Prueba

Mini Rocketman Concept, futurismo retro

Susana Viñuela

23/02/2011 - 19:30

Mini presentará en el Salón de Ginebra su modelo más pequeño. El Mini Rocketman Concept es un 'showcar' que rinde homenaje al clásico: mide 3,40 m de largo (solo 35 cm más que el de Morris) y, al igual que su antecesor, puede presumir de tener un diseño lleno de soluciones innovadoras. Que vivan los 60.

Mini presentará en el Salón de Ginebra el Mini Rocketman Concept, un showcar que retoma el espíritu del clásico original y aúna un tamaño reducido con multitud de soluciones innovadoras. Es el Mini más pequeño de la marca (3.419 mm de largo; el Mini clásico medía 3.005 mm); un 3+1 con tres asientos individuales regulables longitudinalmente y una cuarta plaza adicional. De momento, la marca no tiene ninguna intención de llevarlo a la producción en serie.

El Mini Rocketman Concept lleva implícito en su nombre la idea que lo inspira: “En la década de los 60, los cohetes (que es lo que significa rocket) eran símbolos futuristas, la imagen de un porvenir positivo. Por otro lado, desde hace tiempo, todos los modelos de Mini acaban en -man. Para Mini, el futuro es alentador; nuestra marca está creciendo, vendemos coches. Además, el conductor podrá conducir como un cohete (risas)”. El que habla es Marcus Syring, jefe del Diseño Exterior, con quien AUTOBILD.ES ha tenido la oportunidad de hablar pocos días antes de la primicia mundial del modelo.

La deportividad está muy presente en el diseño del Mini Rocketman Concept: un puesto de conducción muy bajo y unas líneas musculosas y afiladas son la esencia de su ADN. Para lograr un coche ligero y eficiente ha sido fabricado en fibra de carbono. Toda la estructura es de este material, aunque sólo puede verse en algunas partes como los pasos de rueda, el suelo o los pilares, que se cruzan en diagonal y forman una X en el techo. Este es transparente y en él se ha dibujado con luces la bandera británica (Union Jack).

El maletero está dividido en dos partes: un portón sujeto al techo (con un solo eje central en el medio, donde se cruzan los dos pilares) y un segundo segmento inferior que se abre como un cajón (reminiscencia del maletero del Mini clásico, que se abría hacia abajo). A su vez, este segundo compartimento puede dividirse en dos gracias a un sistema de tapas, que transforma la mitad del cajón en un portaobjetos (bicicletas, tablas de snowboard…).

Las puertas ancladas en la parte delantera tienen bisagras de doble articulación, por lo que el ángulo de apertura es grande aunque el espacio sea pequeño. Esto facilita el acceso al interior, incluso a las plazas traseras.

No lleva motor, pero, según Syring, "de hacerlo montaría uno de gasolina muy eficiente".

Imagen de perfil de Susana Viñuela

Susana Viñuela

Redactora

Si me metí a periodista es porque creo que otro mundo era posible.

Todo sobre

Mini

Modelos de Mini más populares

Ver todos los modelos

Buscador de coches