Noticia

Los mejores motores V10 de la Historia

Aarón Pérez

13/09/2016 - 12:37

Aquí te presentamos los mejores motores V10 de la Historia. En una época en la que se habla de la completa extinción de los motores de diez cilindros, hacer un repaso por los grandes bloques que tantas alegrías nos han dado a los entusiastas es casi una obligatoriedad. Desde Dodge a Lamborghini, varios han sido los fabricantes que se han decantado por estas motorizaciones para dar vida a sus modelos.

No te pierdas: Los cinco coches con motor V10 más baratos

Aquí te presentamos los mejores motores V10 de la Historia. En una época en la que se habla de la completa extinción de los motores de diez cilindros, hacer un repaso por los grandes bloques que tantas alegrías nos han dado a los entusiastas es casi una obligatoriedad. Desde Dodge a Lamborghini, varios han sido los fabricantes que se han decantado por estas motorizaciones para dar vida a sus modelos. 

No solo se habla de extinción de estos motores, sino que también hablamos de la desaparición de algunos modelos emblemáticos que están impulsados por estos motores, como es el caso del Dodge Viper, del que se cree que no habrá un sucesor y del que sus días ya están contados. Superdeportivos, berlinas de alto rendimiento, monoplazas de Fórmula 1 e incluso un puñado de pick-ups y SUV han sido los que han podido disfrutar de estos motores, y en este especial vamos a conocerlos a todos.

Dodge

La primera generación del Dodge Viper alcanzó la producción en 1992 y estaba equipado con un V10 de 8.0 litros, viendo como con el paso de los años, su capacidad se vio incrementada hasta los 8,4 litros, así como su potencia, desde los 400 CV iniciales a los 640 CV que actualmente ofrece. Además, Dodge decidió equipar una Ram 1500 con el V10 del Viper, llegando incluso a evolucionar el propio motor para ofrecer más par y menos potencia para el Ram 2500 y 3500. Su producción se interrumpió en 2002.

Lamborghini

Si alguien sabe de motores V10 es Lamborghini. Cuando Lamborghini pertenecía a Chrysler, entre 1987 y 1994, la compañía encargó a los ingenieros de Sant’Agata Bolognese la fabricación de un motor V10 para el Viper. Más tarde, esos mismos ingenieros decidieron lanzar su propia versión, la que daría vida al Lamborghini Gallardo. Se trataba de un V10 de 5.0 litros con 493 CV, el cual llegaría a 570 en su última fase con 5.2 litros. El Lamborghini Huracán lo sigue equipando y ha evolucionado hasta los 610 CV.

Audi

Cuando Audi compró Lamborghini en 1999, adoptó su motor V10 para modelos como el Audi S6 y S8, más tarde aplicó un sistema biturbo y lo instaló en el Audi RS6, hasta que finalmente llegó la versión V10 de 5.2 litros para el nacimiento del mítico Audi R8. La actual generación sigue compartiendo está mecánica con el Huracán de Lamborghini.

Volkswagen

Volkswagen decidió también desarrollar su propio motor de diez cilindros en V, salvo que, para la ocasión, los alemanes se decantaron por una unidad de gasóleo. Contaba con 4,9 litros de capacidad que más tarde pasarían a ser 5.0 litros, y se ofreció tanto en el Phaeton como en el Touareg. Ofrecía una potencia de 350 CV y 850 Nm de par. 

Porsche

El motor V10 de Porsche fue desarrollado inicialmente para competir en Le Mans y más tarde rediseñado para la Fórmula 1. Sin embargo, ambos proyectos fueron dejados a un lado y el propulsor V10 de 5.7 litros encontró su nuevo hogar en el Porsche Carrera GT. Desarrollaba 612 CV de potencia y era tan veloz que subía de vueltas hasta las 8.400 rpm. Tan solo se produjeron 1.270 ejemplares entre 2003 y 2007.

BMW

Con el objetivo de no ser menos que sus rivales, BMW lanzó su propio motor V10 en 2005. Se trataba de una unidad de 5.0 litros que ofrecía 507 CV y 515 Nm de par motor, siendo empleados en las generaciones E60 del BMW M5 y E63 del BMW M6. En 2010 fueron retirados de producción y las nuevas generaciones de ambos modelos llegaron con unidades biturbo V8 de 4.4 litros.

Lexus

Lexus se tomó su tiempo en el desarrollo de su primer superdeportivo, el LFA, iniciando el desarrollo a principios de siglo y llegando a producción en 2010. El motor elegido fue un V10 de 4.8 litros que ofrecía 560 CV de potencia y 480 Nm de par motor. Tan solo se produjeron 500 ejemplares, los cuales se vendieron en el transcurso de dos años, siendo retirado el motor junto al LFA y sin sucesor hasta la fecha.

Ford

Ford desarrolló su propio motor V10, pero al igual que Volkswagen, también se decantaron por el gasóleo. Este motor de 6.8 litros con 310 CV y 575 Nm de par, que posteriormente llegó a 362 CV y 620 Nm de par, fue equipado en los SUV Excursion, Expedition y Suburban, así como en los F-Series Super Duty y en los E-Series durante más de una década, aunque en la actualidad tan solo se ofrece en los vehículos comerciales.

Aarón Pérez

Colaborador

Apasionado de los coches desde que tengo memoria. Colaborador en Auto Bild.

Buscador de coches