Noticia

¿Conoces la carretera de la vergüenza?

Se trata de una carretera de doble sentido y cinco kilómetros en la que hay colocadas unas 250 señales de tráfico. Para la construcción de esta vía belga se malgastaron trescientos mil euros, todo para favorecer la circulación de los camiones e impedir a los conductores pisar más de lo debido el acelerador.