Noticia

Hacer trompos con un Porsche Carrera GT: ¿amor o dolor?

Hacer trompos con un Porsche Carrera GT: ¿amor o dolor?

Raúl Salinas

02/10/2016 - 10:51

No me cabe duda que el Porsche Carrera GT, con su V10 de Le Mans y sus 612 CV ‘todo atrás’ es un coche perfecto para hacer trompos. Otra cosa distinta es que sea amable hacerlo o que no duela viéndolo en acción. Es una obra de arte y quizás no se merezca sufrir de esa manera, pero te aseguro que al verlo vas a disfrutar mucho.

Hacer trompos con un Porsche Carrera GT no es algo normal: el hyperdeportivo de Porsche de la década pasada es una auténtica maravilla, un coche con espíritu de competición y un sonido que enamora desde el minuto cero. Un coche pensado para correr y para disfrutar como si fuese un prototipo de Le Mans, difícil y exigente, pero absolutamente delicioso. A continuación puedes ver el vídeo de los trompos con el Carrera GT, juzga por ti mismo:

Te interesa: a la venta un Porsche Carrera GT con 244 km

¿Verdad que es una mezcla entre dolor y disfrute? Siempre es una gozada escuchar el sonido del Porsche Carrera GT pero a mi personalmente me duele verlo quemar rueda como un poseso. No me cabe duda que tras esta actuación, el dueño debió dejar los neumáticos en un estado para tirarlos a la basura.

Este espectacular hecho tuvo lugar en el Cars and Coffee de Turín, en Italia. Te recuerdo algunos ‘highlights’ del Porsche Carrera GT: su V10 atmosférico en posición central trasero produce 612 CV y 590 Nm de par. Entrega toda su potencia a 8.000 vueltas, generando un alarido agudo que pone los pelos de punta. Es capaz de acelerar de cero a cien en 3,9 segundos y alcanza los 330 km/h, cifras que ahora no impresionan demasiado pero que si lo hacían en 2003. Sin duda, un coche para tener el garaje con un Euromillón, pero no para estar haciendo trompos con él.

Lecturas recomendadas

Todo sobre

Porsche

Modelos de Porsche más populares

Ver todos los modelos

Buscador de coches