Prueba

Audi S3 Sedan: el deportivo de cabecera

Alejandro Palomo

22/11/2013 - 11:19

Las nuevas características del Audi S3 Sedan hacen de él el juguete perfecto para el día a día: 300 CV y algo más de maletero gracias a su tercer volumen. Las cualidades idóneas para puntuales necesidades de espacio, o de desahogarte un poquito. Un combinado que llegará la próxima primavera con precios que parten de los 45.500 euros.

Esto es genial. Tengo a un kilómetro de mí una de las mejores carreteras de montaña del mundo: los tramos del rally de Monte-Carlo, y al Audi S3 Sedan esperándome con la puerta abierta. He elegido el sugerente color rojo Misanorot (habrá 12 colores diferentes para su carrocería). Aquí lo tengo...

No te voy a engañar. Siempre he sido muy fan de los 'S' de Audi. Si lo piensas, son los coches perfectos. Aunque para los más salvajes siempre están los 'RS', no significa que los de la 'S' no sean deportivos. ¿O es que 300 CV en un compacto ahora resulta que son pocos?

Esa es la cifra que consigue el bloque 2.0 TFSI del Audi S3 Sedan gracias a un turbo que sopla hasta los 1,2 bares y que soporta hasta 1.000 Cº de temperatura. Su par motor es de 380 Nm y, gracias a ello, puede coger los 250 km/h de forma autolimitada, como siempre, y llegar hasta los 100 desde parado en solo 4,9 segundos. Ese es el tiempo mínimo que necesita la versión con cambio S-Tronic de seis relaciones y doble embrague, con el Launch Control activado (también hay una versión manual de seis relaciones). Ambas cajas de cambios poseen una última relación algo alargada, también llamada 'overdrive', para reducir el consumo (que, por cierto, para esa primera versión automática se queda en 6,9 l/100 km y 159 g/km de CO2). Y sí, la tracción 'quattro' es de serie, 'of course'.

Me ha quedado claro: bonito es un rato. El nuevo 'culete' prominente le da, además de más espacio (su maletero cubica ahora 390 litros), cierto plus de elegancia, ¿verdad? Pero claro, recordemos que este no es el Sedan normal; es el Audi S3 Sedan. Sin duda, su apariencia es más gorda respecto al normal. Ayudada, claro, por los nuevos paragolpes, taloneras y escapes cuádruples cromados y una altura al suelo rebajada en 2,5 cm hacia el suelo.

¿Cómo va el Audi S3 Sedan?

Al sentarme en el Audi S3 Sedan todo está en orden. El interior está acabado en negro de toda la gama 'S'. El anagrama S3 en el marco de la puerta, en la instrumentación gris o en sus asientos (el mío llevaba unos normalitos con pétalos de tejido rojo, pero opcionalmente puedes elegir los más pintones, que llevan el reposacabezas integrado y costuras romboides).

Al apretar el botón plateado y rojo de arranque y parada del Audi S3 Sedan no hay un estruendo espectacular. Quizá eso es algo que queda reservado para las versiones 'RS'. Los primeros metros en él realmente pasan como en cualquier A3 normal. No hay apenas ruido y todo transcurre muy suavemente (puedes elegir la suspensión magnetic ride como opción, que va anclada a unas llantas de 19 pulgadas. De serie, son de 18) que contribuye a que todo sea más tranquilo en conducción normal. Voy saliendo del Principado de Mónaco. Aquí este coche se siente como pez en el agua y no desentona nada.

Comienza la carretera secundaria y, con ella, la emoción. Subo el ritmo. Pongo el 'drive select' en el modo 'dynamic'. Reduzco marchas y le doy al gas. Esto corre. ¡Claro que corre!

Las horquillas y curvas cerradas empiezan a sucederse incesamente; una tras otra. Y empiezo a notar algo según me voy confiando más. Quizá sea que está la carretera bastante mojada y que hay muchas hojas en el aslfalto, de esas que dan mucho miedo. Pero noto que las frenadas de su equipo con discos de 340 mm y pinzas negras (rojas en opción) del Audi S3 Sedan requieren un poquito más de antelación de la que creía.

Está claro que el estado de la carretera me influye, pero es que los 1.430 kg de peso en vacío del S3 Sedan se hacen notar en un coche de su segmento y, en una carretera estrechita como esta, no parece todo lo ágil que esperaba. Además, lleva el 59% de su peso sobre el eje delantero y, claro, en un coche de tracción integral y estas condiciones, el subviraje aparece a la primera de cambio cuando vas atacando horquillas todo el rato. Y eso que su dirección de ángulo progresivo ayuda un poco... Eso sí, ¡en las salidas de las 'paellas', es un auténtico tiro!

Hay otra cosa que también me extraña. Las válvulas del sistema AVS del escape se alzan al darle 'caña' y el sonido aumenta, pero desde luego noto una gran falta de reverberación y 'drama' en sus notas. Sobre todo, desde el interior. Tienes que abrir las ventanillas si quieres un poco más de emoción.

¿Por todo lo demás? Este Audi S3 Sedan es, sin lugar a dudas, un coche de un equilibrio casi perfecto entre potencia y usabilidad. Corre mucho y su consumo es lo suficientemente comedido como para usarlo como coche a diario, claro. De hecho, está para eso. Y más ahora, con este plus de maletero. Prestaciones, elegancia y cierta discrección: en realidad esos son los valores de los productos 'S' de la firma de los aros. Sin más. En definitiva, todo un señor 'deportivo de cabecera' si es lo que pedimos, que llegará la próxima primavera por 45.500 euros en su versión manual. Si prefieres la caja S-Tronic, que será lo más seguro, el precio se quedará en 46.000 euros justos.

Lecturas recomendadas

Imagen de perfil de Alejandro Palomo

Alejandro Palomo

Colaborador

No concibo una vida sin coches. Desde los 18 son mi forma de vida y espero que lo sean siempre. Como buen aficionado los clásicos empiezan a llamarme

Todo sobre

Audi A3 S3 Sedan

Acabados de Audi S3 Sedan 2013 más populares:

Ver todos los acabados

La valoración de Auto Bild

7,5

Todo sobre Audi A3

Buscador de coches