Patrocinado por:

Práctico

La norma del metro y medio: cómo adelantar a un ciclista

La norma del metro y medio: cómo adelantar a un ciclista

Noelia López

17/01/2017 - 10:59

Anota 'a fuego' la norma del metro y medio como clave para adelantar a un ciclista con seguridad. Esa es la distancia mínima que debes dejar entre tu vehículo y la bici que quieres rebasar; si no es posible dejar esa separación directamente tendrás que renunciar a la idea de adelantar.

Para adelantar a un ciclista con seguridad hay una norma básica: la del metro y medio.

Rutas seguras para ciclistas: qué son, dónde están...

La razón la explicaba con claridad Alfonso Treviño, secretario general de la Asociación de Ciclistas Profesionales, a la revista de la DGT: “el mayor riesgo que sufrimos los ciclistas en un adelantamiento es sin duda cuando no se respeta la distancia mínima de seguridad de un metro y medio, máxime si no se reduce la velocidad, produciéndose el efecto sumidero, que puede hacer perder el control de la bicicleta, especialmente con vehículos pesados”.

Los ciclistas también tienen obligaciones. En carretera, tienen que circular lo más a la derecha posible: por el arcén si existe, es “transitable y suficiente”, o si no “por la parte imprescindible de la calzada”, de acuerdo con lo establecido en el artículo 38 del Reglamento General de Circulación. 

Y si son ellos los que rebasan al coche tendrán que respetar igualmente la norma del metro y medio.

Recurrimos a la Dirección General de Tráfico para aprender cómo hay que adelantar a un ciclista en condiciones de máxima seguridad.

Desde Tráfico nos recuerdan que el conductor del coche debe tener en cuenta la anchura, el trazado y el estado de la vía; además de la visibilidad. Pero, sobre todo, tiene que mantener una separación frontal y lateral lo suficientemente amplia como para no molestarle y si tiene que invadir el contrario (está permitido) tendrá que asegurarse de que no hay otras bicis o vehículos circulando por él.

Las obligaciones de los ciclistas

- Los ciclistas sí pueden circular en paralelo, pero en columnas de a dos, salvo en tramos sin visibilidad, con curvas, cambios de rasante, o zonas con niebla.

- El pelotón al completo será considerado como una única unidad, como un mismo vehículo. Su velocidad máxima es de 45 km/h pero podrán superarla en pendientes prolongadas.

- En ciudad, el ciclista debe circular por el centro de su carril, como cualquier otro vehículo. Esto se hace porque en entornos urbanos los coches aparcados en los laterales podrían abrir súbitamente las puertas y favorecer una colisión. Además, el ciclista puede girar a izquierda o derecha (señalizando) convenientemente a su destino.

- Pueden circular por autovías, siempre y cuando esta no lo impida expresamente, pero no por autopistas. Siempre deberán circular por el arcén y su uso estará restringido a mayores de 14 años.

Si el ciclista circula por el mismo carril

- Hay que adecuar la velocidad a la de la bici (el coche siempré será más rápido pero no puedes rebasarle a mucha velocidad pues le harás perder el equilibrio) y mantener una distancia frontal que no suponga una molestia para el usuario que va en bicicleta.

- Tras comprobar que no hay vehículos en el carril contrario, debes indicar (con el intermitente, nunca con el claxón) e iniciar la maniobra asegurándote que mantienes un mínimo de metro y medio de distancia lateral entre tu coche y la bici (de lo contrario podrías golpearla o desestabilizarla).

Importante: si circulas por una calzada en la que ambos sentidos están separados por línea contínua, puedes pisarla y ocupar parte o todo el carril contrario para adelantar al ciclista, siempre y cuando no pongas en peligro a los coches que circulan de frente y permanezcas en el carril el menor tiempo posible.

- Para volver a tu carril, cerciórate de que la distancia entre la trasera del coche y la bici es suficiente. No vayas demasiado despacio o harás que el ciclista tenga que frenar pudiendo sufrir una caída.

Si no es posible realizar el adelantamiento en estas condiciones, el conductor deberá renunciar a la maniobra, reducir su velocidad e, incluso, parar la marcha si fuera necesario.

Recuerda que no cumplir con este procedimiento a la hora de adelantar a un ciclista está considerado falta grave y se pena con 200 euros de multa y la pérdida de cuatro puntos.

Este vídeo lo explica con total claridad:

Si el ciclista viene de frente

¿Qué sucede si quieres adelantar a un ciclista pero de frente llega otro?

La respuesta la encontramos en el artículo 85 del Reglamento General de Circulación en el que se indica que si no puedes dejar una distancia mínima de metro y medio entre ambos ciclistas, no podrás adelantar.

Lecturas recomendadas

Imagen de perfil de Noelia López

Noelia López

Redactora de AutoBild.es

Yo escribo porque pienso que tú me lees

Encuentra lo que necesitas para tu coche

Todo tipo de accesorios

Piezas específicas para tu coche

Productos para su cuidado

Selecciona una categoría:

Encuéntralo

Buscador de coches