Noticia

El plan secreto de EEUU para ser líder en coches autónomos

El plan secreto de EEUU para ser líder en coches autónomos

Noelia López

26/09/2016 - 07:25

Estados Unidos quiere ser líder en el desarrollo de coches autónomos y su implantación en la circulación real. Para conseguirlo cuenta con el apoyo incondicional de su presidente, Barak Obama, y ha elaborado un plan de 15 puntos que, en el siguiente artículo, te contamos uno a uno.

¿Qué es y cómo funciona un coche autónomo?

Estados Unidos quiere ser líder en el desarrollo de coches autónomos y parece que no va a escatimar esfuerzos en su empeño. Para conseguirlo ha elaborado un plan de 116 páginas en las que se ordenan 15 puntos en el que se regulan, entre otras cosas, los protocolos de actuación en caso de accidente y las opciones para evitar el 'hackeo' de los piratas. 

Desde el Departamento de Transporte americano y la National Highway Traffic Safety Administration (NHTSA) aseguran que son unas "primeras recomendaciones sobre las regulaciones que deberían acometer a nivel nacional".

A continuación vamos a desglosar con más detalle los 15 puntos con los que EEUU quiere liderar la conducción autónoma.

1. Registro y difusión de datos

Los fabricantes tienen que estar preparados para registrar todos los movimientos de un vehículo, ya sea en fase de pruebas como cuando circulen en la calle. De esta forma, podrán descubrir problemas en el funcionamiento de los sistemas o fallos que puedan ayudar a esclarecer incidentes como los sufridos por el coche de Google.

2. Privacidad

Con el fin de garantizar la privacidad de los conductores, los fabricantes deberán ser transparentes, ofrecer diferentes opciones sobre la recolección de datos y utilizarlos sólo cuando sea necesario para esclarecer algún asunto importante. 

3. Seguridad del sistema

Para que puedan circular por carretera abierta, los coches autónomos deben estar libres de riesgos que puedan poner en peligro a los integrantes del coche o a los peatones. El sistema debe ser capaz de poner al coche en un modo seguro para sus ocupantes incluso cuando se produce un error eléctrico, electrónico, mecánico o del 'software'.

4. Ciberseguridad del vehículo

Este punto hace hincapié en la necesidad de construir sistemas que sean capaces de aguantar ataques informáticos que puedan afectar tanto al funcionamiento del coche como a la seguridad de los pasajeros.

5. Interacción entre humano y máquina

Estados Unidos quiere garantizar que el coche autónomo sea capaz de informar al ocupante de cinco situaciones: 

- correcto funcionamiento de todos los sistemas

- circulación en modo autónomo

- circulación en modo autónomo no disponible

- fallo en algún sistema del vehículo

- alerta para que el conductor tome el control del vehículo.

6. Riesgos ante un choque

El informe avisa a los fabricantes que deben tener muy en cuenta la posibilidad de que otros vehículos se estrellen contra estos vehículos (el Tesla Model S, por ejemplo, chocó contra un tractor mientras circulaba en modo autónomo). 

7. Educación y entrenamiento del consumidor

El Departamento de Transporte insiste en la necesidad de que los conductores aprendan las diferencias que implica el uso de un vehículo autónomo respecto a un coche convencional. La recomendación es que los fabricantes permitan a los usuarios probar el coche antes de comprarlo e, incluso, ofrezcan cursos de formación.

8. Registro y Certificación

Este apartado explica la necesidad de que los fabricantes de vehículos proporcionen información relevante sobre los vehículos que fabrican. Como el grado de automatización de los coches variará con los años, recomiendan que se proporcione información a los conductores para que le conductor conozca todas las funciones que su coche puede llevar a cabo.

9. Comportamiento tras un accidente

Los fabricantes deben certificar que los elementos críticos para el funcionamiento del vehículo están en perfecto funcionamiento después de un accidente. En caso contrario, el vehículo no debería poder circular.

10. Leyes locales, estatales y federales

Como la legislación cambia en cada estado, e incluso en cada ciudad, cada coche debería ser capaz de cumplir con las leyes del territorio en el que se encuentre. 

11. Consideraciones éticas

Los coches deben atenerse a tras factores al circular: seguridad, mobilidad y legalidad. Aquí se habla de la seguridad del conductor respecto a la de otros conductores o peatones. Por ejemplo, si tuvieras que elegir, ¿a quién matarías con tu coche autónomo?

12. Diseño operacional

En el documento se detalla la necesidad de que los distintos sistemas que regulan el funcionamiento del vehículo estén claramente señalizados. 

13. Detección y respuesta ante objetos y eventos

En este punto se detallan las situaciones en las que un vehículo tendrá que tomar decisiones frente a eventos en la carretera (ya sean peatones, ciclstas, animales u objetos que puedan alterar el comportamiento del coche) o incluso frente a otras condiciones poco usuales como policías dirigiendo el tráfico o trabajadores de emergencias.

Entre las muchas situaciones que detalla el documento se encuentran la necesidad de que los vehículos autónomos sean capaces de ejecutar con seguridad maniobras como la entrada a una autovía, la detección y respuesta ante vehículos estacionados o la navegación en las rotondas.

El vehículo autónomo debería ser capaz de prever los escenarios habituales antes de un accidente (pérdida del control, dos vehículos en una ruta que colisiona, choques de frente o por detrás) para que el coche actúe de manera segura. En caso de no ser capaz de prever esta situación, debería entrar en un modo seguro para evitar riesgos innecesarios.

14. Activar el modo seguro

Los fabricantes deben asegurarse de que sus vehículos cuentan con las herramientas necesarias para entrar en un modo seguro si alguno de los sistemas vitales para el funcionamiento autónomo está dañado. El informe recuerda que es posible que el conductor no esté capacitado para conducir (por falta de atención, por estar bajo los efectos del alcohol, por viajar adormilado...) o que no haya un conductor en el habitáculo. 

15. Métodos de validación

El Departamento de Transporte aconseja que los fabricantes pasen diferentes pruebas para demostrar que sus vehículos autónomos son seguros. Dichas pruebas deberán combinar simulaciones, pruebas en circuitos cerrados así como otras en carreteras y deberán ser llevadas a cabo por fabricantes, proveedores e incluso terceras partes.

Barak Obama, padrino de lujo dle coche autónomo

El coche autónomo puede presumir de tener un padrino de lujo: Barak Obama. El mismísimo presidente de Estados Unidos se ha convertido en uno de los máximos defensores de los vehículos sin conductor y lo hace por una buena razón: está convencido de que son la mejor herramienta para reducir la siniestralidad en carretera.

“Ahora mismo muchísima gente muere en nuestras carreteras. Solo el año pasado fueron 35.200 las víctimas. De los mismas, el 94% lo hicieron a causa de un error humano o una mala decisión. Los vehículos autónomos tienen el potencial para salvar decenas de miles de vidas cada año”, ha escrito Obama en un artículo publicado en Pittsburgh Post-Gazette.

Estados Unidos es uno de los países que más firmemente apuesta por el desarrollo de la conducción autónoma. Desde hace días, los coches sin conductor de Uber recogen pasajeros en Pittsburg. De acuerdo con las declaraciones de Obama, no lo hacen por cuestión de moda: “la tecnología no es tener el último cacharrito o aplicación; la tecnología es hacer que la vida de la gente sea mejor”.

Imagen de perfil de Noelia López

Noelia López

Redactora de AutoBild.es

Yo escribo porque pienso que tú me lees

Buscador de coches