Noticia

A bordo

Así conduce al límite el Ferrari F12tdf

Antonio López

16/10/2015 - 15:22

El Ferrari F12tdf estrena un innovador sistema de dirección de las ruedas traseras conocido como Virtual Short Wheelbase (Reducción Virtual de la Distancia entre Ejes) integrado con otros sistemas de control dinámicos del coche. Según la marca italiana, “garantiza una respuesta de la dirección como un coche de competición mientras incrementa su estabilidad a máxima velocidad”. Descubre en este vídeo cómo funciona el Virtual Short Wheelbase.

El Ferrari F12tdf es la nueva bestia presentada por la marca del Cavallino Rampante. Como una de sus grandes novedades, el F12tdf mejora su paso por curva gracias al incremento del 8% en la medida de los neumáticos delanteros comparada con los traseros. La tendencia natural del coche a sobrevirar como resultado de este cambio de gomas se compensa con el innovador sistema de dirección de las ruedas traseras, conocido como Virtual Short Wheelbase (Reducción Virtual de la Distancia entre Ejes). Este sistema, integrado con otros sistemas de control dinámicos del coche, “garantiza una respuesta de la dirección como un coche de competición mientras incrementa su estabilidad a máxima velocidad”. Así, las velocidades en paso de curva son más altas gracias al significativo incremento de la carga aerodinámica (+87%).

No te pierdas: Ferrari F12 tdf: 799 ejemplares de una bestia con 780 CV

Este incremento del ancho de las llantas delanteras, que pasan de 255 a 275, junto con el incremento del tamaño del canal frontal de 9,5” a 10”, garantiza una aceleración lateral más alta generada por el eje delantero. Eso sí, este mayor empuje provocaría por sí mismo un sobreviraje excesivo en conducción límite, haciendo que el coche fuese más difícil de conducir por los conductores menos expertos. Para evitar esta situación en conductores no profesionales y permitir disfrutar al máximo de sus prestaciones, Ferrari ha desarrollado su nuevo sistema Virtual Short Wheelbase. Gracias a él, el eje trasero está activo, permitiendo a las llantas traseras girar alrededor de un eje vertical. Utilizando controles lógicos de modelo base desarrollados íntegramente dentro de Ferrari, el eje de dirección trasero ajusta automáticamente las ruedas posteriores trabajando un ángulo de giro óptimo en función del ángulo de giro de la dirección, velocidad de dirección y velocidad del vehículo. Según Ferrari, “el Virtual Short Wheelbase mejora la respuesta del coche para así hacerlo más ágil, con una respuesta instantánea que puede apreciarse mejor en carreteras sinuosas y en trayectorias técnicamente más desafiantes, mejorando la estabilidad a altas velocidades”.

Lecturas recomendadas

Imagen de perfil de Antonio López

Antonio López

Colaborador

Colaborador de Tecnología y Estilo de Vida en Autobild.es

Todo sobre

Ferrari

Buscador de coches