Prueba

Mercedes SL 63 AMG: 537 CV de adrenalina

Emilio Salmoral

30/04/2012 - 21:52

Los alemanes se han puesto muy serios con el nuevo Mercedes SL 63 AMG. Después de la llegada de la la sexta generación del descapotable, le toca el turno a la versión especial puesta a punto por AMG. ¿Sus atributos? Sus 537 CV y un chasis para hacer las delicias de los conductores más exigentes.

Al final le voy a tomar cariño al nuevo Mercedes SL 63 AMG. Hace unas semanas estuve probando a fondo el renovado Mercedes SL en la versión 350. Me pareció un coche redondo, muy equilibrado y que con su motor V6 satisface a la mayoría de los usuarios que buscan un descapotable con un alto nivel de calidad constructiva. Pero ahora me encuentro en Saint Tropez, donde casi me ha caído casi el diluvio universal pero llevo todo el día probando el excitante Mercedes SL 63 AMG 2012. O lo que es lo mismo, la interpretación de cómo tiene que ser un cabrio biplaza según los chicos de AMG.

Su carta de presentación es el excitante motor V8 con 537 CV de potencia. Como sabes, aunque su denominación indique 63 se trata de un 5,5 litros alimentado por dos turbos que consiguen el rendimiento de un 6,3 litros y, sobre todo, un enorme par máximo de 500 Nm. En principio, el nuevo SL 63 AMG se puede poner de 0 a 100 km/h en 4,3 segundos y alcanzar los 250 km/h sin perder el aliento, pero si instalas el paquete 'AMG Performance', puede alcanzar los 300 km/h y plantarse a 100 km/h desde parado en 4,2 segundos. Te aseguro que la entrega de su potencia es bestial y tienes casi la misma sensación de empuje que me produce un Porsche 911 Turbo. Pero, además, este nuevo motor es más eficiente y gracias a tecnologías como el 'Start-Stop' es capaz de consumir 9,9 l/100 km. Esto supone 4,2 litros menos que la anterior generación. 

Sin duda, uno de los aliados para conseguir estos datos tan interesantes es la caja de cambios de doble embrague Speedshift MCT AMG, que ofrece cuatro modos de conducción: 'Controlled Efficiency', 'Sport', 'Sport +' y 'Manual'. En el primer programa se activa el sistema de parada y arranque ECO que apaga el motor de ocho cilindros si el vehículo se detiene. Por cierto, lo hace un modo muy suave. En los otros modos, la transmisión trabaja de un modo más efectivo y pone una imprescindible guinda de deportiva a un chasis donde no le falta la deportividad. 

Te soy sincero, el nuevo Mercedes SL 63 AMG no es tan extremo como un Mercedes SLS Roadster, pero sí que es mucho más deportivo que el anterior SL. Ahora, ese coche entra en las curvas con precisión, la dirección se muestra mucho más directa y el descapotable transmite una interesante sensación de agilidad de la que carecía el anterior modelo. Sin duda, uno de los mejores descapotables de lujo del momento.

Por ello, el precio del Mercedes SL 2012 no va a ser nada asequible: 181.500 euros. Así que, si te quieres dar un capricho para este verano, ya sabes el nuevo SL 63 AMG está disponible desde este mes de junio. Y, como adelanto, aquí tienes el vídeo del nuevo modelo:

Lecturas recomendadas

Todo sobre

Mercedes Clase SL Clase SL AMG

Acabados de Mercedes Clase SL AMG 2011 más populares:

Ver todos los acabados
Todo sobre Mercedes Clase SL

Buscador de coches