Noticia

Se olvida el móvil en el techo del coche y…

Se olvida el móvil en el techo del coche y…

QuiqueLeon4

02/12/2016 - 10:37

El protagonista del siguiente vídeo recibe una lección que seguro que nunca olvidará. Olvida su móvil encima en el techo del coche y, por el azar del destino, llega a las manos de un motorista con el que ha sido grosero. ¿Qué pasará?

A veces la vida te enseña una dura lección. Y el protagonista de este vídeo tuvo que aprenderla a costa de su teléfono móvil. Cuando vamos detrás del volante hay que intentar mantener la calma en todo momento y no ser violento en ninguna ocasión, por muy mal que se presenten los acontecimientos. En el vídeo que os dejamos más abajo, se pone de manifiesto que cuanto más groseros seas, peor te responderá la vida. Y si no que se lo digan a este hombre sin móvil

El vídeo comienza con imágenes grabadas desde la cámara que un motorista lleva instalada en su casco. Todo parece normal hasta que el mismo conductor de la motocicleta se ve obligado a frenar a causa de la imprudencia que comete el conductor protagonista. El mismo sale de una vía de servicio para incorporarse a la vía sin ceder el paso al motorista, provocando una situación peligrosa que el conductor de la moto salva a tiempo.

Pero el destino le tenía reservada una lección al imprudente conductor, pues mientras repostaba había colocado su móvil y su cartera en el techo de su coche. Cuando acabó de echar gasolina se montó en su coche y continuó con su viaje, no percatándose de que su móvil y su cartera viajaba encima de su cabeza.

No te pierdas: 'Imprudencia en moto, así no se puede ir en moto'

En el giro brusco que hacía el coche para incorporarse a la vía y entorpecer a la moto la cartera se cayó al suelo. El conductor de la moto pudo verla y frenó a tiempo para cogerla. El mismo motero siguió al coche y viajó un rato detrás del vehículo haciéndole señales para que parara. El grosero conductor del coche no solo no paró, sino que en repetidas ocasiones le contestó de forma maleducada. Claro que imaginamos que lo haría sin saber que el mismo hombre al que le acababa de hacer “una peineta” tendría su móvil en la mano segundos después. ¿Qué pasó finalmente? ¡Dale al play!

Lecturas recomendadas

Enrique León

Redactor

Redactor en AutoBild.es

Buscador de coches