Toyota en Le Mans 2017

Así fue el paso de Toyota por las 24 Horas de Le Mans 2017

06/07/2017 - 09:35

Toyota GAZOO Racing WEC es la historia de un sueño, ganar en Le Mans con un híbrido. Lamentablemente, este año no lograron ganar las 24 Horas de Le Mans, pero la marca nipona lo tiene claro: el año que viene, volverán.

En 2005, Toyota anunció su idea de querer competir con un híbrido; un paso que cambiaría para siempre la historia del automovilismo deportivo. Con este tipo de propulsión, el 16 de julio de 2007, el Toyota Supra HV-R se convertía en el primer híbrido de la historia en ganar una carrera (las 24 Horas de Tokachi). Lamentablemente, este año Toyota GAZOO Racing no logró su objetivo de ganar las 24 Horas de Le Mans, a pesar de los buenos resultados que obtuvieron al inicio de la competición, tanto en los entrenamientos como la clasificación y las primeras horas de carrera. Problemas mecánicos impidieron a dos de los tres TS050 HYBRID finalizar la carrera, con el tercero de ellos, el TS050 HYBRID nº 8, finalizando noveno después de sufrir también una avería y perder numerosas vueltas.


El resultado no cumple con las expectativas creadas tanto por la vuelta más rápida de la historia del Circuito de la Sarthe, después de que el jueves Kobayashi batiera el récord de velocidad media 32 años después, como por el buen inicio de temporada, con las dos victorias en las dos primeras citas del WEC 2017. 

 

Toyota en Le Mans 2017
Toyota en Le Mans 2017


Pero ningún sueño se consigue a la primera; y, en 2018, Toyota intentará de nuevo hacer historia ganando con un híbrido las 24 Horas de Le Mans. Además, la marca japonesa no pierde de vista un objetivo más cercano: hacerse con el título de pilotos y de constructores del Campeonato del Mundo de Resistencia (World Endurance Championship -WEC-) de la FIA 2017 después de haber ganado las dos primeras pruebas, las 6 Horas de Silverstone y las 6 Horas de Spa-Francorchamps

Akio Toyoda: "Competimos por crear vehículos cada vez mejores"

El Presidente y CEO de Toyota, Akio Toyoda, ha explicado: "El motivo por el que Toyota participa en competiciones automovilísticas es “crear vehículos cada vez mejores”. Ya en los años cincuenta, Kiichiro Toyoda, mi abuelo y fundador de Toyota, dijo: “Las competiciones automovilísticas son mucho más que entretenimiento. Son vitales para el desarrollo del sector japonés del automóvil. Del mismo modo que los atletas ponen a prueba sus capacidades compitiendo al máximo nivel en los Juegos Olímpicos, los fabricantes de automóviles aprovechan el automovilismo para llevar al límite el rendimiento de los vehículos y superar a los rivales, para así poder descubrir nuevas formas de hacer avanzar las tecnologías de la automoción”.

Desde entonces, eso no ha cambiado. Creo que los entornos más duros, como es el caso de la competición, pueden generar nuevas ideas y la energía necesaria para hacerlas realidad. Si queremos superar nuestros propios límites, el circuito es el mejor lugar para empezar. Las lecciones que nos da la competición nos hacen mejores y más fuertes, tanto a las personas como a los vehículos. Por eso estoy convencido de que los deportes de motor son esenciales para el sector de la automoción".


Toyota TS050 HYBRID

Toyota GAZOO Racing WEC tiene un objetivo claro en mente: ganar en Le Mans con un híbrido. Tras años en el mundo de la competición con este tipo de propulsión, en 2016 el sistema híbrido del TS050 HYBRID fue transformado con relación al TS040 HYBRID para competir en la máxima categoría de híbridos del WEC, que permite emplear hasta 8 MJ (2,2 kWh) de energía eléctrica por vuelta. Por este motivo, los grandes condensadores se reemplazan por una batería de iones de litio, y se revisan los sistemas de refrigeración y de la transmisión. Además, el MGU delantero se cambió de posición para mejorar la aerodinámica y la cinemática de la suspensión. El motor térmico pasó de un V8 atmosférico a un muy eficiente V6 biturbo de 2.4 litros, con inyección directa y 500 CV. La potencia total, con los motores eléctricos, superaba los 1.000 CV.

 

Toyota en Le Mans 2017

 

En 2016 la victoria en Le Mans no pudo ser para Toyota. El mismo Akio Toyoda recuerda el momento. "Tras la decepción de 2016, recibimos el tributo de Porsche y Audi, que nos elogiaron por ponerles las cosas tan difíciles. Porsche declaró: “Competimos juntos durante 24 horas. Codo con codo durante 24 horas. Se ganaron nuestro respeto para siempre”. Lo publicaron, con una imagen de nuestro TS050 HYBRID, en sus redes sociales tras la carrera. Me gustó mucho que estos dos equipos europeos reconocieran por primera vez a Toyota como un auténtico y digno rival".

El siguiente objetivo para Toyota era Le Mans 2017. "El TS050 HYBRID ha evolucionado desde el año pasado, y es aún más potente", explicó Akio Toyoda en un comunicado. Este año, lo único que permanecía sin grandes modificaciones del TS050 HYBRID es el monocasco. Su sistema híbrido tiene una batería de iones de litio aún más desarrollada, y las unidades MGU son más pequeñas y ligeras. El motor V6 biturbo aumenta su rendimiento gracias a un diseño distinto de la cámara de combustión y un aumento de relación de compresión. Para cumplir la normativa vigente este año, el spliter delantero está 15 mm más arriba y el difusor trasero es más estrecho, lo que previsiblemente aumentaría el tiempo por vuelta en varios segundos.

Las esperanzas en el TS050 HYBRID estaban muy bien fundadas, ya que había ganado las dos carreras que se habían disputado hasta la fecha del Campeonato del Mundo de Resistencia (Silverstone y Spa). 

La preparación para Le Mans 2017 de Toyota

Las cosas empezaron muy bien para Toyota GAZOO Racing, al hacerse con la pole position en la 85ª edición de las míticas 24 Horas de Le Mans tras una vuelta de récord protagonizada por Kamui Kobayashi al volante del TS050 HYBRID nº 7 en la segunda tanda de la sesión de clasificación. El TS050 HYBRID nº 7, pilotado por Kamui Kobayashi, Mike Conway y Stephane Sarrazin, comenzaría las 24 Horas de Le Mans 2017 en la primera posición de la parrilla de salida.

El piloto japonés, el segundo piloto japonés en lograr la pole position, firmaba un tiempo de 3 minutos 14.791 segundos, más de 2 segundos por debajo del récord anterior. Además, la velocidad media, de 251,9 km/h, es la más alta en los 94 años de historia de las 24 Horas de Le Mans, por delante de la vuelta de Hans-Joachim Stuck (Porsche) en 1985.


24 Horas de Le Mans 2017: así lo hizo Toyota

El sueño de Toyota parecía cada vez más cercano. Durante 10 horas, el TS050 HYBRID nº 7 aguantó en cabeza de la competición. Lamentablemente, a las 1.15 horas de la madrugada del sábado al domingo se tuvo que retirar a raíz de un problema con el embrague.

 

Toyota en Le Mans 2017


El TS050 HYBRID nº 8 de Sébastien Buemi, Anthony Davidson y Kazuki Nakajima también luchó por la cabeza de carrera durante casi ocho horas, hasta que un problema con el motor eléctrico delantero le hizo tener que pasar dos horas en boxes. Aun así, pudo finalizar la prueba (logrando un noveno puesto), y marcó el mejor tiempo por vuelta hacia el final de la prueba.

El TS050 HYBRID nº 9 de Nicolas Lapierre, Yuji Kunimoto y José María ‘Pechito’ López quedó fuera de la carrera por culpa de un accidente, un impacto trasero por parte de un vehículo LMP2, lo que provocó un pinchazo y dañó el sistema hidráulico. El incidente hizo que el vehículo tuviese problemas con el cambio, lo que le forzó a abandonar la carrera a las 1.35 horas de la madrugada.


La tecnología híbrida de Toyota, de la calle a Le Mans, y viceversa

Al contrario del proceso habitual, la tecnología híbrida nació en los automóviles de producción y de ahí saltó al mundo de la competición. En ambos casos, Toyota fue su creadora e impulsora: en los coches de calle, con el Prius de 1997; y en la competición, con su deseo de llevar a las carreras la tecnología híbrida, expresado en 2005 y materializado desde 2006.

Toyota en Le Mans 2017

“Seis o siete años antes de lanzar el TS030 HYBRID de Le Mans nos dimos cuenta de que nuestro desarrollo de motores de carreras tenía que ayudar a nuestros coches de calle, de lo contrario nuestro esfuerzo no significaría nada. Por ese motivo decidimos traer nuestra tecnología verde, nuestro sistema híbrido, a las carreras, para hacer que nuestros coches fueran más eficientes”, explica Yoshiaki Kinoshita, Presidente de Toyota Motorsport GmbH.

Aunque las necesidades de un coche de competición y uno de serie son muy distintas, la tecnología híbrida persigue el mismo objetivo en ambos casos: obtener el máximo rendimiento energético. En un coche de carreras servirá para lograr el éxito en la pista; en el de calle, para proporcionar a los clientes vehículos que, sin perder todas sus características de confort, calidad y prestaciones, son más respetuosos con el medio ambiente al reducir sus consumos y emisiones.

 

Más de Espacio Toyota