Prueba

Prueba BMW Serie 5 2017: nos subimos al nuevo BMW 530i

Luis Meyer

21/03/2017 - 12:02

Un diseño que lo acerca al Serie 7, un repertorio abrumador de nuevas tecnologías, conducción semiautónoma y, sobre todo, un comportamiento con una orientación más deportiva que nunca. Probamos el nuevo BMW Serie 5 2017, en concreto una de sus variantes más potentes: el 530i. Nos ha sorprendido mucho, y para bien. Te lo contamos.

A la F le sigue la G,  y no estamos hablando del alfabeto, sino de la paleta de modelos de BMW. El nuevo Serie 5, con código interno G30, empezará a rodar por nuestras carreteras en febrero de 2017. Nosotros ya nos hemos puesto al volante. ¡Lo probamos! Nuevo BMW Serie 5 2017.

Es la séptima generación de la berlina de la categoría 'premium' de BMW, y sus rivales directos, una vez más, son el Mercedes Clase E, ya entre nosotros desde abril de 2016, y el Audi A6, cuya nueva generación llega también en 2017. Las novedades: asistentes, incluida la conducción semiautónoma, conectividad a la última y un diseño revisado, que lo acerca mucho al grande de la gama, el Serie 7. Y mucha tecnología a la última que también hereda de su hermano mayor. 

BMW promete en el nuevo Serie 5 más espacio en las plazas traseras, y un interior aún mejor aislado que el de su antecesor, el actual F10. Otra novedad son los asientos de nueva factura, con posibilidad de programas de masaje. Y en cuanto a asistentes, este modelo echa el resto: incluso supera al Serie 7. Pagando un sobreprecio, puedes tener un asistente de carril y dirección, hasta una velocidad de 210 km/h, y un asistente de colisión, también lateral. El Tempomat activo funciona de 0 a 210 km/h, es capaz de detener el coche y conducir de forma automática teniendo en cuenta la situación del tráfico. 

También el sistema Start-Stop funciona en función del tráfico. Por ejemplo, detecta cuándo no merece la pena apagar el motor, por ejemplo en un cruce. 

Como en el Serie 7, el Serie 5 permite ser aparcado a distancia, a través de la llave, en los huecos más pequeños. Y en opción, tiene un sistema de control de los elementos del cockpit a través de una pantalla táctil con menús muy intuitivos y detección gestual. El nuevo head-up display tiene ahora una superficie un 70% mayor, y mantiene el mando iDrive, lo cual es una buena noticia. Pero sus novedades se perciben al conducirlo: BMW quiere que su Serie 5 sea mucho más que una berlina deportiva.

¡Aquí tienes al nuevo Serie 5 en movimiento!

Empecemos por su conducción autónoma: el coche rueda solo, sin intervención, manteniendo los límites de velocidad establecidos, incluso las curvas de una autovía las toma con absoluta limpieza. Solo una pega: mientras el coche conduce, no puedes consultar tus e mails o las noticias, y una señal en el cockpit indica que debes asir el volante, según la situación del tráfico, en el plazo de unos 10 segundos.

El nuevo BMW Serie 5 adelgaza unos 100 kilos. Eso no solo reduce el consumo, sino que aumenta el placer de conducción. Nuestra unidad de pruebas es el 530d xDrive, que no solo tiene tracción a las cuatro ruedas, sino también dirección en los dos ejes. 

Toma las curvas con tal agilidad, que enseguida te olvidas que mide 31 centímetros más que su hermano pequeño, el Serie 3. Queda claro: nunca habíamos conducido una berlina de este segmento con una respuesta tan deportiva, y a la vez, en modo Confort, devora cientos de kilómetros con la misma facilidad y confort que su hermano mayor, el Serie 7. El seis cilindros, según los datos de fábrica, mantiene un consumo de solo 5 litros cada 100 kilómetros. Tenemos que decir que durante nuestra prueba el ordenador de abordo ha marcado ocho. Sigue siendo una cifra contenida, si tenemos en cuenta que lo hemos exprimido por autovías alemanas sin límite de velocidad y que estamos hablando de una mecánica con 265 CV y 620 Nm de par máximo. Esto le otorga una prestaciones que no tienen nada que envidiar a un deportivo de campanillas. Acelera de 0 a 100 km/h en solo 5,2 segundos, y su par máximo lo entrega ya desde las 2.000 vueltas.

El nuevo Serie 5 lleva de serie faros de LED en todas sus versiones. Opcionalmente, pueden ser adaptativos. Por primera vez en este modelo, incorpora, como hemos dicho, dirección activa en combinación con la tracción integral de nuestra unidad de pruebas. El chasis es completamente nuevo, y prescinde de la suspensión neumática con la que competiría en confort contra su principal rival, el Mercedes Clase E. Desde la marca nos lo dejan claro: quieren que esta sea la berlina más deportiva del mercado. 

El nuevo Serie 5 incorpora la última generación del sistema iDrive, con una generosa pantalla táctil de 10,25 pulgadas. También permite un manejo gestual y por voz, además, claro, del ya conocido mando giratorio. Incorpora muchas novedades, como la visión remota 3D, por la que el conductor tiene una proyección tridimensional de su entorno en tiempo real. La integración con el Smartphones es total, y por primera vez, un coche incorpora Apple CarPlay con total ausencia de cables. Esto es: puedes cargar el móvil por inducción, y funciona también con casi todos los móviles, aun cuando no sean de Apple.

Prueba BMW 530i 2017 (por Hugo Valverde)

Un coche de pruebas me puede dejar buen o mal sabor de boca. Eso es así. Algunas veces pasa tan desapercibido como un figurante en la serie The Walking Dead. Otras consigue que empiece a echar la primitiva por si me toca un pellizquito para adquirirlo. Tras probar el BMW 530i 2017, una de las variantes más potentes de la nueva gama, puedo decir que la berlina alemana me ha convencido enormemente gracias a su exquisita comodidad. A lo largo de estos diez años que llevo probando automóviles puedo asegurar que si no es el coche más cómodo en el que me he montado, poco le falta. El confort a bordo es enorme. Da igual a la velocidad que vayas, puesto que está aislado a las mil maravillas. Pero lo mejor está en el trabajo que ha hecho la firma germana en las suspensiones. No importa por donde pases: si hay baches, resaltos, badenes… porque los filtra de forma sensacional. Me jugaría un dedo de la mano a que la alfombra de Aladino no es tan eficaz. BMW 1 - Aladino 0.

Prueba BMW Serie 5 2017: 530i

El coche es elegante, muy elegante, incluso con el acabado Sport Line. Lo mires por donde lo mires, no es deportivo, pero creo que tampoco tiene intención de serlo. Su motor va acorde con el exterior: a pesar de ser un 2.0 turbo de 252 CV, no esperes una respuesta contundente, ni siquiera en modo Sport, porque es suave y progresivo. A pesar de ello, y de sus 1.615 kilos, es capaz de acelerar de 0 a 100 km/h en solo 6,2”. Tampoco te imagines dándolo todo en un puerto con curvas, porque, obviamente, su carrocería balancea en exceso como para divertirte en él. Y aquí está el único ‘pero’ a su comodidad, aunque para ello tienes una versión con un motor de seis cilindros en línea, 340 CV y un paso de 0 a 100 km/h en 5,1” o el BMW M5 2017, aunque tendrás que esperar un añito por lo menos para hacerte con la versión más radical de la gama. Eso sí, ninguno de los dos te ofrecerá un consumo medio de 7,4 l/100 km como el que marcaba el cuadro de instrumentos totalmente digital cuando finalizaba la prueba por mi recorrido habitual, que combina ciudad y carretera.

Así es como aparca solo y de forma autónoma el BMW Serie 5 2017

Asimismo, el BMW Serie 5 2017 de la prueba está a la última en tecnología. Me ha llamado mucho la atención que gracias a su sistema Driving Assistant Plus puede circular solo, siguiendo las líneas de los carriles de la carrera y adaptando la velocidad de forma automática. También los controles gestuales del sistema de infoentretenimiento, con los que puedes subir y bajar el volumen, entre otras funciones, o el parking automático desde fuera del vehículo. Para ello solo necesitas su alucinante llave tipo smartphone -también por su tamaño- y tu dedo. ¡Fácil y sencillo!

En nuestro comparador de seguros hemos calculado lo que costaría asegurar un BMW 530i 2017. Para calcular el precio, tomamos como referencia un hombre de 40 años, con 15 de antigüedad de carné y sin siniestros, que vive en Madrid, utiliza el coche a diario, aparca en un garaje colectivo y recorre hasta 20 000 kilómetros al año. Con estos datos, el seguro a todo riesgo más asequible lo ofrece Axa por 530 euros.

Este coste podría ser menor si optas por una póliza a todo riesgo con franquicia. En este caso, la más barata sería la de Regal. Cuesta 581 euros con franquicia de 200 euros.

Si estás pensando en comprar un coche nuevo, échale un vistazo a nuestro recomendador de coches para descubrir rápidamente qué coche comprar.

Lecturas recomendadas

Buscador de coches