Prueba

Citroën Grand C4 Picasso: sabe a mucho

Sara Rodríguez

26/02/2014 - 16:05

El Citroën Grand C4 Picasso ofrece siete plazas de serie, un gran maletero y hueco para meter a toda la familia. La nueva hornada Picasso aprende de sus errores y llega muy madura a la carretera. Actualizamos con la prueba del BlueHDI 150.

En esta primera prueba del nuevo Citroën Grand C4 Picasso he tenido la oportunidad de conducir la versión BlueHDi 150 y, por primera vez, la nueva transmisión automática desarrollada por Aisin.

La mayoría de las novedades que introduce el Citroën Grand C4 Picasso 2013 ya te las presentamos con anterioridad. Por eso, permíteme que entre directamente en materia y que te cuente las sensaciones que me ha transmitido. Deja que empiece precisamente por el cambio automático. Se trata de una transmisión por convertidor de par, pero que revisa la gestión en los saltos de marcha para una mayor rapidez y eficacia. Pero si lo que te importa saber es qué te transmite el nuevo Grand C4 Picasso cuando pisas a fondo es mejor que te confirme que va justo como se espera que lo haga un cambio del siglo XXI: suave, rápido y sin tirones, sobre todo, sin tirones. 

Falta por probar la otra gran novedad del nuevo Citroën Grand C4 Picasso 2013, el cambio manual pilotado ETG6, que sustituye al anterior CMP y que promete un gran salto de calidad. Me lo creo, porque lo cierto es que aquella transmisión era tan mala que lo fácil será superarla…

Prueba del Citroën Grand C4 Picasso 2013: nuevo Blue HDI

Respecto al motor HDI de 150 CV, tengo que decir que es el que le recomendaría a mi mejor amigo. Cuenta con un sistema de escape con SCR (Selective Catalytic Reduction) a base de urea, como el que ya utiliza Mercedes en sus modelos BlueTec y que ya cumple con la norma Euro 6. Una tecnología que ahora solo se ofrece con este motor, pero que más adelante llegará a toda la gama diésel. Más abajo tienes la prueba de este motor.

Para empezar, destaco su consumo, que en esta primera prueba en Múnich, que ha contado con largos tramos por carreteras de montaña e incluso algún sector sin limitación de velocidad en autovía, ha sido de unos 5,5 litros (según el ordenador de viaje). Eso es todo un alivio, sobre todo cuando compruebas que no solo ahorra sino que tiene un empuje realmente bueno desde muy abajo, ya que entrega 370 Nm de par desde solo 2.000 rpm.

Respecto al comportamiento del Citroën Grand C4 Picasso 2013, resulta decisiva la nueva plataforma EMP2 (Efficient Modular Platform 2), que permite reducir el peso y el centro de gravedad. Así, junto con la suspensión trasera revisada, se logra una respuesta más ágil y mayor estabilidad que en la anterior generación.

Habitáculo a prueba en el nuevo Citroën Grand C4 Picasso

Visto esto, me gustaría valorar los aspectos prácticos referidos a la habitabilidad y modularidad. La nueva plataforma EMP2 que mencionaba antes también hace posible colocar las ruedas más en los extremos del coche con lo que se logra una mayor distancia entre ejes. La batalla ahora es de 2,84 metros (mide 5 cm más que en el 5p y 11 más que en el modelo anterior; se coloca como el mejor de su categoría en este apartado). Por tanto, la habitabilidad mejora notablemente. Eso es algo que queda patente cuando me siento por primera vez en la segunda fila de asientos. Además, ha mejorado incluso el acceso a la tercera hilera, ya que los asientos centrales tienen 15 centímetros más de regulación longitudinal que antes. 

En cuanto a habitabilidad en el día a día, las butacas son cómodas y hay mucho espacio para las piernas, aunque por sacarle alguna pega, la banqueta es un pelín corta y quizá algo baja. Además, te sientas muy cerca de la puerta; supongo que es un peaje a pagar por tener tres plazas reales en la fila del medio. También echo en falta una configuración cuatro plazas como tienen los Opel: un reposabrazos central o la posibilidad de mover los asientos hacia el medio sería genial.

Por supuesto, no hay que olvidarse del maletero, que con 645 litros aumenta su capacidad de 69 litros y ofrece una longitud de carga máxima si abates todos los asientos de 2,75 metros.

Y para terminar, te cuento tres novedades que introduce este nuevo Grand C4 Picasso: la primera es el sistema de visión 360, que no estaba presente en el C4 Picasso normal, la segunda es que la pantalla HD de 12 pulgadas introduce aquí un tercer entorno gráfico añadido a los dos ya vistos en el 5p y, finalmente, la más reseñable es que por primera vez en Citroën una caja de cambios automática, la de convertidor de par que monta el BlueHDi 150, va asociada al sistema 'Start-Stop'.

El precio del Citroën Grand C4 Picasso, que incluye todos los descuentos de la marca y el Plan PIVE, es de 21.000 euros para la versión básica del VTi 120. Y desde ahí el abanico se abre hasta los 30.550 euros del eHDi 115 con cambio ETG6. Todavía no está definido el precio de las versiones BlueHDi, pero la propia marca confirma que a igualdad de motor y equipamiento será unos 1.600 euros más caras que el eHDi 115.

Prueba del Citroën Grand C4 Picasso 2.0 BlueHDI por Luis I. Guisado

El Citroën Grand C4 Picasso BlueHDI es sin duda el más interesante de la gama C4 Picasso, aunque claro, también es el más caro: como poco, 29.890 euros que es lo que cuesta el Citroën Grand C4 Picaso BlueHDI Intensive. Sin embargo, si te lo puedes permitir, no deberías dudarlo. Es un monovolumen muy cómodo incluso con los Michelin Pilot Sport 3 de 18 pulgadas y perfil 45 (ancho 225) que hay en opción, y es que es un coche agradable de conducir en cualquier terreno.

En autopista, el Grand C4 Picasso muestra aplomo y transmite calidad de rodadura. Además, absorbe bien los típicos badenes y tus acompañantes no notarán rebotes ni balanceos. En carreteras secundarias el Grand C4 Picasso es lo que es: un monovolumen para llevar a la familia. No es torpe, todo lo contrario, pero enseguida notas que eso de curvear no es lo suyo: enseguida subvira, aunque el ESP entra al instante y con buenas maneras, lo que es de agradecer en este coche.

 

En ciudad, el Grand C4 Picasso BlueHDI también muestra una cara amable gracias a una visibilidad circular muy buena y a un espectacular ‘Start-Stop’ que entra en funcionamiento en cuanto bajas de unos 25 km/h, por lo que vas ahorrando gotas de gasóleo cada vez que te acercas a un semáforo. También cuenta con un asistente de aparcamiento automático que funciona muy bien y que también te deja salir del hueco. Mira el vídeo de grabé (perdón por la calidad móvil) para comprobarlo:

 

En cuanto al motor, no es especialmente silencioso, pero sí poderoso: una vez que te aproximas a las 2.000 rpm sube con ganas y puedes aguantar en marchas largas si circular en tráfico trabado. Por ejemplo, en ciudad irás a 50 en cuarta a poco más de 1.100 rpm, y a 120 mantiene el ritmo con suficiencia.

Lecturas recomendadas

Buscador de coches