Noticia

Madrid se cargará el tráfico en el centro de la ciudad

Madrid se cargará el tráfico en el centro de la ciudad

Nacho de Haro

03/10/2016 - 14:33

Madrid quiere cerrar al tráfico el centro de la ciudad con la creación de una única Área de Prioridad Residencial (APR) con un perímetro claro y constante que evite sanciones involuntarias. De esta forma, en caso de que el proyecto salga adelante, aliviarían la contaminación y el tráfico en el distrito centro de Madrid.

Te interesa: Carmena no ampliará el SER hasta las doce y fines de semana

No es una noticia nueva, ya te anunciamos hace más de dos años que Madrid cerrará el centro a los vehículos propulsados por fuentes de energía tradicionales. La diferencia ahora es que se podrán en marcha de forma inminente varios estudios para determinar la viabilidad y la extensión de esta medida con la que Madrid quiere cerrar al tráfico el centro de la ciudad. El calendario por el momento no está cerrado, pero las medidas restrictivas se llevarían a cabo una vez haya sido aprobado el nuevo Plan de Calidad del Aire, probablemente en el primer trimestre del próximo ejercicio.

Este fue uno de los compromisos electorales de Manuela Carmena cuando accedió a su puesto al frente del Ayuntamiento de Madrid, por lo que es de esperar que la restricción de tráfico en el centro de la ciudad se haga efectiva antes de que finalice la presente legislatura. El proyecto contempla la creación de una única Área de Prioridad Residencial (APR), en la que se incluirían las tres zonas operativas actualmente en las que salvo contadas excepciones, solo pueden circular los vehículos de residentes.

Radares y contaminación

A las zonas de trafico restringido que funcionan en la actualidad se sumarían otras, que entrarían a formar parte de la nueva y única Área de Prioridad Residencial en Madrid. Es más, en los presupuestos de este año ya está incluida una partida inicial de 300.000 euros para la ampliación de los controles de acceso a los barrios de Justicia y Universidad. La idea es que la gran zona APR tenga un perímetro claro y uniforme, de forma que los “límites sean fácilmente reconocibles, más intuitivos”, señala Paz Valiente, directora general de Sostenibilidad y Control Ambiental del Ayuntamiento de Madrid

Así, además de conseguir rebajar el número de multas involuntarias (aquellas recibidas por conductores que, sin saber que estaban cometiendo una infracción, accedieron a un APR), quieren aliviarla complejísima gestión que exigen tantas excepciones y tanta casuística”, indicó Valiente durante la última Comisión de Medio Ambiente y Movilidad. “Es uno de los temas que queremos abordar ahora y que en este nuevo planteamiento se resuelva (...) para ayudar a los ciudadanos a no incumplir sin tener intención de hacerlo”, añadió.

El proyecto contempla que la Gran Vía actúe como frontera del nuevo Área de Prioridad Residencial dividiendo la ciudad en dos secciones en las que se agruparía a las que ya están funcionando y que se extendería a las calles de los barrios de Sol y Palacio, donde por el momento no hay restricciones. En cuanto a la Gran Vía, Inés Sabanés, delegada de Medio Ambiente y Movilidad del Ayuntamiento de Madrid, señala que su intención es ampliar las aceras para dejar más espacio para los peatones.

Fuente: ElMundo

Ignacio de Haro

Colaborador

Apasionado del mundo de las cuatro ruedas.

Buscador de coches