Prueba

Chevrolet Trax, polivalencia en frasco pequeño

Emilio Salmoral

05/08/2013 - 14:40

El Chevrolet Trax llega a los concesionarios y lo hace con un argumento de peso muy fuerte frente a la competencia: su precio. Disponible con tracción delantera e integral, cambio manual o automático, su gama mecánica está compuesta por tres motores: dos de gasolina y un diésel. ¿Precios? Desde 16.200 euros.

El Chevrolet Trax ya ha pasado por las manos de AUTOBILD.ES. El rival del Nissan Juke y el hermano gemelo del Opel Mokka llega a los concesionarios con tres líneas de acabado (LS, LS+ y LT), un tamaño compacto y muchas posibilidades de uso dad su polivalencia.

El Chevrolet Trax mide 4,2 metros y entra de lleno en un segmento que ha tenido un importante crecimiento en Europa, pasando de las 130.000 unidades de 2008 a las 293.000 de 2011. Por eso, los chicos de Chevrolet han decidido que es momento de lanzar al mercado un producto global que se va a vender en 140 mercados. Nunca es tarde si la dicha es buena.

Ha sido diseñado en Estados Unidos y, después de conducirlo, te puedo asegurar que tiene una puesta a punto lograda. Lo que llama la atención es el tacto de la dirección: es convincente y tiene el grado justo de dureza (tiene pocas vueltas entre topes). En cuanto al chasis, ofrece una buena respuesta entre firmeza y dinamismo.

Respecto a los motores, hay tres bloques disponibles: dos de gasolina (de 116 y 140 CV) y otro  diésel de 1,7 litros de 130 CV con sistema Start-Stop. Los dos más potentes tienen un buen rendimiento, aunque no son explosivos. El de gasolina tiene una respuesta muy lineal, mientras que el diésel ofrece bastante fuerza en su zona media. Este último también destaca por su alta sonoridad, algo que no es muy agradable. Es el único que está disponible con cambio automático en su acabado más alto LT y tracción a las ruedas delanteras.

El interior está muy bien resuelto. El habitáculo es cómodo, los acabados son correctos y la postura al volante es buena. Además, te ofrece una buena capacidad de maletero, ya que con 356 litros (ampliables a 785) tienes casi el mismo espacio que en un tradicional compacto de cinco puertas. Lógicamente, no es un coche en el que premie el lujo y el confort. Hay mucho plástico duro, pero también es verdad que su precio de acceso es bastante interesante: 16.200 euros para el motor 1.6 de gasolina (la versión 1.4 turbo de 140 CV cuesta 22.000 euros, mientras que la variante diésel arranca en 20.000 euros).

Con respecto a su equipamiento, destaca el nuevo sistema multimedia Chevrolet Mylink que permite conectar los móviles iPhone y Android a una pantalla táctil en color de siete pulgadas para utilizar aplicaciones tan interesantes como un navegador o la radio por Internet.

En materia de seguridad, todos los Chevrolet Trax vendrán con control de estabilidad, 6 airbag y sensor de presión de neumáticos.

Prueba del Chevrolet Trax 1.7 CDTi AWD por Enrique Trillo

Ya va siendo hora de ponerse en marcha y valorar la respuesta del Chevrolet Trax 1.7 CDTi de 130 CV, la única disponible si quieres un Trax movido por gasóleo. Lo primero que me llama la atención es que el motor resulta bastante ruidoso y se muestra muy perezoso a bajas vueltas. Al salir desde parado tienes que pisar el acelerador más de la cuenta y hasta que no gira casi a 3.000 rpm no empieza a dar síntomas de alegría. Pero lo importante es que logra un consumo realmente bajo pa- ra tratarse de una versión 4x4. En este test ha gastado solo 5,4 l/100 km.

 

En ciudad, el Chevrolet Trax 1.7 CDTi me parece muy manejable, ya que tiene unas dimensiones similares a las de un compacto como el Seat León. Por su parte, en carretera siento una pisada estable, lo que le permite pasar por las curvas con serenidad, ayudado por la tracción integral. Pero no puedes pedirle muchos alardes, porque su motor se queda corto. Respecto al tacto del cambio y la dirección, no hay grandes sorpresas. Ambos son correctos y no destacan ni positiva ni negativamente en nada. Cumplen con su cometido, que ya es bastante.

 

El Chevrolet Trax 1.7 CDTi que ves en las fotos es la versión AWD (es decir, con tracción 4x4), que  cuesta 1.950 euros más que la FWD (Front Wheel Drive), así que hay que plantearse seriamente si mere ce la pena invertir ese dinero.

La tendencia de ventas de es te reducido grupo de vehículos está en alza, pero marca que los 4x2 son los favoritos del público. La lógica diría que para un coche con aspecto campero lo ideal es contar con fuerza en ambos ejes, como en este caso, pero con unos paragolpes tan bajos como los del Trax, rápidamente vas a rozar en los badenes: no te puedes permitir demasiados lujos fuera del asfalto. Por este motivo parece lógico que las versiones con tracción delante ra, además de más económicas, sean las más recomendables...

Lecturas recomendadas

Todo sobre

Chevrolet Trax Trax

Buscador de coches