Noticia

Un coche que funcionaba con residuos animales

Ciento treinta y cinco kilos de estiércol que hubiesen estado fermentando durante una semana. Hace 41 años, el británico Harold Bate inventó y aplicó en un automóvil un convertidor que reciclaba residuos animales en gas metano, el mismo que se utiliza comúnmente en múltiples puntos del planeta con las siglas comerciales CNG.