Noticia

Airbus Pop.Up, el primer coche-dron de la historia

Alfredo Rueda

10/03/2017 - 12:04

¿Te imaginas viajar de forma autónoma, sin tener que conducir y, sobre todo, sin atascos? Pues el Airbus Pop.Up es, de momento, un vehículo conceptual, pero podría llegar a formar parte de las ciudades del futuro. Con él podrás viajar por tierra o aire y, lo mejor de todo… sin conducir ni pilotar. Un sueño que ojalá algún día se hiciera realidad.

No te pierdas: "El coche volador, ¿una realidad en diez años?"

Seguro que todos hemos pensado alguna vez en cómo poder evitar un atasco. Pues aquí está la solución ideal: el Airbus Pop.Up, el primer coche-dron de la historia. La firma aeronáutica, en colaboración con la marca automovilística Italdesign, ha desarrollado esta interesante solución para el transporte de pasajeros por tierra y aire, totalmente eléctrico y de cero emisiones, diseñado para aliviar el tráfico de las megaciudades más congestionadas.

Y es que las ciudades de hoy en día están seriamente amenazadas por los cada vez más altos y dañinos niveles de partículas nocivas, gracias a unas calles atascadas por vehículos ruidosos y contaminantes.

Vídeo: Airbus Pop.Up, el primer coche-dron de la historia

Según la firma de análisis de tráfico Inrix, los habitantes de Los Ángeles (Estados Unidos) malgastan unas 104 horas al año atrapados en el tráfico, con un coste anual por este motivo en Estados Unidos y Europa que llegará en el año  2030 a unos 330.000 millones de euros. Y es que, en ese año, habrá más de 40 megaciudades en el mundo (con una población de más de 10 millones de habitantes cada una), en las que vivirán más de cinco mil millones de personas.

Presentado al público durante la edición número 87 del Salón del Automóvil de Ginebra, el sistema de Airbus está compuesto por tres conceptos distintos:

-  Una plataforma de inteligencia artificial que, a partir de los conocimientos de su usuario, gestiona las cuestiones más complejas de los viajes ofreciendo escenarios de uso alternativos y garantiza un viaje sin interrupciones.

-  Un vehículo con forma de cápsula de pasajeros diseñado para acoplarse a dos módulos de propulsión eléctrica diferentes e independientes (el módulo terrestre y el módulo aéreo), aunque también se puede integrar en otros medios de transporte públicos como por ejemplo, trenes o hyperloops.

-  Un módulo de interfaz que se comunica con los usuarios en un entorno totalmente virtual.

El Airbus Pop.Up combina la flexibilidad de un vehículo terrestre pequeño de dos plazas con la libertad de un vehículo aéreo con despegue y aterrizaje verticales (VTOL) que de este modo aúna los ámbitos aeroespacial y automovilístico. Su velocidad máxima tanto en tierra como en aire es de 100 km/h y su autonomía es también de 100 km. Sí, es como un ‘todo a 100’… 

El funcionamiento del Pop.Up es sencillo: los pasajeros planifican su trayecto y reservan el viaje a través de una aplicación fácil de usar. Automáticamente, el sistema sugiere la mejor opción de transporte (en función de los conocimientos del usuario, los horarios, la congestión del tráfico, los costes, la demanda de vehículos compartidos, etc...) y acopla el módulo aéreo, terrestre u otros medios de transporte a la cápsula del pasajero según las preferencias y necesidades de este.

El elemento principal de este ‘multi-vehículo’ es la cápsula, que ha sido especialmente diseñada para alojar a los pasajeros. Esta cabina monocasco de fibra de carbono y de tecnología punta mide 2,6 metros de largo, 1,4 metros de alto y 1,5 metros de ancho con un peso en vacío de solo 200 kg. Al acoplarla al módulo terrestre, la cápsula se transforma por sí sola en un coche de ciudad que cuenta con un chasis de fibra de carbono y recibe alimentación de una batería. 

coche_dron_peq

Para viajes en megaciudades en las que exista una importante congestión del tráfico, la cápsula se desconecta del módulo terrestre y se transporta mediante un módulo aéreo de 5 por 4,4 metros impulsado por ocho rotores contrarrotatorios que generan una potencia total de 136 kW. En esta configuración, el Pop.Up se convierte en un vehículo aéreo urbano autopilotado que se aprovecha  para realizar traslados evitando la congestión del tráfico sobre el asfalto.

En cuanto los pasajeros lleguen a su destino, los módulos aéreo y terrestre y la cápsula vuelven por sí solos a unas estaciones de recarga específicas para esperar a los siguientes clientes.

Puesto que existe la posibilidad de combinar la cápsula también con otros medios de transporte público, se puede decir que este curioso vehículo ofrece una experiencia de viaje sin ninguna interrupción. El pasajero puede permanecer durante todo el viaje en la misma cápsula sin tener que cambiar a otros medios de transporte y disfrutar del tiempo del viaje sin preocuparse de nada más.

Lecturas recomendadas

Imagen de perfil de Alfredo Rueda

Alfredo Rueda

Periodista apasionado de todo lo que tenga motor: Coches, motos y ahora, también, cacharritos con alas...

Buscador de coches