Noticia

Porsche Cayman GT4, la penúltima víctima de Nüburgring

La penúltima víctima del circuito de Nürburgring ha sido un Porsche Cayman GT4. La culpa, en realidad, es del charco de aceite que deja segundos antes un BMW M3 en un drift demasiado abierto. Los dos coches acaban chocando contra el guardarraíl, pero el Porsche se lleva la peor parte...