Noticia

A bordo

El arsenal tecnólógico del nuevo Renault Mégane 2016

Mónica Redondo

14/12/2015 - 11:34

La nueva versión del Renault Mégane supone la cuarta generación de un modelo que ha batido grandes récords durante sus 20 años de existencia. Esta cuarta generación viene cargada de tecnologías para facilitar la conducción. Entre la tecnología del nuevo Renault Mégane 2016 destaca el chasis 4Control, el sistema R-LINK2 y la visualización 'Head up Display'.

No te pierdas: Al detalle y en acción: así es el nuevo Renault Mégane 2016

El Renault Mégane 2016 representa la cuarta generación de un modelo que ha batido récords a lo largo de sus 20 años de existencia. El Renault Mégane presenta un diseño muy dinámico y ofrece una amplia serie de tecnologías procedentes de segmentos superiores. La tecnología del nuevo Renault Mégane 2016 sitúa al modelo en un nivel más alto, incorporando, en primicia mundial en el segmento C, el chasis 4Control, que ofrece unas prestaciones en términos de seguridad activa y de maniobrabilidad extraordinarias. El placer de conducción también es protagonista, a través de su oferta de conectividad, gracias al sistema R-LINK 2 y su tablet vertical de 8,7 pulgadas. Asimismo, destaca por la posibilidad de personalizar la forma de conducir, mediante la tecnología Multi-Sense. La seguridad sigue siendo, igualmente, un elemento esencial, en virtud de las últimas innovaciones en materia de ayuda a la conducción, todas ellas utilizables de manera muy intuitiva, en particular la visualización Head up Display retráctil en color.  El nuevo Renault Mégane estará disponible en España a partir del mes de enero de 2016, y ya se pueden realizar pedidos.

La tecnología del nuevo Renault Mégane 2016 hace que el modelo se beneficie de la arquitectura modular CMF C/D (Common Module Family), por lo que cuenta con numerosas prestaciones de segmentos superiores, heredadas del Renault Espace y del Renault Talisman, como la visualización Head up Display en color en el parabrisas, el cuadro de instrumentos con pantalla TFT en color de 7 pulgadas reconfigurable, dos formatos de tablet multimedia R-LINK 2 de 7 pulgadas horizontal y 8,7 pulgadas vertical, Multi-Sense y 4Control. 

Conducción conectada gracias a la tablet de 8,7 pulgadas R-LINK 2

Este nuevo modelo está dotado de una pantalla capacitiva que ofrece una sensación táctil similar a la de un smartphone o de una tablet. R-LINK 2 está equipado con reconocimiento de voz para la navegación, el teléfono, las aplicaciones y la radio, para un acceso más sencillo y seguro a las funciones. Este sistema ofrece un manejo intuitivo mediante movimiento naturales, como en una tablet o un smartphone, es decir, con desplazamiento de los iconos por arrastre, lectura de las páginas por deslizamiento o zoom...

Se puede personalizar mediante tres páginas de inicio configurables con widgets y con capacidad hasta seis perfiles,  para disponer de los reglajes de conducción y de vida a bordo favoritos de un modo fácil. El centro de control permitirá activar o desactivar la mayoría de las funciones, incluidas las ayudas a la conducción.

La acústica del sistema de audio ha mejorado gracias a los altavoces, ahora más grandes (de 160 mm de diámetro en lugar de 130 mm) y mejor situados en la parte inferior de las puertas. Por otro lado, la proporción de vehículos equipados con ocho altavoces es mayor. En la versión Bose, los ingenieros de Bose® y de Renault han trabajado codo con codo para elaborar un sonido a medida, específicamente configurado para el nuevo modelo, gracias a un altavoz central implantado de manera óptima en la parte delantera, otros ocho altavoces de alto rendimiento repartidos en el habitáculo y una caja de graves integrada en el maletero. Este conjunto ofrece un sonido preciso, claro y equilibrado y restituye fielmente cada nota, cada detalle y cada matiz de la música.

Conducción personalizable gracias a la tecnología Multi-Sense

La tecnología del nuevo Renault Mégane 2016 incorpora un sistema que permite personalizar la experiencia de conducción al actuar en la respuesta del pedal del acelerador y en la del motor, (y también sobre las leyes del cambio de marchas en el caso de tratarse de una caja de velocidades automática EDC), en la firmeza de la dirección, en el ambiente luminoso del habitáculo, así como en la función de masaje del asiento del conductor cuando está disponible. En la versión Bose y en aquellas con freno de parking asistido, hay un dispositivo Multi-Sense de acceso directo, situado en la consola, que permite acceder a la función en la pantalla R-LINK 2 y disponer así de cinco modos de conducción: Neutro, Sport, Confort, Personalizado, Eco. En la versión GT, un botón R.S. Drive sustituye al botón Eco y da acceso inmediato al modo Sport.

Hay cinco ambientes luminosos asociados: sepia, rojo, azul, violeta y verde. El ambiente seleccionado aparece en la consola central así como en los paneles de puertas delanteras y traseras de las versiones superiores. Va asociada al color de visualización de la pantalla TFT del cuadro de instrumentos y de la pantalla multimedia vertical.

Por otro lado, en relación con la tecnología Multi-Sense, el conductor tiene la posibilidad de personalizar el sonido del motor. Puede elegir entre tres modos: Neutro, Confort y Sport.

Últimas tecnologías de ayuda a la conducción (ADAS) y visualización Head up Display en color

El sistema de proyección en el parabrisas en color, retráctil, mejora la seguridad y el confort del conductor. Ofrece gran legibilidad y facilidad de uso de las ayudas a la conducción (ADAS). Sin apartar la vista de la carretera, la pantalla muestra informaciones útiles: velocidad instantánea, navegación guiada y ayudas a la conducción. El Renault Mégane proporciona seguridad, alerta de posibles peligros y facilita las maniobras. Estas son, en detalle, la tecnología del nuevo Renault Mégane 2016:

Regulador de velocidad adaptativo (ACC)

Ajusta automáticamente la velocidad para mantener una distancia de seguimiento preseleccionada. El radar delantero evalúa la distancia con respecto al vehículo anterior y calcula su velocidad. Después comunica con el motor y el sistema de frenado para adaptar la velocidad y respetar la distancia de seguimiento. El sistema funciona entre 50 y 140 km/h.

Frenada emergencia asistida (AEBS)

Activo entre 30 y 140 km/h, avisa al conductor en caso de riesgo de colisión con el vehículo que le precede. Si no hay reacción por parte del conductor o si esta es insuficiente, los frenos se activan de forma automática para evitar o minimizar la colisión.

Alerta por cambio involuntario de carril (LDW)

Se activa a partir de 70 km/h y avisa al conductor en caso de cambio involuntario de carril, tanto con una línea continua como discontinua. Esta alerta contribuye a la seguridad a bordo ya que avisa al conductor cuando la trayectoria del vehículo podría provocar su salida de la carretera.

Alerta de distancia de seguridad (DW)

Ayuda al conductor a respetar las distancias de seguridad. Un pictograma de alerta aparece bajo la forma de barras en el cuadro de instrumentos o en la pantalla head-up. Dichas barras corresponden al intervalo de tiempo que separa Nuevo Mégane del vehículo que le precede. El sistema funciona entre 30 y 200 km/h.

Alerta de exceso de velocidad con reconocimiento de las señales de tráfico (OSP con TSR)

Gracias a la lectura de los paneles de señalización a través de una cámara, informa al conductor sobre la velocidad reglamentaria de la zona que se está atravesando y propone registrarla como valor para el limitador de velocidad (disponible según país).

Detector de ángulo muerto (BSW)

Este sistema avisa visualmente al conductor de la presencia de un vehículo en el ángulo muerto de uno de los retrovisores, lo que permite unas maniobras de adelantamiento más seguras. El sistema funciona entre 30 y 140 km/h.

Cámara de visión trasera

Al poner la marcha atrás, la cámara transmite en la pantalla táctil una vista trasera del entorno del vehículo.

La imagen se acompaña con un esquema móvil y otro fijo del vehículo para facilitar la maniobra.

Cambio automático de luces largas/cortas (AHL)

Las luces de carretera automáticas permiten detectar, gracias a una cámara, los faros de los vehículos con los que se cruza y las luces traseras de los vehículos a los que se sigue y pasar a luces de cruce. La función puede también tener en cuenta el alumbrado público.

Ayuda al aparcamiento delantera, trasera y lateral

Asiste al conductor cuando realiza las maniobras sin que este delegue la conducción. Para proteger el vehículo, una serie de sensores avisan al conductor en caso de riesgo de colisión en un radio de 360°.

Easy Park Assist (parking manos libres)

Tras ayudar al conductor a identificar una plaza de aparcamiento -midiendo el espacio disponible gracias a sus sensores- el sistema toma el control de la dirección para realizar la maniobra de aparcamiento. El sistema Easy Park Assist asume tres maneras de aparcar: en línea y en batería, tanto a 45º como a 90º. La pantalla central muestra todas las informaciones relacionadas con la maniobra (representación gráfica de la maniobra, cámara de marcha atrás y sensores). En todos los casos, el conductor sigue conservando el control del freno y del acelerador durante la maniobra. El sistema funciona hasta 30 km/h.

4Control en Renault Mégane GT, una primicia en el segmento

Es el primer vehículo del segmento en beneficiarse de esta tecnología. El chasis 4Control, una innovación con firma Renault, gestiona el giro de las ruedas traseras. Este sistema está específicamente creado para este modelo y aporta deportividad, dinamismo y precisión en las curvas.

Lecturas recomendadas

Imagen de perfil de monica.rd

Mónica Redondo

Colaboradora

Periodista por vocación. Mis pasiones: la automoción y la información.

Buscador de coches