones, en cambio, se quedan como estaban.

Mitsubishi también sacó todo el jugo al motor al 2.0 TDI. Y el Lancer tamabién lo disfrutó (en su caso lo llamaron DI-D) como única opción diésel. Pero el tiempo fue pasando y la competencia empezó a poner sobre la mesa bloques de gasóleo cada vez más refinados, silenciosos y suaves en la entrega de potencia. Esto hizo que todas las marcas, no solo Volkswagen, se pusieran las pilas y empezaran a fabricar propulsores diésel mucho menos rudos que el bomba-inyector. Así que, poco a poco, este motor fue desapareciendo del mapa. Y uno de los últimos en desecharlo ha sido precisamente este Mitsubishi, que ha mantenido el TDI 140 bajo su capó hasta julio de este mismo año, momento en el que ha adoptado el nuevo 1.8 DI-D de 150 CV que aparece en esta prueba.

El resultado no podría ser mejor. El Lancer es ahora mucho más refinado, consume menos y tiene una entrega de potencia más coherente. Sin embargo, los amantes de la patada en aceleración del bomba-inyector pueden estar tranquilos, porque este nuevo 1.8 transmite una sensación de empuje mayor que la de cualquier otro diésel moderno de potencia similar. øY las prestaciones? Se quedan al nivel que estaban, que no está nada mal.

En el apartado mecánico no defrauda el Mitsubishi. Por lo demás, es un coche que puede resultar interesante para quien necesite la practicidad de las cuatro puertas, pero en un formato no demasiado grande. Por sus medidas, este nipón es comparable a modelos como el Mazda 3 Sportsedan o el VW Jetta (más información del Volkswagen Jetta). Incluso por precio también lo es. Sin embargo, a la hora de hablar de presentación interior, el Lancer es muy básico comparado con los otros dos y ofrece un diseño bastante soso mezclado con plásticos que dicen muy poco, aunque están bien ajustados.

Curioso por fuera, pero espartano por dentro y, en general, menos refinado de lo que acostumbra a elegir el cliente europeo. Así es este Lancer, que carece de ese mimo que ponen muchos de sus rivales a la hora de crear ambientes, elegir materiales, insonorizar... Pero también es cierto que transmite buen tacto a las manos al conducirlo y se aleja de la estética más típica de su segmento.

Lecturas recomendadas

Imagen de perfil de David López

David López

Director Online

Coches grandes, pequeños, urbanos, deportivos... todos son interesantes y tienen mucho que probar y contar

Todo sobre

Mitsubishi

Modelos de Mitsubishi más populares

Ver todos los modelos

Buscador de coches