Noticia

A subasta 7 iconos del Grupo B en sus versiones de calle

Alex Morán

20/06/2017 - 11:38

El próximo 18 de agosto Bonhams sacará a subasta las versiones de calle de 7 modelos que arrasaron en el Grupo B de rallies: Lancia Stratos, Lancia 037 Stradale, Ford RS200, Peugeot 205 Turbo, Audi Sport Quattro S1, Ford RS200 Evolution y Lancia Delta S4 Stradale.

Los ocho coches más espectaculares del Grupo B

El mundo de las subastas de automóviles puede estar generando una burbuja, pero es indudable que está permitiendo volver a la vida a coches míticos y que salgan a la luz auténticas joyas de la automoción. La última remesa en levantar las cejas de los fans es la que subastará Bonhams el próximo 18 de agosto en Quail Lodge: 7 iconos del Grupo B de rallies en sus versiones de calle. Todos ellos son de entre las décadas de los 70 y los 90, y todos ellos pertenecían a un único y afortunado propietario.

VÍDEO: El Rally de Polonia a vista de dron

Abre boca el Lancia Stratos HF Stradale de 1975, con chasis número 8 de los 500 que se fabricaron y cuyo cuentakilómetros apenas registra 12.600 kilómetros. Diseñado por Bertone, es sencillamente inconfundible y con su motor 2.4 V6 de 200 CV originario del Ferrari Dino consiguió ganar los mundiales de 1974, 1975 y 1976. Continuamos con el Lancia 037 Stradale de 1983, la versión de carretera del último propulsión trasera que consiguió ganar un mundial. Era bastante ligero y confiaba en un motor 2.0 de 204 CV. Está incluso más nuevo que el Stratos: menos de 9.350 kilómetros en su odómetro. Para cerrar Lancia, un Delta S4 Stradale con motor 1.8 turbo de 250 CV y casi 300 Nm de par. Solo se fabricaron 200 unidades y ésta en concreto no se ha conducido ni durante 9.000 kilómetros.

Pasamos a Ford, concretamente al Ford RS200, del que su hasta ahora dueño tenía tanto una unidad normal (de las 200 que se fabricaron) como una Evolution (una rareza de la que solo se produjeron 24 ejemplares). La primera utiliza un motor Cosworth 1.8 de 250 CV y solo ha recorrido 8.366 kilómetros. La segunda es una variante embrutecida que monta una versión 2.1 del bloque Cosworth y de la que se dice que podía alcanzar hasta los 600 CV de potencia.

Y para terminar, dos europeos. El primero es un Peugeot 205 T16, con solo 1.113 kilómetros en su haber, y un motor de 200 CV situado en posición central. El segundo, un Audi Sport Quattro 1 de 1985, con 300 CV, algo más de rodaje que el resto (más de 18.000 kilómetros) y con la peculiaridad de lucir la firma de Walter Röhrl en el volante.

Fuente: Carscoops.

Lecturas recomendadas

Imagen de perfil de Álex Morán

Alex Morán

Redactor

Crecí viendo deportivos japoneses en los 90, los echo de menos y me decanto por los import nipones. El Nissan Fairlady Z 432 es mi amor platónico.

Buscador de coches