Noticia

Vídeo: Así se conduce a Kitt, el coche fantástico

Vídeo: Así se conduce a Kitt, el coche fantástico

Enrique León

30/08/2016 - 13:44

Regular Car Reviews publica una prueba muy especial, y es que se trata de ni más ni menos que Kitt, el coche fantástico. En ellas nos hemos dado cuenta que no es tan fácil de conducir como parecería viendo la serie, con un volante peligroso y sin espejo retrovisor.

Seas más grande o más pequeño seguro que has escuchado hablar del coche fantástico. Y es que Kitt fue muy popular en la década de los ochenta, llegando su popularidad incluso al final del siglo XX. Se trataba del coche que conducía Michel Knight en la serie de televisión Knight Rider, toda una leyenda tantos años después. El mismo modelo ha sido probado y grabado en vídeo para el deleite de todos los aficionados a las series del pasado siglo, aunque si no os queréis llevar una decepción quizás no deberíais verlo.

Ha habido muchos coches protagonistas de series y películas que con el paso del tiempo se han convertido en auténticos iconos para los que amamos este mundo de cuatro ruedas. Seguro que todos reconoceríais el Ferrari Testarossa blanco de Miami Vice, o el DeLorean DMC de Regreso al futuro. Es imposible no guardar un rincón en nuestros recuerdos para estos coches que a muchos han acompañado durante su infancia.

Kitt, el coche fantástico es uno de ellos. La serie comenzó a emitirse en 1982 y su último capítulo llegó cuatro años después, en 1986. Pese a estar en antena solo estos cuatro años, ha continuado emitiéndose y haciendo las delicias de los que disfrutaban con Kitt. Y es que este coche junto a Michael Knight se encargaba de limpiar las calles de ladrones, asesinos y todos esos “malos” que salen en las series estadounidenses.

No te pierdas la prueba del DMC DeLorean

El el siguiente vídeo han probado una réplica de este famoso coche. Quienes publican esta prueba son los compañeros de Regular Car Reviews. En ella puede verse como este icono de los años ochenta no es tan fácil de conducir como parecía en la serie, con un volante realmente peligroso y sin espejo retrovisor interior central. Y es que una vez más nos damos cuenta que aquellos sueños de pequeño es mejor que se queden en eso, en sueños.

Lecturas recomendadas

Enrique León

Redactor

Redactor en AutoBild.es

Buscador de coches