Prueba

BMW Serie 4: ya lo hemos probado

Sara Rodríguez

27/07/2013 - 01:02

Bonito, afilado y rápido. Así es el BMW Serie 4, sin duda el coupé más caliente del año. Probamos por primera vez el poderoso BMW Serie 4 Copué, equipado con el motor 435i gasolina de 306 CV. La marca bávara ha vuelto a sorprendernos, una vez más.

Sin duda, el BMW Serie 4 es uno de los coches más esperados del año, por lo que en cuanto hemos tenido la ocasión os contamos cómo va. En Portugal, y más concretamente en las cercanías de Lisboa hemos podido ponernos ya al volante del Serie 4. Este modelo podrá verse en el Salón de Los Ángeles 2013.

Sin duda BMW ha marcado un punto y aparte tecnológico, y ha dado un paso de gigante con su BMW i3, con elogios generales también a su diseño. Pero la marca también se debe a su tradición, y experta como es en crear modelos de línea elegante y con personalidad propia, presenta el sorprendente BMW Serie 4 Coupé. Audi ya hizo en 2007 con su A5 lo que la firma bávara pretende ahora: las versiones selectas de su gama media reciben denominación propia. La cifra más alta sirve para transmitir que es un modelo superior, y de paso justificar un precio más elevado. De esta manera, de los Serie 3 Coupé y Cabrio surge ahora el BMW Serie 4, y en breve llegará el cuatro puertas BMW Serie 4 Gran Coupe. El Serie 4 Coupé de dos puertas lo tendremos rodando en otoño.

Por supuesto no podemos pasar por alto su parentesco con la Serie 3, por mucho que BMW añada una cifra. Mantiene unas proporciones parecidas, aunque en este caso es 1,4 centímetros más largo y ancho, pero sobre todo 6,7 centímetros más bajo. El Serie 4 tiene voladizos cortos, un capó largo y una trasera claramente diferenciada con la luna muy inclinada. Quien se aplique un poco, tal vez encuentre cierto parecido con el elegante Serie 6 de la generación E24. En general, el espacio interior es parecido, aunque el puesto de conducción es claramente más bajo y vas más cerca del asfalto.

Las plazas traseras ofrecen sitio suficiente y no resultan para nada incómodas. El mullido general es más duro que en la berlina, y los reposacabezas van integrados. Solo irán detrás algo incómodos los muy altos de estatura, que tendrán que inclinar la cabeza. El maletero admite 445 litros (la berlina 480), el respaldo trasero es plegable por partes de serie y, opcionalmente, puede dividirse en tres partes (40/20/40).

BMW Serie 4: motorizaciones

Los motores del BMW Serie 4 son los siguientes: para empezar habrá dos gasolina, el 2.0 de cuatro cilindros con 245 CV para el 428i y el 3.0 de seis cilindros con 306 CV para el 435i, así como el diésel 2.0 de cuatro cilindros y 184 CV para el 420d. Más tarde le seguirá el 420i, modelo base de gasolina 2.0 de cuatro cilindros con 184 CV y el diésel 3.0 de seis cilindros con 258 CV para el 430d, y 315 CV para el 435d xDrive

Una vez más, el modelo BMW 435i de 306 CV que hemos probado nos demuestra lo divertido que puede llegar a ser un seis cilindros en línea. El 3.0 litros brama bajo el capó con una pasión que, por mucho que se empeñen, no tendrán los cuatro cilindros de la última tendencia ‘downsizing’. Un motor mordiente, que estira revoluciones hasta el más allá. Y todo con un sonido entre ronco y robusto. Un bloque que da lo mejor de sí con el cambio automático opcional de ocho velocidades. El chasis proviene lógicamente de la berlina, pero está revisado y ahora es más rígido. Se asienta sobre una vías un poco más anchas (2 mm delante, 1,0 cm detrás) y un bastidor más bajo. El reparto de pesos es perfecto (50:50) y el punto de gravedad está, según dice BMW con orgullo, por debajo de los 500 mm (es el modelo con el punto de gravedad más bajo de su gama de serie).

El BMW Serie 4 rueda en la práctica tal cual lo dice la teoría: muy preciso, estable y ágil. La dirección reacciona con sensibilidad, igual que el ESP. Especialmente con las llantas opcionales de esta unidad, de 19 pulgadas. En ruta, el Serie 4 es mucho más enérgico de lo que hace suponer su elegante silueta. Este 435i debe alcanzar los 100 km/h desde parado en 5,1 segundos, y la velocidad máxima está limitada a 250 km/h. Pero en ningún momento se amotina ni hace que los ocupantes puedan sentirse nerviosos, ya que filtra las irregularidades del asfalto con solvencia (especialmente con su chasis adaptativo opcional, recomendable sin duda).

El nuevo BMW Serie 4 se comenzará a vender en España el próximo 5 de octubre y sus precios son:

- BMW 420d: 41.900 euros.

- BMW 428i: 43.900 euros.

- BMW 428i xDrive: 46.500 euros.

- BMW 435i: 55.200 euros.

- BMW 435i xDrive: 57.800 euros.


Conclusión: BMW se ha apuntado al carril izquierdo... y el BMW Serie 4 es la mejor prueba de ello. Tiene clase, raza y estilo.


Todas las novedades del Salón de Los Ángeles 2013.

Lecturas recomendadas

Buscador de coches

Más de Salón del automóvil de Los Ángeles 2013