Prueba

Coches 4x4

Prueba: Range Rover Velar 2018

Luis Guisado

23/07/2017 - 09:35

Se sitúa entre el Evoque y el Sport

Por fin puedo hacer una prueba del nuevo Range Rover Velar, uno de esos modelos que siempre gusta conducir. Bueno, gusta y sorprende. Porque, como no puede ser de otro modo, bajo esa apariencia de refinado SUV, tienes un modelo de lo más apto tanto en asfalto como fuera de él.

Pero vamos por partes. La gama Velar 2018 consta de seis motores, tres de gasóleo y tres de gasolina. Los topes de gama son sendos V6 con 300 CV en el caso del turbodiésel y 380 en el otro. Luego están los motores Ingenium que, si no estás muy puesto, dan nombre a los bloques de cuatro cilindros del grupo Jaguar Land Rover. Están los P250 y P300 (la P viene de Petrol, gasolina en inglés) y los D180 y D240 (la D de diésel). Ah, tampoco puede faltar el Range Rover Velar que se está poniendo a tono en Nürburgring.

Si te interesa el nuevo Range Rover Velar, probablemente sepas que todos montan una caja de cambios automática ZF 8HP de ocho marchas, aunque en el caso de los V6 es una variante algo más 'cañera'. Yo he podido probar los dos tope de gama y lo cierto es que no he notado diferencias siginificativas: su funcionamiento es suave y casi imperceptible tanto en D como en S. El manejo secuencial también es agradable de utilizar y además te permite disfrutar de una conducción más activa en una zona de curvas.

Curvas. Con un peso de 1,8 toneladas en el caso de los dos V6, parece que probar el Range Rover Velar ahí tendría que darme escalofríos. No te voy a decir que sea un modelo extremadamente ágil, pero sí que te aseguro que es dinámico. No llega a los niveles del Porsche Cayenne, pero se acerca incluso al Jaguar F-Pace, que ya hemos probado, con el que comparte plataforma.

Las versiones Velar First Edition, que son las que he podido conducir, montan de serie llantas de 22 pulgadas y, al menos en este caso, Continental CrossContact 265/40-Con tanta goma es normal que el coche vaya pegado como una lapa al asfalto, pero entre curvas y contracurvas sientes que el eje delantero obedece a la dirección (buen peso, precisión y guisado) y el eje trasero hace a la vez lo mismo con el delantero.

Range Rover Velar: estrena motor turbo de 300 CV

La suspensión adaptativa, de serie en los Range Rover Velar V6, también trabaja bien y además cuenta con el Terrain Response con modos de conducción calibrados para cada momento. En Dynamic contiene bien el balanceo del coche, además de los cabeceos. Según suavizas el set up (modos confort y Eco), todo se vuelve más blando y tu ritmo también acaba por bajar. Nada grave.

Uno de los aspectos en los que han trabajado mucho en en departamento de Diseño de Gerry McGovern es en la sensación de calma del interior. Lo cierto es que dentro se respira un aire de elevada calidad y calma. Muy al estilo nórdico de los nuevos Volvo XC90. Líneas fluidas, rectas y sencillas, sin 'inventos' raros, que además facilitan el manejo.

Este es uno de los puntos que más me ha sorprendido en el nuevo Velar. Yo, que soy partidario de los botones, tengo que reconocer que el manejo a partir de las pantallas táctiles es bastante sencillo y agradable. Pienso en algunos sistemas multimedia y se me ponen los pelos como escarpias, pero en este caso, quizá gracias a un procesador rápido y a una pantalla de alta definición con buenos gráficos y respuesta a los toques, todo es sencillo.

Range Rover Velar 2017

Los menún están ordenados y son fáciles de manejar. Algo menos me ha gustado el control por botones capacitivos del volante: no sé si es que tendría que hacerme más a ellos, pero me ha dado la sensación de que no respondían bien a los toques y pulsaciones.

Para terminar la prueba del Range Rover Velar, tengo que hablarte de las plazas traseras. En un modelo así es el lugar en el que menos te va a apetecer estar, claro, pero te gustará saber que a tus acompañantes no les va a pasar lo mismo porque tienes dos 'señoras plazas' laterales y, aunque la del centro no es gran cosa (lógico), lo cierto es que hay mucho espacio para las piernas, tienen una posición relajada y disfrutan de una visibilidad aceptable: la alta línea de cintura es lo que es: muy bonita, pero resta superficie acristalada. Es, por decirlo de algún modo, todo lo contrario a su hermano mayor el Range Rover.

 

Hemos probado 1 versión del Land Rover Range Rover Velar

Lecturas recomendadas

Todo sobre

Land Rover

Versiones de Land Rover Range Rover Velar

Ver todos los acabados

La valoración de Auto Bild

8

Rivales del Land Rover Range Rover Velar

Buscador de coches