Noticia

Los antirradares ilegales que se venden en España

Los antirradares ilegales que se venden en España

Noelia López

19/01/2017 - 09:41

Se puede comprobar en muchas tiendas y webs: en España se venden antirradares ilegales. Lo peor, tal y como denuncian Aesleme, es que la mayoría se venden bajo la falsa premisa de que son "100% legales". Desde la asociación de víctimas piden que en la próxima reforma de la Ley de Tráfico se acabe con este vacío legal.

A pesar de que están prohibidos desde 2014, en España se venden antirradares ilegales. La denuncia llega de la mano la Asociación para el Estudio de la Lesión Medular Espinal (AESLEME) que pide que en la próxima reforma de la Ley de Tráfico se ponga fín a ese "vacío legal".

Todo lo que debes saber de los detectores de radar

"Queremos informar y ahondar en una problemática actual, en torno a la venta y uso de dispositivos antirradares, ilegales en nuestro país desde que entró en vigor la última ley de Tráfico, en 2014", dice AESLEME en un comunicado.

Lo hacen justo ahora por dos razones:

- En enero, con las rebajas hay un repunte en las ventas de antirradares

- El nuevo director general de Tráfico, Gregorio Serrano, ha anunciado una que están trabajando en una reforma de la Ley de Tráfico, de manera que quieren empezar a hacer ruido para que en la nueva Ley se acabe con el problema.

Los detectores y los inhbidores son ilegales

De acuerdo con la Ley de Tráfico y Seguridad Vial aprobada en 2014, existen dos tipos de dispositivos antirradares ilegales:

- Detectores de radar: dispositivos que identifican la frecuencia del radar -fijo o móvil- y avisan de su presencia, pero de ninguna otra incidencia de la carretera. Su utilización es ilegal y conlleva una sanción de 200 euros y la pérdida de tres puntos del carnet, aunque paradójicamente su venta está permitida y puede llevarse en el coche, de forma que se han dado sentencias en las que se anulaba la multa y la consiguiente pérdida de puntos, porque no podía demostrarse su uso, al alegar, el conductor, que lo lleva en el coche pero no tenía encendida la función de detector de radar. 

Hay que añadir, que un mismo dispositivo de este tipo puede incluir dos funciones, una legal y otra ilegal, es decir, de ser avisador de radares -algo legal, pues solo te avisa de la información que la DGT publica, sobre la colocación de los radares fijos y la posibilidad de encontrarse uno móvil-  pasa a ser un detector -simplemente cambiando a un modo u otro con una pestañita e incluso, algunos, de forma automática, cuando la velocidad baja de 20Km/h-, por lo que demostrar su uso ilegal, como detector, resulta casi imposible.

De ahí las falsas premisas publicitarias “100% legal”.

- Inhibidor de radares: emite una frecuencia que anula la que emite el radar, es ilegal tanto su venta como su utilización y el mero hecho de encontrarse en posesión de uno de ellos supone una sanción de 6.000 euros y pérdida de seis puntos, además de 30.000 euros de multa para el taller instalador. 

Entonces, ¿qué es legal?

El único dispositivo que alerta de la presencia de controladores de velocidad cien por cien legal es el avisador de radares. Estos son los que que no detectan ni inhiben frecuencias, sino que basan su eficacia en una actualización regular de sus bases de datos.

"El objetivo de Aesleme, como asociación activa en la prevención de accidentes de tráfico es dar a conocer que esta oferta existe y que se están vendiendo actualmente, pese a su uso ilegal en España.  Además, ahora que el director de Tráfico, Gregorio Serrano, ha anunciado una nueva Ley de Tráfico, creemos que es el momento de incluir la prohibición de venta o de posesión de los detectores, como sucede con los inhibidores, para acabar con este vacío legal y estas sentencias mencionadas, en las que el juez dice no poderse demostrar el uso del dispositivo", dicen desde la asociación.

Un avisador legal no podría saber dónde están estos radares móviles de la M-30

Dos ejemplos de antirradares ilegales que se venden en España

Aesleme no se ha quedado en la teoría y aporta dos ejemplos de antirradares que se venden en España. Son estos:

- Kaza DT 380.

De acuerdo con el estudio realizado por la asociación de víctimas, este dispositivo tiene una antena ON/OFF que permite cambiar a modo “avisador” para que no multen al conductor y además lo dice abiertamente: "se le ha dotado de sistemas de invisibilidad ante posibles detectores de radar". Especialmente diseñado para España, también es configurable para otros países Europeos. Para ahondar más se ofrece con suscripción gratuita a servicio de protección/recurso de multas con garantía de reembolso gestionado por Multalia.

Para Aesleme, su descripción es especialmente problemática por estos motivos:

  - Incluye una sección entera, explicando las diferencias entre avisadores y detectores.

- Recomienda utilizar ambos dispositivos conjuntamente.

- Explica que la antena detectora del modelo CDP-DT200 ha sido especialmente diseñada y configurada para recibir las emisiones de los radares utilizados en España.

- Se dice que su uso es 100% legal y añade un link titulado “DGT aprueba el uso detectores de radar” que está fechado a 2010, por lo que hace referencia a la normativa antes de la modificación de la ley de tráfico en 2014.

- Angel Driver F18. 

Su descripción dice textualmente: "el Detector de radares Angel Driver F18 le protege totalmente de helicópteros, radares trampa, trípodes, láser, coches camuflados… No le protege de los detectores Spectre que detectan Detectores de Radar. Este dispositivo NO es una avisador de radares... E incluye también el Modo ocultación del detector".

Sin embargo, añaden al final de la descripción un aviso legal: "el nuevo código de circulación prohíbe cualquier sistema o dispositivo de detección de radares, por lo que Comercial de Publicidad Publipunto S.L.U. no se responsabiliza del uso que se realice con dicho dispositivo". 

Lecturas recomendadas

Imagen de perfil de Noelia López

Noelia López

Redactora de AutoBild.es

Yo escribo porque pienso que tú me lees

Buscador de coches