Patrocinado por:

Práctico

Tecnología

A bordo del nuevo Audi A8 equipado con Traffic Jam Pilot

Vicente Cano

07/09/2017 - 11:45

Probamos el  asistente de atascos de Audi en un Audi A8 con el sistema AI traffic jam pilot por carreteras alemanas que, por ahora, son el único lugar de Europa donde está permitido este nivel de conducción autónoma


Una de las grandes novedades del Audi A8 2017 es el Traffic Jam Pilot, un asistente de atascos de Audi con el que la marca ha dado un nuevo puñetazo sobre la mesa, tecnológicamente hablando, ya que la berlina de lujo alemana es la primera del mundo en ofrecer a su conductor la posibilidad de olvidarse del tedio de circular en mitad de un atasco. Concretamente, esta función está disponible siempre y cuando se cumplan las cuatro condiciones siguientes: que se circule a una velocidad de 60 km/h y siempre y cuando el vehículo vaya por una vía de varios carriles por sentido con una separación física entre las dos calzadas, no haya semáforos o peatones a la vista del sistema y el tráfico alrededor sea denso. 

El Traffic Jam Pilot de Audi se comercializará con este nombre en España aunque, probablemente, no estará disponible por lo menos hasta bien entrado 2018. Al igual que sucede en el resto de estados de Europa, salvo Alemania, en este caso la tecnología ha ido bastante por delante de la previsión de los legisladores para crear un marco legal que haga posible su utilización. De hecho, en este momento la firma de Ingolstadt tiene el problema añadido de que las normativas de homologación de coches tampoco prevén estándares para validar sistemas de conducción autónoma

Vídeo: La carrocería del Audi A8

Por ahora, solo en Alemania es posible usar el Audi A8 en modo autónomo, ya que aquí, desde junio de 2017, se permite usar coches con funciones parcial o totalmente automatizadas dentro de unos parámetros determinados. Así, hasta aquí he venido para ponerme tras el asiento del copiloto en el A8 con asistente de atascos, tras el volante va a ir en todo momento un ingeniero de la marca que, con arreglo a las indicaciones del propio vehículo, se encargará de ir tomando el control cuando este se lo requiera. Este será el atasco más innovador al que me voy a enfrentar en mi vida. 

Cómo funciona el Traffic Jam Pilot del Audi A8 

El nuevo A8 que equipe asistente de atascos dispondrá de hasta 12 sensores de ultrasonidos en el frontal, cuatro cámaras de 360 grados en la parrilla, trasera y retrovisores, otra en la parte superior del parabrisas, cuatro sensores de medio alcance en las esquinas del coche y otro de largo alcance debajo de la anagrama de Audi, un escáner láser en la parte de delante y, muy importante, una cámara situada en la parte superior del cuadro de instrumentos que se encarga de monitorizar la posición y el comportamiento del conductor constantemente. 

Si se dan las cuatro condiciones anteriormente descritas, el botón Audi AI de la consola central se ilumina en color blanco y aparece un mensaje de texto en el cockpit virtual que indica que esta función está disponible. Si el conductor pulsa el botón, en la pantalla aparece una vista trasera del A8 flanqueado por dos líneas discontinuas y la velocidad de ese momento en números. A partir de ahí, el conductor puede levantar el pie del acelerador y separar las manos del volante, ya que el A8 autónomo tomará el control y, si es necesario, acelerará o frenara incluso hasta pararse por completo para reanudar la marcha después si las condiciones del tráfico lo requieren. 

El tiempo que el conductor puede estar sin tocar el volante variará en cada país con arreglo a lo que estipulen los legisladores, en Alemania este era de 30 segundos, pero el Traffic Jam Pilot del A8 es capaz de estar en uso hasta ocho horas seguidas. Aquí, el pasajero-conductor puede utilizar todos los sistemas de infoentretenimiento del Audi A8, como ver una película o las noticias, aunque debido a que es necesario que la cámara del cockpit detecte sus ojos y cara, no está permitido por ejemplo que lea un periódico o un libro si este le tapa el rostro. Esta cámara es fundamental porque es la que vigila que en todo momento el conductor esté en disposición de retomar los mandos y, si por ejemplo, detecta que lleva con los ojos cerrados demasiado tiempo, empezará a alertarle. 

El Traffic Jam Pilot de Audi advierte al conductor con 10 segundos de antelación, primero, a través de una luz roja intermitente en la parte superior del cuadro de instrumentos, desde donde se emite una pequeña señal acústica al mismo tiempo. Estas señales se hacen más agudas si, pasado ese tiempo, el piloto sigue sin reaccionar, al mismo tiempo que el sistema de sonido baja el volumen del audio y aparece el mensaje de texto “traffic jam pilot: finalizado. ¡Por favor, retomar el control del vehículo!”. A partir de ahí, si el conductor sigue despistado, el A8 empezará a decelerar suavemente al principio, y luego más bruscamente, mientras el cinturón de seguridad se tensa hasta tres veces. 

En una fase siguiente de alerta, el coche entiende que hay un problema de salud en el conductor y pasará a hacer una detención progresiva sin cambiar de carril con las luces de emergencia puestas. El Audi A8 autónomo no puede todavía cambiar de carril por limitación legal, incluso aunque así consiga evitar un accidente, puesto que este solo se corresponde con un nivel 3 de automatización en el que, realmente, el conductor sigue siendo el único responsable del comportamiento del vehículo. 

¿Y cómo conduce el Audi A8 autónomo?

Para empezar, hay que recordar que la velocidad máxima a la que el traffic jam pilot del A8 está disponible es 60 km/h, así que en cuanto la carretera se despeje por delante, el coche pedirá al conductor que retome los mandos. Para que esté disponible este asistente, el vehículo debe ver que está rodeado de otros coches, pero cuando toma los mandos tu A8 se vuelve el automóvil más prudente del mundo: siempre observa una distancia de seguridad más que suficiente y sus aceleraciones y frenadas son progresivas y muy predictivas. Incluso cuando un vehículo se coloca bruscamente delante, el A8 solo aminora la marcha de manera casi imperceptible para volver a mantener una distancia considerable con el de delante. 

Solo se me ocurren dos problemas con este sistema más allá de que por ahora, no es legal equiparlo y usarlo en España. Si el asistente de atascos de Audi detecta que tiene que hacer una frenada de emergencia para evitar un siniestro, la hará inmediatamente y como puede que el conductor no esté atento en ese momento, el susto será morrocotudo. Por suerte, las frenadas de emergencia desde 60 km/h no generan fuerzas g suficientes como para lesionar de gravedad nadie, siempre y cuando vaya sentado correctamente. Por otro lado, dado el estilo de los conductores en ciudades como Madrid, la experiencia me ha enseñado que la generosidad con la distancia de seguridad en medio de un atasco es netamente contraproducente. Quizá, haya que pedir a los ingenieros de Audi que introduzcan un perfil de conducción defensivo hacia los demás en su piloto automático como respuesta... 
 

Lecturas recomendadas

Encuentra lo que necesitas para tu coche

Todo tipo de accesorios

Piezas específicas para tu coche

Productos para su cuidado

Selecciona una categoría:

Encuéntralo

Buscador de coches