Noticia

Coches clásicos

Así es la historia de este Toyota Crown de 1972

Aarón Pérez

17/02/2017 - 11:59

Así es la historia de este Toyota Crown de 1972, un ejemplar que fue comprado nuevo el 1 de febrero de ese año y fue cuidado con esmero durante años por su propietario. En octubre del pasado año fue comprado por el un coleccionista de coches clásicos, quien tiene una relación de amistad con el nieto del propietario original, lo que le permitió conocer todos los aspectos del coche al detalle.

No te pierdas: Esta es la historia del Toyota 2000GT más famoso del mundo

La historia de este Toyota Crown de 1972 está repleta de cuidados meticulosos por parte de su primer propietario, fue guardado a buen recaudo durante años, vendido a un coleccionista de coches clásicos y reunido de nuevo con el nieto del propietario original para poder conocer todos los aspectos del coche al detalle. El Crown fue la oferta más lujosa de Toyota para el mercado británico en 1972.

Fue entregado nuevo a Percy Cole el 1 de febrero de 1972 y a partir de ese momento vivió una vida repleta de cuidados. Su propietario nunca pasó de 50 km/h según afirma su nieto y siempre fue guardado en garaje. Incluso conserva la pegatina original del concesionario en la ventana trasera como excusa para conducir despacio. Está impulsado por un motor de gasolina de cuatro cilindros de 2.6 litros con 140 CV de potencia y 220 Nm de par motor, el cual se asocia a una caja de cambios automática de tres relaciones.

Estos son los 7 mejores Toyota de la historia:

El señor Cole heredó su entusiasmo por el Toyota Crown de su padre, quien era dueño del modelo de la anterior generación. El coche fue mantenido a buen recaudo por su hijo durante una década después de la muerte de Cole, después fue almacenado a buen recaudo, donde ha permanecido hasta octubre del pasado año. 

Es entonces cuando la familia decidió vender el coche, por lo que lo llevaron a un taller cercano. Éste encontró una serie de problemas menores, como unas bombillas fundidas, los frenos traseros de tambor deteriorados y un agujero en el sistema de escape original, aunque la familia no estaba por la labor de invertir dinero en él. El Crown queda entonces aparcado en el exterior del taller hasta que Robin Shepperd lo encuentra.

Shepperd es un entusiasta coleccionista de coches clásicos, y cuando vio este Toyota Crown de 1972 quedó totalmente impresionado por su diseño original, convirtiéndose en el nuevo propietario del coche. A partir de ese momento, el coleccionista se percata de que su amigo Nick Garrick es el nieto del dueño original, contándole la valiosa historia del coche en detalle y reuniéndose con él 45 años después para una sesión de fotos. No te pierdas la galería.

Lecturas recomendadas

Aarón Pérez

Colaborador

Apasionado de los coches desde que tengo memoria. Colaborador en Auto Bild.

Buscador de coches