Noticia

Hacer trompos con un Porsche Carrera GT: ¿amor o dolor?

No me cabe duda que el Porsche Carrera GT, con su V10 de Le Mans y sus 612 CV ‘todo atrás’ es un coche perfecto para hacer trompos. Otra cosa distinta es que sea amable hacerlo o que no duela viéndolo en acción. Es una obra de arte y quizás no se merezca sufrir de esa manera, pero te aseguro que al verlo vas a disfrutar mucho.