Prueba

Prueba del Peugeot 3008 Hybrid4

Vicente Cano

06/09/2011 - 13:30

Prueba de conducción del Peugeot 3008 Hybrid4, el primer híbrido diésel del mundo que llegará a finales de 2011 y hará de la versión ecológica del crossover francés uno de los familiares más económicos, lujosos y flexibles del mercado.

Hasta ahora, y a pesar de que puede verse con profusión por las carreteras de Francia, el Peugeot 3008 Hybrid 4 ha tenido una cifra de ventas más bien discreta en España. Sin embargo, esta situación tiene todas las papeletas para cambiar radicalmente cuando hacia finales de año –o comienzos del que viene- llegue a nuestro mercado la versión Hybrid4, el primer híbrido diésel del mundo.

El pasado mes de junio, AUTOBILD.ES se desplazó a Mulhouse (Francia) para probar en exclusiva este modelo, que ya se está ofreciendo en la edición especial de lanzamiento ‘Limited Edition’, con un elevado sobreprecio. El Grupo PSA se ha tomado su tiempo en desarrollar esta tecnología, que anunciaron hace años, pero está claro que su apuesta no es un simple ejercicio de marketing. El paquete Hybrid4 se acopla a la perfección a la arquitectura del Peugeot 3008, ya que no interfiere en el espacio del habitáculo y apenas lo hace en el maletero.

Justo debajo, se encuentra todo el paquete de tracción eléctrico: la batería de Níque Metal Hidruro (Ni-MH), el PTMU (un modulador que gestiona el funcionamiento de los dos motores) y el motor eléctrico síncrono de 27 kW (37 CV). Este último envía toda su fuerza al eje posterior, sobre el que puede aplicar un par continuo de 100 Nm y en llegar a los 200 Nm en los momentos pico. Al volante, el conductor dispone de un mando circular en la consola, con el que puede manipular los parámetros de funcionamiento según cuatro modos de conducción: Auto, ZEV (100% eléctrico, con 4 km de autonomía), Sport y 4x4.

En el primero es el que logra un consumo óptimo bajo cualquier condición, lo contrario que sucede cuando se activa el programa deportivo, con el que el régimen del 2.0 HDi se eleva y el motor eléctrico entrega siempre su par máximo coordinadamente. El Peugeot 3008 Hybrid4 ofrece además cuatro ruedas motrices en todo momento, lo que en el modo 4WD se exprime al máximo con un 40% de par enviado al eje posterior.

El día de la prueba, no hubo ocasión de verificar si -como afirma Peugeot- este sistema permitirá al 3008 Hybrid4 sortear sin problemas de pistas embarradas o ascender por una carretera nevada. Aunque sí pude notar que la función ‘overboost’ que ofrece el modo Sport y la tracción extra quedó patente en las numerosas rotondas inundadas de agua por las que pasamos. El sistema no es capaz de enviar todo el par a una sola rueda, aunque sí de detener cualquier de las del eje delantero o posterior independientemente si es necesario.

Además, el centro de gravedad se ha reducido un poco ‘por culpa’ de las baterías y el motor eléctrico, situados lo más cerca del suelo que se ha podido. Las condiciones tampoco eran las ideales para desentrañar si el consumo real del primer híbrido diésel del mundo –pronto se montará esta tecnología en el Peugeot 508 y en el 508 Silhouette- se aproxima a los prodigiosos 4,0 l/100 km de consumo mixto, homologado con neumáticos de 16 y 17 pulgadas. Lo que sí comprobé es que desde el primer momento en que te subes al 3008 Hybrid4, Peugeot te lo pone fácil para que puedas exprimir el máximo cada gota de combustible, gracias a una pantalla en la que se muestra el estado de funcionamiento y la carga de las baterías. Solamente cuando están al 50%, el modo eléctrico está disponible.

La mayor parte del tiempo de conducción en ciudad, el motor de combustión apenas estuvo en funcionamiento porque partíamos con ‘las pilas a tope’ y, cuando lo hacía, entraba con una suavidad insospechada en un diésel. El motor eléctrico ayuda constantemente tanto en el inicio de la marcha, como en el arranque del motor, lo que hace que el Hybrid4 pueda deslizarse por calles bien pavimentadas sin que el conductor perciba la más leve vibración. Incluso al salir a carretera, el 2.0 HDi permanece desconectado una tercera parte del tiempo. El Crossover se ve ahí claramente beneficiado por el motor eléctrico a la hora de emprender cualquier adelantamiento, donde los más de 100 Nm de par extra se notan.

En Peugeot me dieron una cifra muy interesante: de los 900 km de autonomía que ofrece el 3008 Hybrid4, 163 km le salen gratis al conductor porque se cubren con la energía recuperada de la frenada y las inercias del vehículo. Si, además, te digo que esta versión ecológica viene con un completo equipamiento que incluye pantalla Head-Up entre otros y que su precio base, gracias a no tener que pagar Impuesto de Matriculación se queda en 33.800 euros, seguro que entenderás por qué decía arriba que, de ahora en adelante, puede convertirse en un habitual de nuestras carreteras.

Todo sobre

Peugeot 3008 3008

Acabados de Peugeot 3008 2014 más populares:

Ver todos los acabados
Todo sobre Peugeot 3008

Buscador de coches