Noticia

Mueren dos niñas tras pasar horas abandonadas en un coche

Mueren dos niñas tras pasar horas abandonadas en un coche

Ignacio de Haro

11/06/2017 - 09:36

Una madre de 19 años de Texas, Estados Unidos, dejó a sus dos niñas intencionadamente en el coche mientras pasaba la noche con sus amigas. Las pequeñas, que permanecieron más de 15 horas en el interior del vehículo soportando temperaturas de más de 30 grados, fueron trasladadas inconscientes al hospital, pero no pudieron hacer nada para salvarlas.

Te interesa: Cinco coches para llevar a los niños al colegio

Amanda Hawkins, la joven de 19 años procedente de Texas que aparece en la fotografía de portada, abandonó a sus hijas en el coche intencionadamente durante horas para pasar una noche de fiesta junto a sus amigos, un acto que por desgracia tuvo las peores consecuencias inimaginables. “Es de lejos el caso más horrorífico de amenaza infantil que he visto en los 37 años que llevo trabajando”, afirma Hierholzer, sheriff de la Policía del Condado de Kerr.

Amanda dejó a sus dos hijas en el coche mientras pasaba la noche en una casa cercana junto a sus amigos. Aunque Brynn y Addyson, las dos niñas de tan solo uno y dos años de edad respectivamente, lloraron durante horas, su madre prefirió ignorarlas incluso cuando sus compañeros le avisaron de lo que estaba sucediendo. Es más, según indica el sheriff Hierholzer, uno de estos jóvenes llegó a dormir en el mismo vehículo a lo largo de esa fatídica noche, pero nunca sacó a las pequeñas de ahí.

VÍDEO: Los mejores coches eléctricos para niños

A la mañana siguiente, aproximadamente al medio día y cuando las temperaturas ya habían superado los 30 grados centígrados, la madre sacó a las niñas del coche en estado de inconsciencia. En ese momento debió de pensar que lo que había sucedido podría traerle problemas, así que decidió no decírselo a nadie. Y así permaneció hasta que un amigo logró convencerla para que las llevara al hospital porque necesitaban ayuda médica urgente. Pero por desgracia, ya era demasiado tarde.

Cuando llegaron al Hospital de San Antonio, su estado era tan grave que los médicos no pudieron salvar a las dos menores y acabaron falleciendo. En un principio, la madre indicó a los servicios médicos que Brynn y Addyson se habían quedado inconscientes tras oler unas flores de un parque, pero más tarde acabó confesando lo que realmente había pasado. Fue arrestada el pasado jueves y permanece en prisión con una fianza de 70.000 dólares a la espera de la celebración de un juicio.

Fuente: Antena3, DailyMail.

Lecturas recomendadas

Ignacio de Haro

Colaborador

Apasionado del mundo de las cuatro ruedas.

Buscador de coches