Prueba

BMW Serie 2 Active Tourer, ¿éxito o sacrilegio?

Raúl Salinas

05/12/2014 - 10:47

Adaptarse o morir

El BMW Serie 2 Active Tourer que probamos se ha ganado por derecho propio ser la oveja negra de la familia. Es el primer BMW con tracción delantera, el primero que monta motores de tres cilindros y es un monovolumen compacto, con un diseño enfocado más a la practicidad que al poderío y la agresividad típica de los modelos bávaros. He viajado hasta los Alpes austriacos para averiguar si mantiene la calidad, el dinamismo y el lujo del resto de sus hermanos. ¿lo conseguirá? 

En BMW están orgullosos de su producto y como casi siempre, sus argumentos son más que razonables usando la lógica. Su compacto, el BMW Serie 1, siempre ha pecado de una falta de espacio interior importante, en parte por contar con la tracción en el eje trasero que restaba habitabilidad detrás. Por eso y para competir en un sector que parece estar en alza, la marca bávara lanza el Serie 2 Active Tourer.

¿Podían haberlo hecho con tracción trasera? ¿Podrían haberlo hecho con potentes motores de cuatro cilindros? Sí, por supuesto, pero ¿es necesario en un coche pensado para viajar cómodamente y de manera tranquila con la familia del punto A al punto B? Sinceramente, creo que no. Y en BMW no andan con tonterías, si algo no resulta fundamental, no lo hacen. El BMW Serie 2 Active Tourer busca la practicidad y el confort, la eficiencia en consumos y la habitabilidad interior y para esto, la configuración mecánica utilizada es la más eficiente. Otra cosa es que haya gente que le parezca mal que BMW se proponga lanzar este tipo de productos, que en ese caso podríamos discutir largo y tendido.

Prueba BMW Serie 2 Active Tourer: interior

Como te decía, BMW nunca ha presumido de un vehículo con mucho espacio interior, sin tener que irnos a una gama demasiada alta para la mayoría de bolsillos. Pero con el BMW Serie 2 Active Tourer, el espacio interior y la habitabilidad son los protagonistas. Mide 4,3 metros de largo y tiene una distancia entre ejes de 2,67m y gracias a su polémica forma de monovolumen este vehículo tiene de espacio de sobra en todas las filas. Detrás, dos adultos podrán viajar como marqueses.

El maletero me ha defraudado algo, con 468 litros no es todo lo enorme que uno puede esperar en un monovolumen, pero se agradece que sus formas sean muy aprovechables y la altura con el suelo permite cargar bultos pesados sin demasiado esfuerzo. Con los asientos traseros abatidos la cifra sube hasta los 1.510 litros.

Pero lo que más me ha gustado del interior es la calidad de acabados y ajustes. Está a la altura de cualquiera de sus hermanos y además, al ser uno de los BMW recién salido del horno, se respira un ambiente más moderno que en los Serie 1 o Serie 2 con carrocerías 'normales'. El puesto de conducción es ligeramente elevado, algo que sigue muy de moda y que aumenta la visibilidad.

Conducción agradable y dinamismo camuflado para el BMW Serie 2 Active Tourer

Al probar el Serie 2 Active Tourer te das cuenta de que no es tan dinámico como el resto de sus hermanos de gama de propulsión, ni pretende serlo. Dos cosas no me han parecido demasiado acertadas por parte de la marca bávara. La primera y más evidente es la dirección, no es ni de lejos tan directa como la de sus hermanos y en ocasiones sientes que el ele delantero está 'flotando'. El otro factor que no me ha acabado de convencer son unas suspensiones algo blandas y con una ligera tendencia a rebotar en firmes con un asfalto irregular.

Está claro que el coche está pensado para viajar tranquilamente con la familia, pero aún así no hay que olvidar que, sobre el capó, lleva el emblema de una marca que destaca por el dinamismo y el 'te gusta conducir' y con este BMW Serie 2 Active Tourer pierde un poco esa esencia. Como te decía en cuando a comodidad no se le puede reprochar nada, los asientos son maravillosos, el aislamiento acústico de primera calidad y el interior se podría calificar casi como de lujoso. Aunque tiene elementos que algún comprador asiduo a la marca pueda echar en falta, dentro de su segmento, está a otro nivel en cuanto a dinamismo y placer de conducción.

Aquí tienes el vídeo con el 'crash test' de EuroNCAP del BMW Serie 2 Active Tourer

Gama de motores del Serie 2 Active Tourer

El BMW Serie 2 Active Tourer xDrive solo tiene cambio automático

Tres son los motores disponibles en el BMW Serie 2 Active Tourer: dos gasolina y un diésel. La gama comienza con el motor de tres cilindros que estreno en su día el BMW i8, pero tranquilo, la base es la misma, el resto no. El BMW 218i Active Tourer monta un motor de 1.500 centímetros cúbicos con una potencia de 136 CV y un sorprendente par de 220 Nm desde tan sólo 1.250 rpm. La sobrealimentación biturbo es la responsable de esta cifra de par, que se puede ver aumentada en un breve espacio de tiempo hasta los 230 Nm gracias a la función Overboost.

El resto de la gama la completa el cuatro cilindros biturbo de dos litros y 231 CV y la versión diésel, un cuatro cilindros también de dos litros y 150 CV. A partir de otoño la gama crecerá de una manera importante con la incorporación de otro motor de gasolina, el 220i de 184 CV y dos versiones diésel, el 216d y el 220d, previsiblemente contarán con el mismo nivel de potencia que en el resto de la gama, el primero con 116 CV y el segundo con 184 CV. Durante el otoño, las dos versiones más potentes de la gama podrán equipar el sistema de tracción integral xDrive.

Durante la jornada de prueba del Active Tourer por los Alpes austriácos y alemanes, he tenido la oportunidad de ponerme a los mandos del BMW 218d y de la versión de gasolina 225i. Voy a empezar por el motor de gasolina. El BMW 225i Active Tourer equipa un motor de cuatro cilindros, dos litros de cilindrada y 231 CV. Es un motor con un funcionamiento muy elástico y que le gusta subir de vueltas, además parece que te lo está pidiendo constantemente. Es destacable su par motor de 350 Nm desde tan sólo 1.250 vueltas y que se mantiene estable hasta las 4.500.

El mejor amigo de este propulsor, ya de por sí muy agradable, es la excepcional caja de cambios de ocho velocidades que viene de serie con este motor. Ya la conocía y es una verdadera delicia. Suave, rápida y que funciona a la perfección, ambos consiguen que este pequeño monovolumen se plante en los 100 km/h desde parado en sólo 6,6 segundos y en las autobahn alemanas, pueda alcanzar los 240 km/h, ¡ahí es nada!

El consumo medio de este motor es de 5,8 litros, una cifra que se puede conseguir, pero que dificilmente alcanzarás, ya que como te digo, con un motor tan elástico da gusto estirar las marchas y dificilmente te podrás resistir, por lo que el consumo, subirá algo, pero muy loco tendrás que ir para subir de los nueve litros, lo cual me sigue pareciendo una buena cifra.

Pero si lo que buscas es ahorro y viajar tranquilo, tu opción es el diésel. El BMW 218d Active Tourer monta un motor de nuevo desarrollo, con cuatro cilindros y dos litros de cilindrada. Es un motor que me ha gustado por su funcionamiento silencioso. Equipado con una caja de cambios manual de seis velocidades es el compañero de viaje perfecto para ahorrar. Anuncia una cifra de consumo medio de apenas 4,1 litros y unas emisiones de 109 gramos por kilómetro. Con una potencia de 150 CV, poco puede luchar en cuanto a prestaciones contra su hermano mayor de gasolina: alcanza los 100 km/h desde parado en 8,9 segundos. Aún así, los 330 Nm de par disponibles desde las 1.750 vueltas aseguran unas prestaciones más que suficientes para la mayoría de situaciones, por ejemplo adelantamientos en vías de doble sentido. Pierde ese tacto deportivo del 225i, pero para un uso racional, que es para lo que está pensado, su comportamiento es intachable.

Un equipamiento excepcional

El BMW Serie 2 Active Tourer no es un monovolumen cualquiera y eso queda claro en la lista de equipamiento, tanto de serie como sobre todo opcional. Ahí es donde el caracter 'premium' sale a la luz. Las unidades de prensa están equipadas con todo tipo de elementos, impensables hasta ahora en un modelo de esta categoría. En cuanto a la electrónica y entretenimiento, el BMW Serie 2 Active Tourer equipará de serie una pantalla de 6,5 pulgadas (8,8 pulgadas de manera opcional) que estará asociada al control BMW iDrive Touch Controller, un sistema muy intuitivo y que permite seleccionar la mayoría de variables del vehículo.

Opcionalmente dispone de un sistema de navegación con conexión a internet y todo el arsenal típico de BMW Connected Drive y de tantos elementos de asistencia que asustan. Mi unidad montaba sistemas como el control de carril, el control de velocidad adaptativo mediante cámaras, el asistente de atascos, el lector de señales de tráfico, faros inteligentes, asistente de aparcamiento, Bluetooth de última generación con audio streaming, 'Head-up display', etc.

En el apartado de confort tampoco se queda corto. El BMW Serie 2 Active Tourer está escalonado en tres gamas, una enfocada al lujo, otra a la deportividad y por último, la versión deportiva M. En el BMW 225i el paquete Avantgarde viene de serie y si quieres gastarte dinero para dejar tu coche 'alicatado' le podrás poner techo panorámico de cristal, tapicería de cuero con asientos eléctricos y calefactables, volante térmico, sistema de audio 'premium'...

Conclusión

En resumidas cuentas puedo decir que los BMW Serie 2 Active Tourer que hemos probado son posiblemente de los mejores monovolúmenes compactos del mercado. Y es que un Active Tourer tiene cosas que le diferencian de un BMW con tracción trasera y si buscas el nivel de dinamismo del resto de gama, no lo encontrarás. Pero a cambio ofrece un alto nivel de confort, un nivel dinámico superior al de sus rivales directos y un interior espacioso y versátil en poco más de 4,3 metros de largo. Personalmente me quedo con su nivel de lujo interior, la calidad de acabados y el equipamiento. Eso sí, todo esto, cómo no, se paga. El BMW Serie 2 Active Tourer  de acceso está disponible por 28.500 euros, mientras que el diésel costará 30.300 euros y la versión tope de gama, el BMW 225i Active Tourer de 231 CV, cuesta 38.600 euros. 

Hemos probado 1 versión del BMW Serie 2

Lecturas recomendadas

BMW Serie 2 225i
  • Tipo de Motor

    Normal

  • Cilindrada

    1.998 cc

  • Par motor

    350 Nm /1.250 rpm

  • Potencia

    231 cv /6.000 rpm

  • Cambio

    Automático

  • Tracción

    Delantera

  • Capacidad maletero

    0 L

  • Aceleración 0-100

    6,8 s

  • Velocidad máxima

    235 km/h

  • Consumo oficial

    7,6/5,0/6,0 l/100km

  • Precio

    38.600

  • Garantía

    2 Años

  • Tipo de combustible

    -

Ver otros acabados de BMW Serie 2 Todo sobre BMW Serie 2

Rivales del BMW Serie 2

Buscador de coches