Prueba

Abarth 595 50º Aniversario: un respeto a tus mayores

Kike Ruiz

12/11/2013 - 16:32

Solo habrá 299 unidades del Abarth 595 50º Aniversario que homenajea al primer Abarth 595 de 1963 con los mismos colores y el nivel de potencia más alto hasta la fecha: 180 CV de pura diversión. Ya lo hemos probado.

En Abarth están de cumpleaños. Su pequeño Abarth 595 cumple 50 años, ni más ni menos, y eso, claro está, hay que celebrarlo. ¿Cómo? Sacando a la luz una edición limitada a 299 unidades del llamado Abarth 595 50º Aniversario, que como ves utiliza los mismo colores que el genuino de 1963, con la carrocería en blanco y los detalles en rojo. Por eso, todo en esta primera toma de contacto después de que se presentara en el Salón de Frankfurt 2013 tiene un agradable sabor a nostalgia.

Equipado con el motor 1.4 T-Jet, que desarrolla la nada desdeñable cifra de 180 CV, el Abarth 595 50º Aniversario promete sensaciones muy divertidas desde el primer pisotón del acelerador. Este motor va a unido a la caja 'Abarth Competizione' secuencial de cinco velocidades, una transmisión manual pilotada que no acaba de convencerme del todo. Y eso que su funcionamiento no es lento, pero las transiciones, como siempre sucede en este tipo de cajas, no se producen como toda la suavidad que uno espera y siempre acabas cabeceando un poco. Por otra parte, la combinación caja/motor no es exclusiva y ya la han utilizado en los Abarth 695 Tributo Ferrari y Abarth 695 Edición Maserati.

Y es que, esencialmente, los cambios de esta exclusiva edición limitada se quedan en nuevos colores y acabados interiores. Los logos del escorpión y las letras de la versión son una reproducción de las que portaba el modelo de antaño (están realizados a mano). Las llantas del Abarth 595 siguen siendo de 17 pulgadas, con diseño '695 Gris Magnesio', y dentro ellas van alojadas unas pinzas de freno firmadas por Brembo, de cuatro pistones, que muerden unos discos de 305 mm. 

El escape 'Record Monza' está presidido por una válvula de presión con dos posiciones, de modo que una vez sobrepasadas las 3.000 revoluciones, el motor alcanza su estado más álgido y proporciona un sonido más deportivo. Para terminar, por dentro, las tonalidades de sus asientos deportivos de cuero y su salpicadero, también han sido seleccionadas para recordar al 595 original.

Abarth 595 50º Aniversario: ¡al circuito!

Pero vayamos al grano. Estoy en la pista de Balocco, cerca de Milán, y tengo toda una mañana por delante para dar rienda suelta a mis sentidos. Elijo la posición secuencial/manual en la caja de cambios para ser yo quien actúe sobre las levas del volante y acelero a fondo. La respuesta del motor 1.4 T-Jet no se hace esperar. El 595 50º Aniversario sale parapetado hacia delante mientras mis oídos se deleitan con los petardeos del escape cada vez que cambio de marcha.

Llego a la primera frenada fuerte y me tengo que aferrar al volante porque la zaga de este pequeño Abarth se mueve de lo lindo. Es algo buscado especialmente por los ingenieros y que tiene su gracia, pero si vas rápido y deceleras muy fuerte o estás en pleno apoyo, ojo porque la cruzada puede ser de órdago. Previendo este comportamiento, el Abart 595 50º Aniversario se hace ágil y es una fuente inagotable de diversión.

Si no te pasas mucho con los frenos (algo que no suele suceder en un circuito) estos responden bien y te detienen con eficacia. Y la dirección, aunque es eléctrica, está configurada para que ofrezca un tacto firme que es de agradecer, aunque echo un poco en falta que sea más directa.

Pasan las vueltas y poco a poco me voy familiarizando más y más con la pista y con el coche, justo en el momento en el que tengo que dar mi vuelta de refrigeración. Bueno, no ha estado mal y me lo he pasado en grande. Sin duda, un buen tributo para el genuino Abarth 595 de 1963. Si te ha convencido, corre porque solo habrá 299 unidades disponibles.

¿Buscas un punto de vista diferente? Mira la prueba del Abarth 595 Competizione de nuestros amigos de Top Gear.

Lecturas recomendadas

Imagen de perfil de Kike Ruiz

Kike Ruiz

Redactor de AUTO BILD

Buscador de coches