Práctico

Cómo cambiar las pastillas de freno

El cambio de pastillas es una operación delicada, aunque más fácil de lo que pudiera parecer: con unos conocimientos básicos y siguiendo estos sencillos pasos, pueden estar listas en poco más de media hora. Aunque depende de la forma de conducir de cada uno, una cosa está clara: tarde o temprano hay que sustituir las pastillas de freno. En un taller de bricolaje del automóvil puedes hacerlo tú, con la tranquilidad de tener un mecánico a tu disposición.

El cambio de pastillas es una operación delicada, aunque más fácil de lo que pudiera parecer: con unos conocimientos básicos y siguiendo estos sencillos pasos, pueden estar listas en poco más de media hora. Aunque depende de la forma de conducir de cada uno, una cosa está clara: tarde o temprano hay que sustituir las pastillas de freno. En un taller de bricolaje del automóvil como Car and You, puedes hacerlo tú mismo, pero con la tranquilidad de tener un mecánico a tu disposición. En pocos minutos, las pinzas volverán a morder los discos con la fuerza del primer día.

 

Paso 1

Elige el recambio de pastillas correcto

 

 

Tras  firmar el contrato de uso de las instalaciones, pasa por la mesa de recambios para que te indiquen el modelo de pastillas que necesitas. Para evitar sorpresas, puedes traerlo preparado.

 

Paso 2

Sitúa el coche en el elevador

 

 

 

Tras situar el vehículo bien alineado sobre el elevador, coloca los tacos de goma (2 delante y 2 detrás) entre la plataforma y los bajos.

 

Paso 3

Herramientas

 

 

Tras elevar el vehículo, tendrás que conectar la pistola neumática al cable de la corriente y buscar en el carrito de las herramientas la boca adecuada para las tuercas de la rueda (habitual: 17 o 19 pulgadas).

 

Paso 4

Quita la rueda

 

 

En algunos modelos necesitarás una pieza especial para quitar los tornillos antirrobo. Utiliza  la pistola neumática para aflojar las cuatro piezas en unos pocos segundos. Al final, retíralas con la mano.

 

Paso 5

Gira el disco hacia afuera

 

 

Tras retirar la rueda, te encontrarás directamente con el disco y la pinza de freno. Para tener fácil acceso y trabajar con soltura, gira el disco hacia afuera, hasta el máximo que te permita la dirección. Ahora tendrás a la vista las tuercas de la pinza.

 

Paso 6

Introduce el pistón de la pinza

 

 

Un paso importante antes de retirar la pinza del soporte: introduce el pistón. Pide asesoramiento para saber cuál es la herramienta más conveniente para hacer palanca entre la pastilla y la pinza.

 

Paso 7

Afloja las dos tuercas de la pinza

 

 

 

La pinza del freno está fija al soporte por medio de dos tuercas, una inferior y otra superior. Para separar la pinza necesitarás dos llaves planas del tamaño adecuado: una para sujetar la tuerca por detrás y la otra para soltarla (una hace fuerza hacia arriba, la otra hacia abajo). Una vez que se hayan aflojado las dos tuercas, puedes extraerlas con la mano.

 

Paso 8

Separa la pinza del soporte

 

 

Tras retirar las dos tuercas has completado la parte más difícil de la operación. Ahora llega el momento de separar la pinza del soporte para dejar el juego de pastillas al descubierto. El conducto del líquido de frenos está unido a la pinza, y la sujeta mientras realizas la operación de retirar las pastillas viejas para colocar las nuevas.

 

Paso 9

Desengancha las pastillas viejas

 

 

 

Las pastillas están situadas a ambos lados del soporte de la pinza. Para poder retirarlas es necesario desengancharlas primero de la pestaña metálica que las sujeta por su parte superior.

 

Paso 10

El recambio

 

 

 

El recambio de las pastillas debe ser el adecuado para tu vehículo. Existen una gran variedad de modelos de pastillas en el mercado. Cuando el modelo de pastilla incluye una chapita de sujección nueva, también tienes que sustituirla. Utiliza siempre los tornillos que vienen con el juego nuevo: vienen preparados con una pasta especial.

 

Paso 11

Engancha

 

 

Coloca las pastillas con el chasis mirando hacia afuera. Introduce las pastillas algo ladeadas hasta engancharlas en la chapita superior. Este paso es muy importante: si tienes dudas consulta con el asesor.

 

Paso 12

Coloca la pinza

 

 

Ya tienes las pastillas nuevas en su sitio. Llega el momento de volver a colocar la pinza y repetir el paso siete, pero a la inversa: coloca con las manos las dos tuercas que sujetan la pinza al soporte del freno. Finalmente, emplea las dos llaves para apretar con fuerza.

 

Paso 13

La otra rueda

 

 

Los frenos de la rueda  izquierda ya están listos. Ahora puedes pasar a la derecha y repetir todos los pasos. Antes de volver a colocar las ruedas, avisa a un asesor para que realice la comprobación definitiva.

 

Paso 14

¡Bombea el freno!

 

 

Para mayor seguridad, es mejor que bombees el freno antes de bajar el coche del elevador. Para facilitar el trabajo, baja un poco la plataforma e introduce una mano hasta el pedal del freno. Ahora ya está listo para funcionar.

 

Paso 15

Final: Presiona la pantalla

 

 

Los frenos de la rueda  izquierda ya están listos. Ahora puedes pasar a la derecha y repetir todos los pasos. Antes de volver a colocar las ruedas, avisa a un asesor para que realice la comprobación definitiva.

VALORACIÓN

Su voto: Ninguno Promedio: 4 (6 votos)