Prueba

Mini Paceman Cooper S ALL4, íntimo y personal

Emilio Salmoral

18/05/2013 - 11:01

El Mini Paceman Cooper S ALL4 es un Mini Countryman al que le han quitado las dos puertas traseras y le han dado la chispa deportiva que tienen todos los Mini. Sin duda, un coche utilitarios que cuesta 32.200 euros y que está dentro del ‘nicho dentro del nicho’

El nuevo Mini Paceman Cooper S ALL4 es un coche muy particular. Me explico, estoy seguro que piensas lo mismo que yo: el Countryman no es el Mini más bonito de la gama ni por asomo. Con esa estética que es una mezcla entre SUV y monovolumen, está claro que no levanta pasiones y que quien se lo compra lo suele hacer por motivos prácticos. Le gustan los Mini, tiene una pequeña familia y necesita espacio.

Con el Mini Paceman, la marca inglesa quiere ofrecer un producto con mayor espacio interior, un toque más deportivo y, sobre todo, un coche más confortable y capaz para viajar. Yo lo he podido experimentar durante los días que lo he probado. Hemos compartido más de 2.000 kilómetros juntos y lo he llevado a lugares como la bonita Giralda de Sevilla o la mismísima Castellana madrileña. Te adelanto que lo que más me ha sorprendido de este coche es el agradable toque de confort que te aporta. Sí, en el Mini Paceman te puedes aventurar a un viaje kilométrico sin que tu espalda se vaya quejando con cada bache que pises. 

Además, a  su suspensión más suave tienes que añadirle la agradable dureza de los asientos y el buen aislamiento acústico. Parece algo sin importancia, pero viajar sin ruido mejora mucho el confort.

Un Mini diferente

Aunque los ingenieros han cuidado mucho que el Mini Paceman Cooper S ALL4 mantenga el toque deportivo de sus hermanos pequeños, lo cierto es que no lo ha conseguido. Noto que han trabajado mucho con su dirección: es muy directa y tiene un tacto bastante duro. No obstante, cuando llego a una curva y noto como la carrocería se inclina pienso que donde se ponga el Mini de toda la vida...

Además, el motor de gasolina de 1,6 litros de 184 CV tampoco se luce como debería. El Mini Paceman Cooper S pesa unos 230 kilos más que el utilitario de tres puertas y, al final, eso se nota en datos como en el consumo medio. He obtenido un resultado de 8,0 l/100 km. Una cifra que no es nada baja, pero que resulta razonable si tienes en cuenta que la aerodinámica no es su punto fuerte y que debe arrastrar el sistema de tracción integral ALL4. Esperaba un gasto de unos 7,5 l/100 km, sobre todo después de comprobar que anunciaba un consumo medio oficial de 6,7 l/100 km. Por ello, si estás pensado en comprarte un Paceman, te recomiendo que elijas la versión Cooper SD con ese equilibrado motor diésel que sabe aunar prestaciones y economía.

Cambiando de tema, una de las partes que más he gustado del coche es su habitáculo. Sin duda, Mini ha creado un entorno muy especial con cuatro asientos individuales. Se respira cierta sensación de lujo, pero también debo decirte que no es nada práctico. No podrás acoger a más de cuatro personas en su interior y si abates los respaldos de los asientos traseros el suelo del maletero no queda totalmente plano. 

Tampoco me ha gustado la política de las opciones. Por ejemplo, si quieres el navegador debes instalar el paquete Wired que cuesta 1.902 euros. Sin duda, en el mercado hay coches con una mejor relación precio-equipamiento aunque, eso sí, no son tan exclusivos como este Mini.

Lecturas recomendadas

Buscador de coches