Noticia

Persecución entre policías por exceso de velocidad

Los hechos ocurrieron en una carretera de Florida. D.J. Watts detuvo a punta de pistola a Fausto López, también agente de Policía, porque éste conducía a más de 190 km/h. Según López, él no alcanzó en ningún momento esa velocidad, aunque si reconoció que iba deprisa porque llegaba tarde a su trabajo.