Noticia

Toyota 'coquetea' con Trump sin abandonar México

Toyota 'coquetea' con Trump sin abandonar México

Noelia López

11/01/2017 - 10:40

Toyota trata de afrontar las amenazas del presidente electo de EEUU con un doble juego: por un lado, 'coquetea' con Donald Trump; por otro, sigue adelante con sus planes en México. Al anunciar que invertirá 10.000 millones de dólares en el mercado americano en los próximos cinco años espera contar con el beneplácito del presidente sin tener que abandonar México y exponerse a un boicot como el que está sufriendo Ford.

Parece que Toyota ha encontrado la clave para superar su crisis con el presidente electo de EEUU: un doble juego en el que 'coquetea' con Trump sin abandonar sus planes en México.

Donald Trump y su amor por los coches, mira su colección

Toyota fue el último (por ahora) fabricante non grato para Donald Trump.

Hace unos días, los japoneses se sumaban así a la particular lista negra de Trump en la que figuran otras marcas como General Motors o Ford.

Desde el comienzo de su campaña, Trump dejó claro que si era elegido presidente de EEUU acabaría con la libre circulación entre su país y México (llegó a decir que invertir en México era un deshonra). Lo que no sabíamos era que pondría un énfasis especial en castigar a los coches que entran en terreno estadounidense tras ser fabricados en México.

Mientras que General Motors sigue temiendo las represalias por despedir a 2.000 trabajadores en USA, Trump atacaba a Toyota vía Twitter con un claro mensaje: "Toyota ha dicho que construirá una fábrica en Baja California, México, para construir Corollas para EEUU; o construye una planta en EEUU o pagará un arancel mayor".

Toyota dijo entonces que no iba a alterar sus planes. Los japoneses anunciaron en 2015 que empezaban a trabajar para construir una fábrica en Guajanato (y no en Baja California como dice Trump en su tuit) y allí es donde dicen harán el Corolla que se venderá en EEUU. 

Sigue adelante pero, al mismo, tiempo Toyota trata de complacer a Trump anunciado a través de su máximo ejecutivo para EEUU una inversión de 10.000 millones de dólares para el mercado americano en los próximos cinco años.

De esta forma, los japoneses esperan contar con el benepláctico del presidente electo de EEUU y, al mismo tiempo, no enemistarse con los mexicanos para evitar que le suceda como a Ford que tras anunciar la cancelación de su fábrica en México está siendo víctima de un boicot.

El plan económico de Trump contempla establecer un arancel del 35% a los coches importados como medida para desincentivar la deslocalización de empleo hacia un país con unos costes laborales más baratos. También quiere revisar los términos del Nafta, el acuerdo comercial entre Canadá, EE UU y México.

VÍDEO: Donald Trump y su amor por los coches, mira su colección

Para Toyota el americano es un mercado clave para su expansión. Allí mantiene una lucha de poder con fabricantes como Volkswagen y General Motors; de hecho, el Toyota Corolla es el segundo compacto más vendido en USA tras el Honda Civic. Es por eso que mantendrán sus planes en México pero que no quieren entrar en conflicto con el gobierno americano y que no contemplan una reducción de la producción ni del empleo en EE UU, donde tiene 10 plantas manufactureras y da trabajo a 136.000 personas.

Lecturas recomendadas

Imagen de perfil de Noelia López

Noelia López

Redactora de AutoBild.es

Yo escribo porque pienso que tú me lees

Buscador de coches