Práctico

Cómo cargar el aire acondicionado

Tú mismo puedes cargar el aire acondicionado de tu coche, descubre cómo. Después de un largo invierno es posible que el aire acondicionado de tu coche no esté a la altura de las circunstancias. Pero no es necesario que acudas al taller: Aquí tienes cómo hacerlo.

Para que el aire acondicionado de tu coche funcione a pleno rendimiento es necesario que esté cargado. Puedes acudir a un taller para cargar el aire acondicionado y desembolsar unos cuantos euros. Pero aquí tienes otra opción: en Car And You puedes alquilar una máquina preparada para sustituir la carga de gas y el aceite para el compresor, dejando tu coche listo para el verano en poco más de 40 minutos. La mayor parte del trabajo se realiza automáticamente y solo tienes que seguir unos pasos para cargar el aire de tu coche. Aprende cómo, pero eso sí, ten cuidado al conectar y desconectar las mangueras a los tubos, y vigila la presión. Si lo haces tú mismo, puede costarte la mitad que en un taller convencional.

 

Pasos para cargar el aire acondicionado de tu coche.

Paso 1 para cargar el aire: Recoge la máquina de carga

 

 

Después de firmar el contrato de uso y colocar el coche en uno de los boxes de Car And You, tendrás que acercarte al mostrador de repuestos a buscar la máquina para cargar el aire acondicionado de tu vehículo.

 

Paso 2 para cargar el aire: Localiza las entradas del circuito

 

 

Las tomas de entrada de las tuberías del circuito tienen un tapón que debes desenroscar. La tubería más ancha es la de la baja presión y la fina,  la de alta. Suelen estar a la vista, pero si no las encuentras, consulta al asesor. Algunos modelos (por ejemplo, el Mégane II) pueden tener una sola toma para el gas refrigerante.

 

Paso 3 para cargar el aire: conecta las mangueras a las tomas del circuito

 

 

 

Después de enchufar la máquina de cargar el aire acondicionado, tendrás que conectar las mangueras a las tomas de alta 
y baja presión del circuito. El marcador central de la máquina señala la presión de funcionamiento que debe estar entre 8 y 10 bares. Todos los pasos (tanto las mangueras como las llaves de la máquina) deben estar cerrados en el momento previo a la conexión.

 

Paso 4 para cargar el aire: Abre los pasos de acceso al circuito

 

 

 

 

Una vez asegurada la conexión, se abren los pasos de las mangueras (se giran hacia la derecha para abrir). Primero uno y después el otro, nunca a la vez. Es importante abrir los pasos sólo lo justo, para que no se dañe el obús de la tubería y se salga el gas refrigerante al  desconectar las mangueras al final de la tarea. Es suficiente con abrir, hasta que suban algo las agujas de presión de los marcadores. Las llaves de la máquina sí pueden abrirse a la vez.

 

Paso 5 para cargar el aire: Autolimpieza y recuperación del gas


 

El primer ciclo es el de autolimpieza y recuperación del gas viejo. Abre los pasos de alta y baja presión de la máquina y pulsa el botón verde. Cuando termine la autolimpieza, abre la válvula verde para recuperar el gas. En un lado de la máquina está el depósito de aceite viejo: abre la  válvula de paso al mismo.

 

Paso 6 para cargar el aire: Realiza un vacío

 

 

 

Cuando termine la fase de recuperación, cierra el paso de aceite y anota la cantidad de gas recuperado. Pulsa 'Stop'. Antes de realizar la recarga de aire acondicionado hay que dejar el circuito hermético. Para ello, acciona el botón rojo de vaciado (con símbolo ‘V’) y la máquina te solicitará el tiempo de vacío: debe ser de 20 minutos. Pulsa ‘Enter’ y abre la válvula negra. Cuando termines este paso, habrás superado treinta minutos de utilización de box.

 

Paso 7 para cargar el aire: Presiones

 

 

Al terminar los 20 minutos que dura el proceso de vacío, cierra la válvula negra y comprueba las presiones. Los marcadores de baja y alta presión deben estar estables entorno a -1 bar. Si no es así, y la aguja comienza a subir lentamente, es que hay una fuga en el circuito (Cómo reparar una fuga en el aire acondicionado). Si es tu caso, interrumpe la operación: no debes iniciar la recarga de gas y de aceite para el compresor. En Car And You puedes solicitar una cápsula especial y unas gafas que se utilizan para detectar fugas (consulta al asesor).

 

Paso 8 para cargar el aire: Cantidades de aceite y gas

 

 

Si el circuito de aire acondicionado está hermético, puedes iniciar la carga de gas y aceite. Pulsa el tercer botón de recarga: es rojo y se encuentra debajo del de vaciado. Selecciona si tu coche tiene una o dos tuberías y pulsa ‘Enter’ para cargar el aceite nuevo. Para conocer la cantidad de gas que utiliza tu modelo de coche, busca una pegatina en el motor que lo indique. Otra alternativa es buscar el modelo  en la base de datos de la máquina, que te dará la carga en kilogramos.

 

Paso 9 para cargar el aire: Rellena el depósito de la carga

 

 

 

En un lateral de la máquina, en el mismo lado donde se almacena el aceite viejo, pero en una zona más alta, hay otro pequeño depósito que contiene la carga nueva.

Extrae el depósito de plástico de su lugar en el hueco lateral y comprueba, en las marcas de medida, que contiene suficiente carga para inyectar al circuito la cantidad señalada en el paso ocho.

Antes de inyectar la recarga tienes que abrir la válvula del depósito. El aceite y el gas se cargan, simultáneamente, al presionar el botón de llenado. Cuando la cantidad inyectada (mira la pantalla) llega al nivel adecuado, presiona el botón de 'Stop'.

 

Paso 10 para cargar el aire: Pulsa finalizar y cierra los pasos

 

 

La máquina de recarga del aire acondicionado ha terminado su trabajo. Llegó el momento de presionar la tecla de finalizar. Cierra las válvulas HP y LP de alta y baja presión. Antes de recoger el equipo, haz una comprobación del funcionamiento del aire acondicionado. Cierra también los pasos de las mangueras y arranca el coche.

 

Paso 11 para cargar el aire: Enciende

 

 

Tras cargar el aire acondicionado, enciende el sistema de refrigeración a máxima potencia, espera unos instantes y comprueba que sale frío. Si el caudal de aire es bajo, no olvides revisar el filtro del habitáculo.

 

Paso 12 para cargar el aire: Desconecta

 

 

Con el motor del coche en marcha y el aire acondicionado encendido, presiona ‘1’ en la máquina y verifica que el indicador de alta presión marca entre 8 y 18 bares, y el de baja, de 1,5 a 2,5 bares. Si todo está correcto puedes soltar las mangueras. Para desconectar las tomas, usa unos  guantes por si la tubería de alta presión suelta líquido. Coloca los tapones en su sitio y después cierra el capó. Recoge las mangueras y desenchufa la máquina de la corriente.

 

El aire acondicionado ya trabaja a pleno rendiento, algo fundamental si tienes en cuenta que el exceso de calor aumenta hasta un 22% el riesgo de accidente. ¡Buen viaje!

 

 

ESPECIAL: Consejos para viajar en coche > Consejos para preparar el viaje

 

VALORACIÓN

Su voto: Ninguno Promedio: 4.3 (19 votos)