Prueba

Dacia Lodgy: ¡racional a tope!

Luis Guisado

23/04/2012 - 12:28

El Dacia Lodgy es un monovolumen compacto que juega la baza de la habitabilidad con resultados sorprendentes: siete plazas reales y un maletero digno son los principales atributos de un modelo que empieza a venderse el 1 de mayo.

El Dacia Logdy tiene muchas ventajas si lo miras con los ojos de la practicidad. Se trata de un monovolumen de 4,49 metros de largo, por lo que entra a formar parte del Segmento C, donde están presentes modelos como el Renault Scénic o el Citroën C4 Picasso, aunque también hay otras opciones con precios potentes, como el Chevrolet Orlando, aunque mide 20 cm más y está disponible desde 18.000 euros... al menos 'oficialmente'.

Pero el Dacia gana a todos con unos precios de escándalo: desde 9.900 euros, aunque eso tiene truco, ya que se trata de un Lodgy denominado Base que por ejemplo no tiene ni elevalunas eléctricos delanteros y aunque quieras no puede ponerle aire acondicionado. Este elemento es opcional en el equipamiento intermedio Ambiance (cuesta 560 euros) y de serie en el Lauréate, que es el superior.

Pero quien busca un Dacia Lodgy seguro que no se deja deslumbrar por una lista de equipamientos y opciones interminables. En realidad es bastante sencillo: aparte del aire, todas las versiones pueden montar ESP por 220 euros (por desgracia, a estas alturas algunos se empeñan en no montar de serie ese elemento indispensable), navegador (360 euros) y pintura metalizada (295 euros). La dotación de serie incluye todo lo que puedes necesitar, pero sin alardes. Sin contar con el acabado Base, tiene ordenador de viaje, cierre centralizado, elevalunas eléctricos delanteros y limitador de velocidad (el control cruise no está disponible ni como extra). Una novedad es el navegador integrado que puedes ver en la galería. Cuesta 360 euros y aunque es sencillo, tiene las funciones necesarias (MP3, USB y AUX), además de una buena pantalla táctil de 7 pulgadas y función de streaming a través del Bluetooth.

Este monovolumen se monta sobre la plataforma B0, lo que quiere decir que 'comparte bajos' con el Dacia Logan. Sin embargo, su habitáculo es descomunal, ya que a su techo tan alto se le unen unas ventanillas tan grandes que hacen de su interior algo muy luminoso. De hecho, a causa de esto han reforzado el sistema de climatización, ya que en verano se calienta más y en invierno hace lo contrario. Para el día a día lo vas a notar cuando te incorpores, ya que gracias a sus ventanillas traseras tan grandes puedes ver perfectamente.

Si pagas 500 euros puedes disponer de una tercera fila de asientos suficientemente ancha para que quepan dos adultos. Según la marca puede entrar gente de hasta 1,90. No sé si yo sería tan optimista, pero lo cierto es que con mi 1,76 me acomodaba bien junto a otra persona de mi talla. Además, tienes hueco para meter los pies debajo de la vanqueta central, lo que aumenta mucho la habitabilidad.

Uno de los puntos fuertes del Dacia Lodgy se encuentra en el maletero, ya que se pueden hacer varias configuraciones que ofrecen una capacidad de carga de entre 207  (como un Twingo) y 2.617 litros (casi como un Grand Espace). Además, para que veas las diferentes opciones, te voy detallo las diferentes posibilidades: con cinco asientos tendrás y los dos de atrás recogidos, 634 l; 827 litros si sacas los asientos adicionales y 1.861 litros si reclinas los asientos, pero no los sacas del habitáculo.

La gama está compuesta por dos versiones de gasolina y otras dos diésel. Las primeras son un 1.6 de 85 CV y un moderno 1.2 TCe de 115 CV que se estrenó con el nuevo Renault Mégane 2012, mientras que en gasóleo un 1.5 dCi tiene dos niveles de potencia: 90 y 110 CV.

Durante esta primera prueba de conducción del Dacia Lodgy me puse al volante de los dos diésel y del gasolina TCe. Sin duda, mi favorito es el motor de gasóleo más potente, el Dacia Lodgy dci 110. Responde muy bien a partir de las 2.000 rpm, es razonablemente silencioso (además se ha trabajado bastante bien la acústica en el interior) y monta una caja de seis velocidades (que se hace en Sevilla, por cierto) de buen manejo y precisión. El diésel pequeño no me parece mala opción para los que no necesiten más prestaciones o simplemente prefieran el acabado superior a costa de perder 20 CV.

En cuanto al TCe, llegará a finales de año. Es muy suave y hace que el Lodgy tenga unas prestaciones brillantes. La pega es que va unido a una caja de cinco marchas de accionamiento no tan agradable.

Aquí te dejo la lista de precios del Dacia Lodgy:

Base
1.6 85 CV: 9.900 euros

Ambiance
1.6 85 CV: 11.100 euros 

TCe 115: 13.400 euros

dCi 90: 13.600 euros

dCi 110: 14.300 euros

Laureate
TCe 115: 14.300 euros

dCi 90: 14.500 euros 

dCi 110: 15.200 euros

Las versiones de siete plazas cuestan 500 euros adicionales.

Lecturas recomendadas

Todo sobre

Dacia Lodgy Lodgy

Buscador de coches