Noticia

Aston Martin DB9 2013, más GT que nunca

Enrique Trillo

19/02/2013 - 13:21

El Aston Martin DB9 2013 recibe un importante 'restyling' tanto en el exterior como en el interior. Está basado en la estética del Virage, que lo acerca a la imagen del Vanquish. Monta un motor V12 de 517 CV y cuenta con mejoras en el chasis y el equipamiento.

El Aston Martin DB9 2013 se ha renovado por completo, pero mantiene la esencia de siempre de Aston Martin. Sigue siendo todo un Gran Turismo que rezuma lujo por sus cuatro costados, pero ahora adopta unas líneas que le hacen parecer un poco más ágil y que están claramente tomadas del Aston Martin Virage, cuya producción va a cesar de manera inminente.

Se aprecian claramente los cambios estéticos en el exterior, con una parrilla delantera más grande (inspirada en el superdeportivo One-77), paragolpes más musculosos y faros delanteros bixenón con luces de día LED, que acentúan la fortaleza del frontal. Debido a su diseño, ahora da la sensación de estar posicionado más cerca del asfalto, en parte, por la nueva bigotera delantera; una pieza que, de manera opcional, se puede encargar de fibra de carbono, como parte del paquete exterior 'Carbon Pack'.

En la trasera el Aston Martin DB9 2013 incorpora la estética que estrenó el recientemente sustituido Aston Martin DBS. Da la sensación de ser más ancho y llama la atención el difusor central. Además, añade un 'flip'  más pronunciado en el maletero para mejorar aún más el rendimiento aerodinámico del coche. 

Dentro resulta más elegante y lujoso. Sigue apostando por los mejores materiales y por un gusto en los detalles del que pocos fabricantes pueden presumir. Incorpora la misma piel que ya introdujo el Aston Martin Virage.

Como novedad en este Aston Martin DB9, los compradores podrán optar por unos asientos específicos más ligeros, siempre que se decante por la configuración 2+0 y se monte el interior opcional de fibra de carbono y kevlar. Así, no solo se logra reducir el peso en 17 kilos, sino que se obtiene un mayor soporte en la zona de los hombros para un mayor confort en trayectos largos.

El DB9 2013 introduce la nueva generación de motores AM11 V12, que se basa en la arquitectura 'Gen4 VH' que se ha desarrollado para el nuevo Vanquish, pero que se ha adaptado al carácter del DB9. El resultado es una cifra de par de 620 Nm y una potencia máxima de 517 CV, lo que supone una importante mejora respecto al modelo precedente. Esto ha sido posible porque ahora incorpora el sistema 'Variable Valve Timing' y se han revisado la admisión y la inyección.

En cuanto al chasis, no se pueden pasar por alto las mejoras en el sistema de frenos, ya que monta discos cerámicos de serie -Carbon Ceramic Matrix (CCM)- fabricados por Brembo, cuyo diámetro en la parte delantera es de 398 mm y 360 mm en la trasera. El conjunto supone una reducción de peso de 12,5 kilos respecto a unos frenos convencionales. Pero la mejora no es solo relativa a la ligereza, sino a la optimización dinámica que eso supone debido a la reducción de pesos suspendidos en el tren delantero y la consiguiente ganancia de efectividad de dirección y aceleración.

Además, monta el sistema de suspensión ADS (Adaptive Damping System), que ha sido mejorado con tres modos de conducción: Normal, Sport y Track, en función de si se busca confort o la máxima efectividad.

De serie cuenta con un equipamiento envidiable: llantas de 20 pulgadas, asientos deportivos eléctricos con 'airbags' laterales, navegador, luces automáticas…

El Aston Martin DB9 2013 lleva a la venta desde el mes de octubre del pasado año. En Alemania tiene un precio de salida de 174.994 euros.

Lecturas recomendadas

Imagen de perfil de Enrique Trillo

Enrique Trillo

Dame un coche, un circuito, barra libre y no necesito nada más en la vida.

Buscador de coches