Prueba

Mercedes C 250 Coupé, algo está cambiando

David López

15/09/2011 - 12:33

Mercedes quiere cambiar su imagen y el nuevo C Coupé es su primera demostración. Con este motor 250 CDI, además de elegante y deportivo por fuera, este C Coupé se convierte en un devorador de kilómetros por su comedido consumo.

Reconozco que mi relación con este Mercedes Clase C Coupé (primeras informaciones del C Coupé) no empezó del todo bien. Fue abrir la puerta, encontrarme con el marco de la ventanilla y aparecer un tremendo bajón. Todo en uno. ¡Yo que pensaba que esos detalles ya no se le escapaban a Mercedes! Dentro, la cosa cambia: el ambiente sobrio y elegante de la estrella me sigue conquistando. Con el paquete AMG (2.633 euros) adquiere ese puntito deportivo que tan bien le sienta: los pedales en aluminio, las alfombrillas con el logo AMG, las incorporación de levas en el volante o el techo interior en negro... Con semejante puesta en escena, no tardo ni un segundo en girar la llave. Al instante me responde el archiconocido cuatro cilindros turbo de 2,2 litros. Son 204 CV y 500 Nm de par que se derivan a las ruedas traseras a través del cambio 7G-Tronic Plus.

¡Esto promete! Desde la Mercedes aseguran que las suspensiones del C Coupé han sido diseñadas para ofrecer un tacto más firme. Dicho de otra forma: se alejan de la típica co- modidad made in Stuttgart para poder hacer frente a los Audi A5 y BMW Serie 3 Coupé, sus grandes rivales. En marcha sigue exhibiendo mucha suavidad, pero sí es verdad que mis manos y mi espalda sienten mejor la carretera y la información no llega tan filtrada. Eso es justo lo que me anima a avivar el ritmo. Activo el modo manual en la palanca de cambios y voy directo a nuestra pista de pruebas. Primera curva en subida y a derechas. Me acerco en tercera a fondo, mientras busco el vértice y espero la reacción. Mis manos se preparan para intentar corre- gir cualquier imprevisto, pero no hay trabajo. El chasis del C Coupé entra con nobleza y su eje delantero sigue perfectamente las órdenes de la dirección.

Lo malo viene cuando le exiges un poquito de rapidez en modo secuencial. Se lo piensa demasiado desde que accionas la leva en el volante.

En cuanto a la versatilidad de este coupé, no esperes milagros. Es una carrocería de dos puertas y eso ya impone sus limita-ciones. Por ejemplo, la habitabilidad trasera no es para tirar cohetes. ¿Qué esperabas? Un Serie 3 es algo más amplio detrás, pero tampoco mucho. Eso sí, los 450 litros que entran en el maletero no están nada mal, aunque tendrás que apañártelas para salvar su estrecha boca de carga si quieres meter objetos grandes. No quiero terminar sin hablarte de la dotación.

De entrada, no viene mal equipado de serie, pero es que puedes alicatarlo hasta arriba. ¿Seguridad? Inclúyele el sistema PreSafe, los faros bixenón o el paquete de control de carril (detector de ángulo muerto y el de cambio involuntario). ¿Confort? El navegador con disco duro, calefacción de asientos o el techo panorámico... Todo vale para disfrutar más del nuevo coupé de Mercedes (a golpetazo de cartera, claro está).

¿Buscas otro punto de vista? Mira la prueba del Mercedes C250d Coupé de nuestros amigos de Top Gear.

Imagen de perfil de David López

David López

Director Online

Coches grandes, pequeños, urbanos, deportivos... todos son interesantes y tienen mucho que probar y contar

Todo sobre

Mercedes Clase C Clase C Coupé

Acabados de Mercedes Clase C Coupé 2011 más populares:

Ver todos los acabados

La valoración de Auto Bild

8

Todo sobre Mercedes Clase C

Buscador de coches