Prueba

Coches clásicos

Matra Simca Bagheera, un deportivo poco convencional

Rafael García

23/11/2012 - 11:30

A veces cabeza y corazón van totalmente separados. El Matra Simca Bagheera tiene mucho más de los segundos que de los primeros. Con sus miles de defectos, resulta 'horrorosamente fascinante'. Contamos su historia.

El Matra Simca Bagheera es uno de muchos coches sobre los que todo está escrito. Hasta hoy, este fruto de la ingeniería francesa se conoce como el 'Limón de plata', una acepción dada en 1971 por el Club Alemán del Automóvil (ADAC) para el coche con más averías y fallos de fabricación. Un desastre para el Bagheera, pero que dos años más tarde ya rodaba por la jungla urbana. El primer portador de este dudoso premio había sido un Ford Taunus 1600 XL.

Mantra Simca Bagheraa

El árbol de transmisión del Matra Simca Bagheera, sus motores precarios y sus asientos blandos como esponjas, a pesar de tener forma de baquets, dieron mucho de qué hablar. Pero por lo menos quedaba el encanto francés y su bello diseño. Es más, la marca logró vender 47.796 en todo el mundo hasta 1980. Aunque los comentarios no terminaban en el coche. La historia de sus constructores no se queda corta, y es que no tenían ni idea de qué iba el producto que estaban concibiendo. Por lo menos los responsables del consorcio de armas y navegación espacial (Matra).

En 1964 adquirieron el pequeño taller de coches deportivos de René Bonnet, un visionario de la época que estaba en bancarrota. Como expertos en materiales sintéticos, Matra ya había fabricado la carrocería en fibra de vidrio para el coupé del Bonnet, que tenía un diseño indudablemente bello y en principio se produciría como Matra-Bonnet Djet y llevaría por tanto la impronta del responsable de su cautivadora imagen. Pero el pobre Bonnet fue abandonado finalmente y saltó a la empresa Philippe Guedeon, de Simca, para supervisar el desarrollo del sucesor del malogrado Djet, el Matra M 530.

Matra M 530

El Matra M530 tenía carrocería plástica y techo corredizo. Vendieron menos de 10.000

Motor central, carrocería de plástico y techo corredizo hicieron del Matra M 530 un coche exótico en aquella época. Seis años y 9.609 ejemplares vendidos más tarde, la empresa aeronáutica Matra aterrizaba en la jungla con el Matra Simca Bagheera. El nombre está tomado de El Libro de la Selva de Rudyard Kipling. Concretamente, del personaje de la pantera. El coupé de motor central enfatizó su indudable lado pintoresco con llamativos colores.

Una vez más, la compañía optó por la colocación de tres plazas alineadas en la parte delantera, de las que sólo la del conductor era individual. Los otros dos se repartían butaca y media rellena de espuma. El conductor se sentaba, todo hay que decirlo, ante un volante deportivo de dos radios achatado por debajo. Una moda de dudosa funcionalidad que por cierto se ha extendido mucho entre los deportivos actuales.

El Matra Simca Bagheera lucía elegante ya no solo por su diseño, sino también por detalles como los asientos forrados en tweed y felpa. Y a quien no consiguiese arrancar una sonrisa su considerable nivel de prestaciones (185 km/h, 12 segundos de 0 a 100 km/h), seguro que quedaba abrumado por el 'alucinógeno' diseño de su interior. A propósito de alucinar: los precios andaban al nivel de un Porsche 914 o un Alfa Romeo GT Junior: había que desembolsar por este deportivo más de 7.000 euros de la época. En 1976 se añadió el motor del Simca 1100 Ti de 84 CV y también el de 90 CV heredado del 1308 GT.

Mantra Simca Bagherra frontal

La producción del Matra Simca Bagheera estuvo programada hasta 1980 y luego pasó el testigo al Matra Murena. Este no se llevó el título de 'Limón de plata', sino el de la manzana venenosa que acabó con Talbot-Matra. Porque en ese tiempo la marca Simca fue pasada a Peugeot por Chrysler, renombrada como Talbot y finalmente eliminada.

El último coche que hizo Matra fue, años más tarde, el Renault Espace, pero eso ya es otra historia. Lo que quedan son curiosas anécdotas sobre un coupé espantoso y fascinante a partes iguales. Pero quizá todas han sido escritas ya. ¿O no?

Datos Técnicos del Matra Simca Bagheera

Motor central transversal de 4 cilindros en línea con un árbol de levas. Cilindrada: 1.442 cc. Potencia máx: 90 CV a 5.800 rpm. Par máximo: 123 Nm a 3.200 rpm. Tracción trasera. Transmisión manual de cuatro velocidades. Frenos: Discos delante, tambores detrás. Neumáticos: delante, 155 HR13; detrás, 185 HR13. Largo/Ancho/Alto: 4.010/1.740/1.220 mm. Vías: 1.402 1.460 mm del/det. Batalla: 2.370 mm. Peso: 1.015 kg. Depósito: 56 l. Vel. máx: 190 km/h. Aceleración 0-100 km/h: 11,6.

Lecturas recomendadas

Buscador de coches