Noticia

Coches que no se entendieron: Audi A2

Enrique León

20/09/2016 - 16:54

El Audi A2 estuvo en el mercado hasta 2005. Desde su nacimiento, en 1999, este modelo alemán no recibió la aceptación esperada, y finalmente la marca decidió dejar de venderlo. Por este motivo lo hemos incluido a nuestro especial “coches que no se entendieron”, donde repasamos su historia.

Seguro que muchos esperabais la llegada del Audi A2 a nuestro especial “coches que no se entendieron”, una serie de artículos en donde repasamos la vida de aquellos modelos que no disfrutaron del éxito esperado, que no fueron acogidos por el gran público o que simplemente, no gustaron. El Audi A2 es un caso muy especial también, pues este modelo de los cuatro aros llegó en mal momento, en un tiempo que no estaba escrito para él.

Para poneros en contexto por si no lo conocéis, el Audi A2 nacía en 1999. La clave del alemán era su diseño, pues la marca arriesgaba con una línea redondeada en lo que parecía ser un coche práctico de medidas compactas. Su habitáculo podía alojar hasta a cuatro personas, poniendo en su punto de mira al Mercedes Clase A, el primer escalón en la gama del fabricante con sede en Stuttgart.

A pesar de que Audi no recogió los frutos esperados, en un primer momento el A2 parecía tener el éxito asegurado. Y es que no parecía mala idea llevar un modelo de estas características al mercado, pues recurría a un novedoso chasis fabricado en aluminio que permitía reducir notablemente el peso. Dos años antes de aterrizar en el mercado, en 1997, era expuesto en el Salón del Automóvil de Frankfurt, cita en donde se daba a conocer por primera vez.

No te pierdas: 'Exclusiva: todo lo que se sabe del Audi Q4'

Durante seis años, el Audi A2 mantuvo la compostura en el mercado, aunque el bajo número de ventas provocó que la marca decidiera retirarlo de su oferta. La gama mecánica del modelo era interesante, pues disponía de buenas opciones. Entre las alternativas gasolina encontrábamos el motor de 1.4 litros y 75 CV y el 1.6 de 110 caballos de potencia. Los diésel eran el 1.2 de 61 CV y el 1.4 que se vendía con dos niveles de potencia, 75 y 90 CV.

Audi estudió en 2011 un posible renacer del A2, llevando al mismo salón donde estuvo expuesto por primera vez, la muestra de Frankfurt, un concepto que anticipaba un nuevo modelo inspirado en el A2. Fue bautizado como A2 Concept, y sus características eran similares al modelo que se vendió a principios de 2000. Sus pretensiones eran las de convertirse en una alternativa al A1 más espacioso y urbanita, con unas medidas compactas y más altura que la del utilitario. Pero como el original, este prototipo finalmente no cuajó.

Personalmente, el Audi A2 no es un coche que me guste, pero reconozco que merecía más de lo que realmente se llevó. Era un coche práctico, de interesantes capacidades y muy apto para afrontar la caótica urbe. No era su tiempo, no era el momento, y finalmente el Audi A2 quedó en el olvido.

Lecturas recomendadas

Enrique León

Redactor

Redactor en AutoBild.es

Todo sobre

Audi

Modelos de Audi más populares

Ver todos los modelos

Buscador de coches