Noticia

Un policía se denuncia para librarse de otra multa

Un policía que se denunció a sí mismo para librarse de otra multa que le habían puesto por adelantamiento indebido ha sido condenado a tres años de cárcel. El agente falsificó una sanción de aparcamiento. El Tribunal Supremo ha reducido la pena inicial, de cuatro años y medio de cárcel, por no apreciar continuidad delictiva.