Noticia

Jaguar XF Sportbrake 2017: 1.700 litros de maletero

Ignacio de Haro

14/06/2017 - 12:00

Para completar la gama de la berlina llega el Jaguar XF Sportbrake, la variante ranchera que cuenta con un techo panorámico de 1,6 metros cuadrados y con un maletero base de 565 litros.

No te pierdas: Jaguar XF Sportbrake, el más práctico de la gama

Al exitoso Jaguar XF se suma ahora el Jaguar XF Sportbrake, la esperada versión ranchera del modelo que combina el ADN dinámico de la marca con una versatilidad interior mucho mayor. Ya se pueden realizar los pedidos y el precio de la variante de acceso del mercado español es de 45.600 euros.

Toma como base la berlina, por lo que a nivel de diseño no hay mucha novedad. Sus líneas limpias y bien definidas siguen presentes, y se ha integrado de maner muy natural la nueva zaga. Las ventanillas laterales van volviéndose más finas a medida que se llega al final de la carrocería, están enmarcadas en cromo, las barras del techo aguantan un peso de hasta 100 kilos y flanquean un cristal panorámico de 1,6 metros cuadrados que otorga una gran cantidad de luz natural al interior. Por último, el alerón remata un enorme portón que divide los grupos ópticos y tiene apertura inteligente.

Vídeo: primer teaser del Jaguar XF Sportbrake 2017

El habitáculo es prácticamente idéntico al del XF normal, con la diferencia obvia de un maletero mucho más capaz. Tiene una capacidad de 465 litros, pero abatiendo la fila de asientos trasera en proporción 40:20:40 se puede ampliar hasta los 1.700 litros. Diversos elementos como los cuatro puntos de anclaje, una cubierta de carga o la red divisoria facilitan asegurar los bultos transportados. Y, por si fuera poco, para mejorar incluso más su capacidad de carga, todos los Jaguar XF Sportbrake tiene una capacidad de remolque de entre 1.900 y 2.000 kilos, tiene disponibles dos opciones de bola para remolcar y cuentan de serie con el Tow Assist, un sistema de control de estabilidad.

Este no es sino uno de los múltiples elementos tecnológicos de los que hace gala el británico. La Activity Key es una pulsera que actúa como llave, hay un sistema de purificación del aire para el interior, se puede elegir entre sistemas de infoentretenimiento con pantalla de 8 o 10 pulgadas, hay compatibilidad total con dispositivos Android y Apple, y cuenta con un sistema de control gestual. A esto se suman asistentes de conducción como el control de crucero adaptativo, el Park Assist, el detector de tráfico trasero o el control de ángulo muerto.

La gama estará estructurada en cinco niveles de acabado: Pure, Prestige, Portfolio, R-Sport y S. En cuanto a opciones mecánicas, por parte de los gasolina solo está disponible el 2.0 de 250 CV, quedando el grueso formado por bloques diesel Ingenium: 2.0 de 163 CV, 2.0 de 180 CV, 2.0 de 240 CV y 3.0 V6 de 300 CV. Según cada uno se podrá combinar con caja de cambios manual de seis velocidades o con automáticas ZF de seis u ocho relaciones, así como con propulsión trasera o tracción integral a las cuatro ruedas.

A pesar de ser más pesado que la berlina, el uso intensivo de aluminio en su estructura hace que pese desde 1.660 kilos que, además, están repartidos 50:50 entre ambos ejes. Para mantener el característico dinamismo de los modelos de Jaguar se ha perfeccionado el sistema de dirección asistida eléctrica, se ha reconfigurado la suspensión, opcionalmente hay una amortiguación adaptativa, los automáticos cuentan con un configurador de dirección, suspensión y motor; y los tracción integral utilizan el Intelligent Driveline Dinamics para predecir pérdidas de agarre y repartir el par en consecuencia.

Lecturas recomendadas

Ignacio de Haro

Colaborador

Apasionado del mundo de las cuatro ruedas.

Buscador de coches