Noticia

Este VW Sharan no es el típico monovolumen, ¡tiene 440 CV!

Ignacio de Haro

21/12/2016 - 11:24

Este Volkswagen Sharan no es el típico monovolumen, ¡tiene 440 CV y además está en venta! Así que si quieres un vehículo de aspecto discreto, con un habitáculo espacioso de siete plazas y unas prestaciones salvajes, presta atención a este vehículo por el que piden 11.690 euros.

Te interesa: Estos dos Volkswagen Golf modificados te dejarán alucinado

Los anglosajones tienen un término preciso para referirse a esta clase de automóviles de aspecto discreto pero modificados para que ofrezcan unas prestaciones salvajes: ‘sleeper’. Esta palabra encaja a la perfección con el protagonista de la noticia, pues aunque no lo parezca por su imagen exterior, este Volkswagen Sharan no es el típico monovolumen, ¡tiene 440 CV! Sí, como lo lees, es un vehículo de corte familiar equipado con un bloque 2.8 V6 de gasolina sobrealimentado con un turbocompresor.

Que sepas, además, que este Sharan con 440 CV está en venta en un conocido portal de subastas por Internet, donde tiene un precio de 11.690 euros, aunque en estos momentos las pujas van por los 7.950 euros. Una suma razonable para un vehículo modificado como este, aunque hay que tener en cuenta que la base no deja de ser un Volkswagen Sharan de primera generación del año 2001, que no son especialmente famosos por su fiabilidad y que además, ha recorrido 228.000 kilómetros desde que abandonó la cadena de montaje.

Cinco prototipos de Volkswagen que no conocías

De esos 228.000 kilómetros, unos 74.000 han sido realizados tras realizar la preparación que elevó el rendimiento y las prestaciones de este Volkswagen Sharan a un nuevo nivel. En el año 2000, Volkswagen sustituyó el anterior bloque VR6 del Sharan, que entregaba 174 CV, por un nuevo propulsor 2.8 V6 también atmosférico pero con 204 CV de potencia. Este bloque podía estar ligado de manera opcional a un sistema de tracción a las cuatro ruedas 4Motion con embrague Haldex, como sucede con el ejemplar que nos ocupa, que puedes ver en detalle en la galería de imágenes.

Tras modificar el propulsor añadiendo un kit de sobrealimentación con turbo Garrett GT30, una línea de escape específica, un kit de inyección de metanol y un intercooler, el bloque 2.8 V6 ha pasado de producir 204 CV y potencia y 265 Nm de par a generar nada menos que 440 CV de potencia. Este torrente de fuerza es gestionado por una caja de cambios manual de seis velocidades que ha sido reforzada para soportar el incremento de potencia. Lo malo es que aunque el monovolumen es funcional y se encuentra en buen estado, según afirma el vendedor en el anuncio (que puedes ver aquí) la preparación todavía no ha sido homologada.

Fuente: CarScoops

Lecturas recomendadas

Ignacio de Haro

Colaborador

Apasionado del mundo de las cuatro ruedas.

Buscador de coches