Noticia

El coche que nunca comprará Donald Trump

El coche que nunca comprará Donald Trump

Noelia López

22/06/2017 - 08:14

Sabemos que el presidente de EEUU es una apasionado de las cuatro ruedas, pero hay un coche que nunca comprará Donald Trump y es el Ford Focus. ¿La razón? Que Ford ha decidido que la nueva generación del Focus se fabrique en China y desde allí se exporte a EEUU, un movimiento que seguro no gustará nada al señor Trump.

Sabemos que el presidente de EEUU es un apasionado de las cuatro ruedas, pero hay un coche que nunca conducirá Donald Trump y es el nuevo Ford Focus.

Vale que un Focus desentonaría en el garaje de los Trump (por pequeño, queremos decir); pero no es esa la razón por la que el presidente estadounidense le va a coger ojeriza al modelo de Ford, sino porque la marca del óvalo ha decidido que la nueva generación se fabricará en China y, desde allí, será exportado a EEUU.

No hay que tener muy buena memoria para recordar que recién llegado a la presidencia, Donald Trump se enfrentó a todas las marcas de coches que vendían en Norteamérica pero fabricaban sus coches en otros países. Comenzó así una guerra con fabricantes como Ford, Chrysler, General Motors... que en mucho casos terminó ganando el ocupante de la Casa Blanca (sirva como ejemplo el paso atrás que dió Ford al cancelar sus planes de inversión en México, lo que luego le valió un boicot por parte de los compradores mexicanos).

Sin temor (o sí) a las represalias que pueda tomar Trump, Ford ha decidido que la nueva generación del Focus (que saldrá a la venta en 2019) se fabricará en Europa y en China, pero no en EEUU. Para tranquilidad de los trabajadores americanos, los responsables del desarrollo del nuevo Focus han asegurado que este cambio no supondrá peligro para sus puestos de trabajo ya que se les encargará la fabricación de piezas para los modelos que se venden en EEUU.

Respecto a la posición que pueda adoptar el Gobierno de EEUU, desde Ford han asegurado que la inversión que supondrá fabricar el nuevo Ford Focus 2018 en China es mucho menor, de manera que aunque tengan que pagar aranceles más altos por venderlo en el mercado estadounidense les seguirá siendo rentable.

Lecturas recomendadas

Imagen de perfil de Noelia López

Noelia López

Redactora de AutoBild.es

Yo escribo porque pienso que tú me lees

Buscador de coches

Oscar

Yo tampoco compraré un Ford echo en China ,ni ninguna otra marca ,echo en este país ,ha este paso aquí en España se acabará la que industria AUTOMOVILÍSTICA ,

Responder a: Oscar
Conversaciones