Prueba

Coches 4x4

¡Lo probamos! Nuevo Alfa Romeo Stelvio

Luis Meyer

02/03/2017 - 18:00

Primera prueba del Alfa Romeo Stelvio. AUTOBILD.ES ha tenido la oportunidad de ponerse al volante de una unidad preserie del nuevo y primer SUV de la marca italiana. Nos queda claro que va a dar mucha, pero que mucha guerra en el segmento de los SUV deportivos.

Tuvimos la suerte de conducirlo en Módena. Y ya podemos contarte, por tanto, lo que se siente a los mandos del esperado SUV de la firma italiana. Una advertencia: el modelo era un preserie, por lo que no pudimos forografiarlo. Por eso acompañamos la prueba de las fotos de la versión hecha pública hasta ahora, la Quadrifoglio. Lo que sí podemos describirte es cómo se comporta el modelo de 280 CV, y ya advertimos de que nos ha sorprendido, y mucho. Prueba del nuevo Alfa Romeo Stelvio.

Este modelo de prueba iba equipado con el mismo motor del Giulia Veloce. El cuatro cilindros de 280 CV responde con una voz ronca, e impulsa con fuerza a este SUV, que pasa por las curvas sin miramientos: acelera, frena, reduce y sale impulsado de nuevo, con una respuesta inmediata de todo su par motor. El Alfa Romeo Stelvio es, decididamente, un SUV muy veloz. 

Uno va sentado, claro, más elevado que en el Giulia, que es cuatro centímetros más corto y, sobre todo, 20 más bajo. Pero la silueta más alta del Stelvio apenas interfiere en su conducción. Buen aplomo, agarre y agilidad en curvas, es lo que me transmite. Y es que los giros son precisos, y por asfalto irregular, aun llevando las ruedas de 19 pulgadas, lo cierto es que filtra con eficacia. Los frenos, en este caso de discos de acero, detienen el conjunto con potencia y seguridad.

Vídeo: Aquí tienes todos los detalles del Alfa Romeo Stelvio:

Los amortiguadores regulables, incluso en el modo Dynamic, ofrecen un correcto compromiso entre agarre y confort. En una rotonda podemos probar el efecto de la fuerza vectorial: su sistema de tracción y estabilidad es como si le dieras la vuelta a un ESP. No frena, sino que acelera las ruedas individualmente para mantener al coche en su trayectoria. No hay réplica: la respuesta y la manera en que entrega la potencia, en curva y en recta, es a todas luces sorprendente por su eficacia, con ligeros deslizamientos controlables para anunciar sus límites.

Los asistentes electrónicos, como ya ha anunciado Alfa Romeo, están concebidos para aumentar la diversión: de serie, lleva a bordo el regulador de los modos de conducción DNA Pro, con los niveles Dynamic, Natural, Race y el programa de ahorro Advanced Efficiency. 

Y por dentro, tal y como nos ha contado el jefe de diseño Krugger, las estilizadas y aerodinámicas de la carrocería no merman la habitabilidad: conductores de hasta 1,86 irán muy desahogados, incluso en la versión con techo panorámico.

Prueba Alfa Romeo Stelvio 2.2d 210 CV por Raúl Salinas

Hace ya un par de meses que pudiste leer la primera prueba del Alfa Romeo Stelvio, en aquellos momentos la unidad preserie que fue probada por nuestros colegas alemanes montaba el propulsor que incorpora también su hermano, el Alfa Romeo Giulia Veloce. Hoy me desplazo hasta los Alpes Italianos y Suizos para poner a prueba a la versión que aglutinará buena parte de las ventas en nuestro país, el Alfa Romeo Stelvio 2.2d con 210 CV, el diésel más potente de la gama.

Te interesa: los 15 SUV que menos consumen

Como ya sabes, el Alfa Romeo Stelvio es el primer SUV de Alfa Romeo y cuenta en su diseño con una de sus principales bazas, incuestionablemente. Estéticamente luce muy interesante, con un frontal claramente inspirado en los Alfas del pasado y en el Giulia y una trasera muy ‘gorda’, con una forma del portón que busca conseguir esa sensación de coche grande que se pretende con este modelo respecto al Alfa Romeo Giulia.

En el interior encuentro pocos cambios respecto al sedán. La postura al volante es ligeramente más elevada pero mantiene las sensaciones que buscas en un turismo. Los asientos me han parecido lo mejor del coche: agarran una barbaridad (en la galería podrás entender por qué) y resultan muy cómodos. La tapicería de cuero es de gran calidad, aunque hay algunos detalles del interior que no terminan de convencer demasiado: la pantalla central no está a la altura de algunos de sus rivales directos (estoy pensando en el Audi Q5 2017 o el BMW X3) y hay detalles de acabado que podrían ser mejor, como por ejemplo algunos plásticos inferiores o el acabado del pomo del cambio, con un plástico duro que sobresale ligeramente. Pero en definitiva, hay que reconocer que salvo esto pequeños detalles, el interior del Stelvio da sensación de robustez y de buena calidad de fabricación, a años luz de algunos de sus antepasados, tal como ya te conté en su día con la prueba del Alfa Romeo Giulia.

El puesto de conducción me gusta, el volante es regulable en altura y profundidad y no tardas en encontrar tu postura ideal al volante. Estoy probando el Alfa Romeo Stelvio First Edition, equipado hasta los topes, y bajo el capó se encuentra el nuevo motor 2.2 diésel de cuatro cilindros con 210 CV. Está asociado a la caja de cambios automática de ocho velocidades obra de ZF que, pese a tratarse de un convertidor de par, destaca por su eficaz funcionamiento, tanto en modo automático como en modo secuencial, con unas gigantescas levas tras el volante, fijas, que bien podrían pertenecer a algún deportivo con un caballo cabreado en su frontal: este será el único cambio disponible en la gama Stelvio y, por el momento, todas las versiones también montarán de serie la tracción integral Q4.

Arranco y el diésel cobra vida. El sonido de este motor no es demasiado sedoso y al ralentí, especialmente en frío, es algo ruidoso. El interior está bien insonorizado, pero cuando hundes el pedal derecho, el sonido es cada vez más palpable puertas adentro según subes de vueltas. El empuje es agradable y sus prestaciones serán suficientes para la gran mayoría, no obstante, quien busque prestaciones, deberá optar por la versión gasolina de 280 CV, mucho más enérgica en cualquier circunstancia.

¡Y más refinada! Si bien es cierto que el diésel corre lo que se espera, personalmente me decantaría por algunas de las versiones propulsadas por gasolina, salvo que hagas muchos kilómetros al año. Pero donde más convence el Alfa Romeo Stelvio es en su comportamiento dinámico. Está asentado sobre la plataforma Giorgo, la misma que utiliza el Giulia, y el esquema de suspensiones es exactamente el mismo que el de la berlina. La altura al suelo es algo superior, pero el tarado de las suspensiones consigue que los balanceos se mitiguen en gran medida, consiguiendo un buen aplomo en curvas: especialmente cuando seleccionamos el modo dinámico del selector DNA.

Pero lo determinante lo encontramos sobre la báscula. Con 1.600 kg de peso, el Stelvio es el SUV de lujo más ligero de su categoría y eso se nota. La típica pesadez de un todo terreno no merma en absoluto el dinamismo del Alfa Romeo Stelvio y prácticamente se comporta como una berlina. Apoyado en una dirección bastante rápida, el primer SUV de Alfa Romeo se siente ágil en curvas. ¡Y lo digo con fundamento! Acabo de cruzar tres puertos de montañas en los Alpes.

Alfa Romeo afirma que el Alfa Romeo Stelvio podrá satisfacer tanto a quienes buscan un SUV como quienes están buscando un coche familiar, no les falta razón, el Stelvio se queda a medio camino entre ambos, ¿significa eso que Alfa renunciará a un Giulia familiar? No te lo puedo afirmar, pero lo que es evidente es que el Stelvio mejora algunos puntos flojos del Gulia, como por ejemplo el acceso a las plazas traseras, la habitabilidad detrás o el espacio de carga.

Estéticamente, bajo mi punto de vista, el Stelvio es diferente y se asemeja ligeramente con su hermano mayor, el Maserati Levante. En Italia es evidente que llama la atención y probablemente en España será más observado que uno de sus rivales alemanes. Al fin y al cabo, un Alfa es para gente que quiere salir de lo convencional y aunque en algunos apartados, queda ligeramente por detrás, es un producto bastante bueno como para intentar plantar cara a la competencia germana.

Ahora bien, hay algo que probablemente pueda frenar las ventas del Alfa Romeo Stelvio y ese es el precio. Está a la altura de sus rivales alemanes y sin duda, los chicos de Milán tendrán que remar contracorriente para convencer a sus potenciales compradores. Si buscas un SUV con una clara orientación deportiva, el Alfa Romeo Stelvio deberá estar sí o sí en tu lista de opciones, aunque si quieres un auténtico deportivo, entonces deberás renunciar al diésel y optar por la versión gasolina de 280 CV, mucho más emocionante y estimulante.

En cuanto a los precios, el Stelvio se moverá entre los 40.300 y los 62.000 euros, según versiones. Puedes conocer todos los precios pinchando aquí.

¿Buscas un SUV y no puedes esperar? Encuentra el tuyo rápidamente en nuestro recomendador. 

Lecturas recomendadas

Todo sobre

Alfa Romeo

Buscador de coches